“En España existe una enfermedad laboral llamada presentismo”

Al contratar a una Mami Digital estás contribuyendo a luchar por la conciliación familiar”

Billie Sastre es la cofundadora de Mamis Digitales, una comunidad que convierte a madres en community managers profesionales para posteriormente ponerlas en contacto con empresas y que así trabajen de manera profesional. El objetivo es contar con madres felices que están con sus hijos y que a la vez pueden trabajar en algo que les apasiona. “Madres felices, niños felices y, en definitiva, un mundo mejor”.

¿Podría hablarnos de Mamis Digitales? ¿Cómo surge la idea?

La idea surge de uno de mis clientes cuando me iniciaba como freelance en Social Media en una agencia fundada por mi actual socio, Franc Carreras. Franc dirigía una agencia en la que el 90% éramos mujeres y donde había total flexibilidad horaria y un clima de colaboración excepcional. Un día me llamó para contarme que había cerrado la agencia. Había conseguido que sus clientes contrataran a su equipo pero me dijo que lo que más echaban de menos todas ellas era esa flexibilidad y el sentido de comunidad que teníamos en la agencia.

Nos dimos cuenta que en España existe un problema y que sufrimos una enfermedad laboral llamada “presentismo”, por la que muchos empleados -obligados a pasar horas interminables en la oficina- no pueden compaginar su vida laboral y su vida familiar. Este problema se agudiza en el caso de las mujeres. En España, de las más de ocho millones de mujeres trabajadoras, un 57% han tenido que renunciar a una oportunidad laboral por el hecho de ser madres.

Franc y yo analizamos la situación y vimos en ella una oportunidad laboral para muchas madres que, como yo, quieren pasar más tiempo con sus hijos sin renunciar a su profesión y a nuevas metas. Hoy en día, gracias a las redes sociales y a un teléfono móvil es posible trabajar en cualquier momento y desde cualquier lugar.

¿Cuál es el funcionamiento de esta plataforma?

En Mamis Digitales convertimos a madres en community managers profesionales y luego las ponemos en contacto con empresas para que trabajen de manera profesional. Cuando una madre se une a la comunidad pasa cuatro meses aprendiendo nuestra metodología. Recibe cada día en su móvil el contenido en forma de vídeos, preguntas y ejercicios y también tiene acceso a una comunidad, donde puede compartir con el resto de madres las dudas y comentarios del contenido del programa.  Al finalizar los cuatro meses de aprendizaje nuestras Mamis Digitales se unen a otra comunidad que llamamos Club ESTIMA, donde se encuentran con el resto de madres que han finalizado y donde comparten dudas específicas de trabajo, gestión de proyectos y oportunidades laborales.

Hoy forman esta plataforma 150 madres de toda España. ¿Cómo ha sido la evolución de la acogida?

Cada día tenemos más madres que quieren formar parte de nuestra comunidad y más empresas que descubren nuestro proyecto y quieren contratar a una de nuestras Mamis Digitales. La acogida ha sido excepcional, pues reunimos personas que tienen los mismos sueños, motivaciones e inquietudes y las ayudamos a conseguir sus metas.

El objetivo de Mamis Digitales es contar con madres felices que están con sus hijos y que a la vez pueden trabajar en algo que les apasiona. Madres felices, niños felices y, en definitiva, un mundo mejor.

¿Qué debe hacer una mujer que desee formar parte de la comunidad de Mamis Digitales?

Para formar parte de Mamis Digitales hacen falta tres cosas: ser madre; ser admitida, para lo que deberá enviar una solicitud a través de la web solicitud.mamisdigitales.org; y aprender nuestra metodología ESTIMA.

¿Qué cualidades deben reunir las personas que forman parte de Mamis Digitales?

Para entrar en Mamis Digitales no hace falta experiencia en Redes Sociales, Marketing Digital o Comunicación. Pero si pedimos tres cosas muy importantes: ganas de aprender; voluntad de compartir y ayudar al resto de madres (somos una comunidad); y disponer de un terminal móvil y de un mínimo de ocho horas a la semana para dedicar al aprendizaje.

Desde el punto de vista de las empresas, ¿qué acogida está teniendo?

Estamos teniendo una excelente acogida. El 80% de las madres que han manifestado querer trabajar al finalizar el aprendizaje, han conseguido trabajo y dos tercios de ellas lo han hecho a través de empresas que hemos facilitado a través de la comunidad.

¿Qué le diría a una empresa para que se decantase por vuestros servicios?

Nosotras lo resumimos en una frase: ¡Ser mami es un plus! Porque no hay nadie mejor que una madre para entender las necesidades de compra de tus clientes y cuidar a tu marca. Al contratar a una Mami Digital no solo estás apostando por una gran profesional que sabrá diseñar una estrategia adecuada en redes sociales para potenciar tu negocio, sino que estás ayudando a que una madre pueda trabajar desde casa, pasar más tiempo con sus hijos y aportarles más felicidad. Estás contribuyendo a luchar por la conciliación familiar.

¿Han planteado su expansión internacional?

Nuestra prioridad para este año es el mercado español. En nuestro país hay muchísimas madres con ganas de transformarse y muchas empresas que todavía hoy no tienen cubiertos sus servicios de community management. De todos modos, el año pasado hicimos pruebas en varios países de habla hispana y los resultados fueron muy prometedores, así que no descartamos iniciar actividad muy pronto en nuevos mercados internacionales.

¿Cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo?

A corto plazo nuestro objetivo es llegar a ser un equipo de 1.000 madres. Somos conscientes de que es un gran reto, porque representa multiplicar nuestro éxito por 10. Pero tenemos una poderosa arma secreta: ¡somos una empresa que contrata su propio producto! Actualmente, ya son casi una docena de madres las que trabajan en Mamis Digitales para nuestras tres divisiones: marketing, aprendizaje y empresa. ¿Quién mejor que una mami digital para conseguir llegar a más mamis digitales?

Desde su punto de vista, ¿en qué punto se encuentra la conciliación?

Basta con realizar una pequeña encuesta con amigos y familiares para tener una muestra real de la situación. No será extraño que varios de los encuestados se quejen de sus horarios laborales y de la imposibilidad de compaginarlo con su vida familiar. Tener un buen horario en España es todavía un lujo al alcance de pocos. La conciliación sigue siendo una de las principales asignaturas pendientes de las empresas, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas, donde las cifras indican que tan solo llega al 10%. Y por si esto fuera poco, España se encuentra en la cola en cifras de productividad por trabajador, lo que provoca en la mayoría de los casos, largas jornadas de trabajo que no siempre van ligadas a un mayor rendimiento (presentismo). Creo sinceramente  que hace falta una mayor concienciación por parte de las empresas, mejorar la organización y permitir horarios flexibles. Durante años se ha confundido “estar en la oficina” con “trabajar” y  son conceptos que no siempre van de la mano. Hoy en día hay muchos trabajos y herramientas como el móvil que nos ayudan a trabajar sin problemas desde cualquier lugar sin tener que pasar largas horas de manera presencial en nuestro puesto de trabajo.

Se están impulsando diversas medidas en este ámbito desde empresas y administraciones. ¿Cree que responde a este problema o se debe ahondar aún más en la cuestión? ¿De qué forma?

Es evidente que sí que se está de avanzando en materia de conciliación: la jornada laboral hasta las 18.00 h, la ampliación del permiso de paternidad a cuatro semanas o generar medidas para impulsar el teletrabajo, son medidas que debemos aplaudir y que significan un avance importante. Sin embargo creo que queda todavía un largo camino a recorrer para cambiar toda una cultura empresarial que tiene muy arraigado el presentismo.

Finalmente, ¿qué cualidades se necesitan para emprender? ¿De qué forma considera que los nuevos perfiles profesionales han influido en el emprendimiento?

Emprender es una actitud y la mejor manera de mantener esa actitud es en compañía de otras personas que la comparten. Y emprender significa innovar, cosa que no se puede hacer sin incorporar a nuevos perfiles como el community manager. Como dicen nuestras mamis: “las redes sociales son más sociales que redes”. Por eso no se pueden automatizar ni tampoco dejar en manos de cualquiera.

Sobre Billie Sastre

Licenciada en Nutrición y Dietética por la Universidad México, inició su trayectoria profesional en España trabajando como dietista. Poco después se convirtió en asistente de dirección para una empresa líder en el sector logístico. Allí, descubrió su pasión por las redes sociales y decidió formarse profesionalmente en esa materia, convirtiéndose en Social Media Manager de la compañía. “Me apasionaban las redes sociales, pero veía que me faltaban horas… horas para estar con mis dos hijos pequeños y horas para ampliar mi formación”, señala.

Así que, en 2012, decidió pedir el despido voluntario en la empresa donde trabajaba y matricularse en un Máster en Social Media. Poco después empezó a gestionar clientes por cuenta propia. “Me gusta remarcar que fue una de las épocas más duras de mi carrera, me sentí muy sola porque formarse profesionalmente en este sector no fue ni fácil ni rápido. Pero lo logré”, recalca Sastre.

“Aprendí a través de la propia experiencia, de los éxitos y también de los errores. Todo aporta si sabes gestionarlo bien”, comenta. Hoy es profesora en varias universidades, ponente internacional y, tal y como recalca, “una madre satisfecha”.

María Cano Rico

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo