“Nadie puede realmente conocer a un artista, desconociendo el día a día de su vida”

Mar Corominas es la autora de Caminando con Joan Ponç, un libro que muestra la vida íntima y real de un artista visto por su mujer. Con esta entrega, la autora abre nuevas líneas de investigación tanto para los estudiosos como para los admiradores de Joan Ponç.

¿Cómo surge Caminando con Joan Ponç?

Se comenta, se escribe sobre la obra de los artistas,  se exponen infinidad de valoraciones, se diserta sobre sus creaciones. Pero su vida íntima permanece en silencio, en un vacío, se desconoce. Está reservado para aquellos que convivimos con él. Nadie puede realmente conocer a un artista, desconociendo el día a día de su vida. Este libro, es un relato sencillo, que da una idea de quien era Joan Ponç.

¿Cómo ha sido el proceso de elaboración del libro?

Volver al pasado, encontrarse de nuevo con un ser que dejó huellas, rescatar los recuerdos más profundos, recorrer los caminos que no han podido ser olvidados. Encontrarse con notas, escritos y dar forma a todo ello.

¿Cómo era la relación entre usted y Joan Ponç? ¿Qué le aportó a Joan Ponç? ¿Joan Ponç a usted?

Intensa, profunda, me introdujo en un mundo desconocido para mí, lejano al que   pertenecía, un mundo en que los ideales prevalecían por encima de cualquier otra cosa. Una vida nada común, difícil a veces, pero apasionante, desbordante. Aprendí de él, al poco tiempo de conocerle, me dijo: voy en un tren a 1.000 por hora, si no me sigues te quedas en el camino. ¡No me lo iba a perder!

Le aporté juventud, pero lo más importante fue compartir sus ideales y ser su compañera tanto en los momentos difíciles como agradables.

¿Qué caracteriza a la pintura de Joan Ponç?

Una nueva forma de expresarse, diferente a la de los demás artistas, no siguió modas, siguió un camino personalísimo. El artista ha de ser creador, único en su género, con características propias surgidas de su imaginación y con la capacidad de plasmarlas en una tela o en un papel.

¿Qué otros pintores condicionaron la obra de Joan Ponç?

No fue un pintor quien condiciono su obra, sino un poeta, Joan Brossa, nueve años mayor que él, el cual llevaba ya un recorrido por el mundo artístico. Fue Brossa quien le mostró el surrealismo, le abrió la puerta al automatismo, gracias a ello pudo explorar diferentes caminos, dejando libre su  inconsciente que lo conduciría a una obra onírica, mágica y surrealista.

Hubo otros pintores que fueron también muy importantes: Cezanne por ejemplo, lo consideró el padre del cubismo. Clásicos como Velázquez, Rembrant…

¿De dónde sacaba su inspiración?

De cualquier cosa, de una mancha en el papel, de una película de Fellini, de un espectáculo, de unas conversaciones y, sobre todo, de sus sensaciones. Un creador no  necesita mucho más.

¿Cómo fue su relación con los artistas de su generación? ¿Destacaría alguna por encima de las demás?

Fue por encima de todo un solitario, pero tuvo  relación con otros pintores como: Dalí, Marcel Duchamp, José Luís Cuevas, etc.  En el libro explico anécdotas con ellos.

¿Una obra suya qué destaque por encima de las demás? ¿Por qué?

Es difícil escoger una obra, tal vez el Físico, un óleo que le gustaba especialmente. Una obra difícil de describir, como lo es el surrealismo, el misterio.

Hace poco han coincidido en Barcelona varias exposiciones de Joan Ponç ¿Destacaría alguna por encima de las demás?

La de la Pedrera, por ser la más amplia y representativa, además de la maravilla de poder exponer en un espacio realizado por Gaudí. Pero sin duda, las otras exposiciones han sido también importantes, ya que no solo han acompañado esta exposición, sino que han mostrado otros aspectos de la obra.

¿Qué balance hace de estas?

Muy  positivo. Han acudido muchas personas que desconocían su obra y la han podido apreciar. Se han agotado los catálogos que ha realizado la Pedrera, hecho que no sucede normalmente.

Finalmente, ¿qué van a encontrar los lectores en Caminando con Joan Ponç?

La vida íntima y real de un artista visto por su mujer, la locura y la pasión por la creación, la descripción de una época. Una forma diferente de entender la vida. El conocimiento de un artista tan especial como Joan Ponç.

María Cano Rico

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo