El Black Detox o cómo los alimentos negros influyen en nuestro cuerpo

¿Cuántos años nos habremos propuesto lo mismo: cuidarnos más y hacer deporte? Cada vez nos entran antes las prisas por empezar la famosa operación bikini y, para ello, buscamos cualquier remedio que nos ayude a liberarnos de los excesos que cometemos. El de este año se llama carbón negro, y ya podemos verlo en alimentos: zumos, helados, bizcochos… Alejandro Cánovas, nutricionista del hotel Barceló Montecastillo, revela cuál es el uso debido que tenemos que hacer de este aditivo.

Llaman la atención por su color y apetece probarlos por curiosidad, pero ¿sabes cómo se consigue el color negro de estos alimentos y si es saludable comerlos? El carbón activado es un aditivo en forma de polvo que se obtiene de maderas, cáscaras de nueces o aceitunas y es el ingrediente que tiñe los alimentos de negro. Se ha puesto de moda como un ingrediente más en la cocina y es una de las últimas tendencias en el mundo healthy como ingrediente purificador porque entre sus supuestos beneficios se encuentra la pérdida de peso y la desintoxicación del cuerpo ya que absorbe las toxinas presentes en el organismo.  Pero ¿es realmente beneficioso?

Alejandro Cánovas, nutricionista del hotel Barceló Montecastillo, afirma que “el carbón activado es un compuesto vegetal con una superficie altamente porosa, lo que le convierte en un potente absorbente y hace el efecto de una esponja”. Por lo general, la gente tiende a utilizar esta sustancia para limpiar el organismo a modo detoxificador, por ejemplo, después de un periodo vacacional como las navidades o tras una comida copiosa y poco saludable; pero no olvidemos que nuestro cuerpo ya consta de órganos como el hígado, riñones, cuya función principal es eliminar tóxicos de nuestra sangre, ellos son los verdaderos détox. “Debemos tener cuidado porque un uso frecuente del carbón negro puede ser contraproducente. Una dieta que incluya este polvo negro puede hacer que eliminemos sustancias beneficiosas para el cuerpo como vitaminas, minerales o antioxidante, perjudicando nuestra salud porque esta sustancia no diferencia si lo que absorbe son elementos positivos o negativos para el cuerpo, incluso llegando a producir grandes déficits en minerales y vitaminas”.

Además, Alejandro Cánovas señala que “el carbón negro elimina lo ingerido en el momento, por lo que si decidimos usarlo al día siguiente de una noche en la que hemos bebido grandes dosis de alcohol, o por el contrario hemos cenado más de la cuenta, esta sustancia no tendrá ningún efecto”.  Por otro lado, hay que destacar que el uso del carbón activado es especialmente peligroso en alguien que esté tomando algún fármaco porque el efecto se puede ver reducido. “En especial, esto sucede con la medicación para el tratamiento de alguna dolencia crónica como diabetes, hipotiroidismo, depresión o epilepsia”.

El nutricionista recomienda desprendernos de los kilos adquiriendo unos hábitos saludables en el día a día ya que, una vez que quitemos todos los excesos que nos han hecho engordar, bajaremos de peso. “Esto pasa por comer menos procesados y más alimentos de origen vegetal, aumentar las dosis de frutas y verduras (dos raciones de verdura y tres de fruta), consumir más pescado y proteína de calidad (en comida y cena), disminuir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, beber agua como bebida principal en el día, e intensificar la actividad física diaria”.

Tags:
  1. Pingback: El black detox: la moda de teñir de negro los alimentos – Mariflor Lorena Rivero Urribarrí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo