Una silla violeta para dar voz a las mujeres indígenas

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, ha instado a los países a sumarse a una campaña para promover los derechos de las mujeres indígenas y alentar su participación en las discusiones sobre políticas, para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible del Hambre Cero.

“Pedimos a los países que den un paso adelante y garanticen la participación las mujeres indígenas en los procesos de formulación de políticas. Sin ellas, no podemos lograr el objetivo del Hambre Cero y no lograremos el desarrollo sostenible”, aseguró Graziano da Silva.

En enero, la FAO lanzó la campaña global para el empoderamiento de las mujeres indígenas para el Hambre Cero con el Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI) y la Agencia de Noticias de Mujeres Indígenas y Afrodescendientes (NOTIMIA).

Un punto destacado de la campaña ha sido la iniciativa de la “Silla violeta”(#SillaVioleta): un llamamiento a las autoridades, responsables de las políticas, organizaciones, comunidad internacional, mundo académico y sociedad civil para garantizar la participación plena y efectiva de las mujeres indígenas en los debates sobre políticas y procesos de toma de decisiones que les afectan a ellas y a sus comunidades.

Para hacerlas visibles, se coloca una silla violeta en cada reunión para resaltar que participa una mujer indígena, o -con demasiada frecuencia- denunciar su ausencia cuando la silla está vacía.

“Colocar una silla violeta en una reunión es un recordatorio simple pero eficaz de que las mujeres indígenas deben tener un puesto en esas mesas de negociación donde se discuten las políticas que afectan a las comunidades indígenas”, señaló Marcela Villarreal, directora de la División de Asociaciones y Cooperación Sur-Sur de la FAO.

Los pueblos indígenas comprenden unos 400 millones de personas en el mundo; y cerca de la mitad son mujeres. Además, juegan un papel importante para acabar con el hambre. A pesar de estas contribuciones, las mujeres indígenas no participan en los procesos de formulación de políticas y toma de decisiones que afectan sus vidas.

A menudo, las políticas de protección social no incluyen sus puntos de vista y necesidades. Y, a pesar de su cúmulo de experiencia, su trabajo, conocimiento y necesidades no se reflejan en las estadísticas.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo