La neuroimagen: clave para detectar el Alzheimer

En el mundo existen unos 47,5 millones de personas que padecen una demencia

Las pruebas de neuroimagen son, hoy en día, la única ventana para poder observar los cambios cerebrales que preceden a la aparición de los primeros síntomas del Alzheimer. En los últimos años, la investigación sobre el Alzheimer ha experimentado un giro radical en su diseño y ejecución, basado en la constatación de la existencia de una fase preclínica, que se inicia de forma silenciosa entre 15 y 20 años antes de la aparición de los primeros síntomas.

Una de cada 10 personas mayores de 65 años tiene Alzheimer; las cifras hablan por sí solas. Como Unidad de neuroimagen-Fundación Pasqual Maragallentidad que quiere velar por el bienestar de las personas, con nuestra colaboración queremos contribuir a mejorar la vida de los enfermos de Alzheimer y la de sus familias. Y, también, la investigación en torno a la enfermedad”, comenta Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria ”la Caixa”.

El Dr. Jordi Camí, director de la Fundación Pasqual Maragall, explica: “En España, las demencias cuestan 60 millones de euros diarios, unos 27.000 euros por paciente al año. Las familias afectadas acaban asumiendo el 87 % de este coste. Solo con más investigación y más conocimiento científico será posible encontrar soluciones que sean definitivas”.

El uso actual de las técnicas de neuroimagen, su evolución y qué se puede esperar de ellas en el futuro son los temas que han centrado el tercer encuentro de voluntarios participantes en el Estudio Alfa y colaboradores, organizado por la Fundación Pasqual Maragall y la Obra Social ”la Caixa”, que se ha celebrado esta tarde en el Auditorio Fórum del Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB).

El periodista Jordi Basté ha sido el encargado de presentar el encuentro, al que han asistido cerca de 2.000 personas, voluntarios participantes en el Estudio Alfa para la prevención del Alzheimer y también colaboradores que, con aportaciones periódicas o puntuales, ayudan a financiar este proyecto del Barcelonaβeta Brain Research Center, el centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall. Gracias a la colaboración de la Fundación Pau Casals, el acto ha contado con la actuación de Mariona Camats, ganadora de la Beca Internacional Pau Casals 2016 para jóvenes violoncelistas, acompañada al piano por Yoko Suzuki.

En el encuentro han intervenido el director de la Fundación Pasqual Maragall, Dr. Jordi Camí; el director general de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, Jaume Giró; el director científico de la Fundación Pasqual Maragall, Dr. José Luis Molinuevo; el responsable de la Unidad de Neuroimagen de la Fundación Pasqual Maragall, Juan Domingo Gispert, y la portavoz de la Fundación e hija de Pasqual Maragall, Cristina Maragall.

El futuro de la neuroimagen en la prevención del Alzheimer

 Con una imagen tridimensional actual, en la que podía verse la morfología del cerebro y sus conexiones, el director científico de la Fundación ha explicado la evolución de la neuroimagen en las últimas décadas. En el caso del Alzheimer, las técnicas de neuroimagen han progresado mucho desde el inicio del nuevo milenio. Actualmente, los investigadores pueden detectar cambios cerebrales asociados a la fase preclínica de la enfermedad mediante los resultados obtenidos con la resonancia magnética y la tomografía por emisión de positrones (TEP) de betaamiloide o tau, entre otras técnicas. «Sabemos que hasta 20 años antes de los primeros síntomas del Alzheimer, en el cerebro se producen cambios biológicos, que estamos detectando e investigando con las técnicas de neuroimagen actual», ha explicado el Dr. Molinuevo.

La introducción de estas técnicas en la práctica clínica irá de la mano, no tan solo de su propia evolución, sino también del desarrollo de tratamientos que puedan retrasar o evitar el inicio de la enfermedad. Según el director científico de la Fundación, Dr. José Luis Molinuevo, el futuro del tratamiento del Alzheimer pasará por la medicina personalizada: «A través de la combinación de técnicas de neuroimagen y de otros marcadores podremos detectar, para cada persona concreta, en qué momento de la fase preclínica se encuentra y qué factores pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad». Contar con este conocimiento permitirá definir tratamientos de prevención más exactos y adaptados a los factores de riesgo de cada persona.

El centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, el Barcelonaβeta Brain Research Center, impulsado por la Obra Social ”la Caixa”, cuenta con un equipo propio de resonancia magnética 3T de última generación, enfocado exclusivamente a la investigación del cerebro. Durante 2017, este equipamiento habrá dedicado 3.000 horas de funcionamiento a realizar 1.600 adquisiciones de resonancia magnética a los participantes en sus distintos estudios de prevención, con el objetivo de analizar parámetros relacionados con la morfología, las conexiones y la activación del cerebro. Un subgrupo de 400 voluntarios se someterá también a pruebas de TEP de glucosa y de amiloide, que se acaban de iniciar y que se llevan a cabo en el Hospital Clínic de Barcelona.

Tags:
0 shares
Anterior

Inma Martínez, Moda Flamenca de IKEA

Siguiente

Elisha Heaps, Digilant

Periodismo
Constructivo