Pequeña Moma continua con sus planes de expansión

La marca ya está presente en varias ciudades españolas y centros El Corte Inglés

Pequeña Moma, marca española de ropa y complementos para toda la familia con personalidad propia nacida en Cartagena, apuesta por ser una marca diferente, con un estilo divertido y práctico.

Pequeña Moma nació hace cinco años en Cartagena, el proyecto ha ido creciendo hasta convertirse en una reconocida marca de moda, calzado y complementos para toda la familia que ya cuenta con 15 puntos de venta entre propios, on line y dentro de El Corte Inglés de diferentes ciudades.

La marca murciana ofrece un amplio abanico de diseños originales de calidad llenos de estilo para mujer, niño y hombre cuyo público es, en su mayoría, mujeres de entre 25 a 50 años.

En la actualidad, la empresa cuenta con 15 tiendas (10 modelo corners en El Corte Inglés y 5 propias) localizadas en Murcia, Albacete, Málaga, Córdoba, Jaén y desde hace un mes en Madrid, donde contará desde el día 13 de noviembre con su segundo punto de venta en la capital, situado en el CC. La Vaguada. Además, tiene venta online a través de su propia página y próximamente también estará presente en el Market Place de El Corte Inglés.

Pequeña Moma lleva dos ejercicios consecutivos con un crecimiento de venta del 90% sobre el año anterior y actualmente está desarrollando su plan de expansión geográfica, con el que prevé un crecimiento de un 92% para este 2018 con una facturación cercana a los 2,5 millones de euros y la previsión de duplicar la misma para el año 2020. La empresa está controlada por una única familia cuya filosofía actual es reinvertir el 95% de las ganancias, con la intención de fortalecer su posición en el mercado nacional y valorando la posibilidad de dar el salto internacional para el año 2021.

La empresa también continua implantando su nueva imagen de marca con la apertura de nuevos fabricantes dentro de Europa y en concreto en España. La cercanía de proveedores, la agilidad en la producción y la comunicación con los puntos de venta les ha hecho ser más rápidos a la hora de poder ajustar sus producciones a las demanda del mercado. Además, la compañía tiene en su hoja de ruta una remodelación física y tecnológica de su almacén central con la finalidad de ser aún más ágiles y rápidos en los surtidos a tienda.

Pequeña Moma se puede definir como una empresa nacional con ganas de crecer, vocación indefinida en el tiempo y Responsabilidad Social Corporativa implícita en su ADN desde los inicios. Ha realizado acuerdos con la Asociación Tutelar de la Persona con Discapacidad (ASTUS) de Cartagena y colaborado con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) para la creación y venta de una pulsera solidaria, entre otras acciones. En el ejercicio 2017, el 15% de su EBITDA fue destinado a diferentes causas sociales.

Con sede en Cartagena, la compañía emplea a más de 45 personas entre oficinas, almacén logístico y personal de tiendas, de los cuales el 95% son mujeres entre 40 y 55 años, cifra que previsiblemente aumentará a finales de año. “Queremos convertirnos en referente en moda y complementos para toda la familia y por ello es muy importante para nosotros mantener la estabilidad y continuidad del equipo humano, un pilar fundamental en Pequeña Moma. Ahora, nuestro objetivo es consolidar el crecimiento obtenido y continuar con una expansión sostenible situando siempre a nuestros clientes en el foco de nuestro modelo de negocio, ya que ellos son la razón de ser de cualquier negocio retail”, afirman una de sus creadoras.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo