Galicia lanza las ayudas para las unidades formativas de las empresas

El Diario Oficial de Galicia (DOG) viene de publicar la segunda convocatoria de las ayudas para las unidades formativas en las empresas para a qué la Xunta destina 4 millones de euros para formar la 2400 trabajadores y personas sin empleo en 245 unidades formativas. El objetivo de esta medida es dar respuesta a los nuevos perfiles profesionales que están surgiendo del nuevo modelo económico basado en las nuevas tecnologías. De este modo, la Consellería de Economía, Empleo e Industria apoya el 100% de la formación a la carta que impartirán las propias compañías.

Gracias a la primera edición de esta iniciativa, que se viene de resolver, se pondrán en marcha con una ayuda de 5,4 millones de euros un total de 332 unidades formativas en 83 empresas gallegas para calificar a la carta a 3200 trabajadores y personas desempleadas.

El plazo para presentar las solicitudes para la segunda convocatoria de estos apoyos ya está abierto y finalizará el próximo 6 de agosto.

En las Unidades Formativas en la Empresa para desempleados se invertirán 1,8 millones para formar la 900 parados a través de 60 unidades. Por otro lado, para calificar a 1500 ocupados se destinarán 2,25 millones de euros para poner en marcha 185 cursos.

Las bases de la segunda convocatoria de las dos iniciativas son similares a las de la primera. En el caso del programa para desempleados, la actuación incluye por parte del tejido empresarial un compromiso de contratación de por lo menos el 40% de los alumnos y alumnas que participen en la medida, por lo que en esta segunda edición un mínimo de 360 personas recibirá un contrato laboral.

La Xunta, además, apoyará a las compañías en las contrataciones cuando superen el compromiso fijado del 40%. Los contratos indefinidos se financiarán con ayudas de entre 7000 y 16.000 euros. Las cuantías máximas se otorgan para los colectivos con especiales dificultades para encontrar un empleo como son los parados de larga duración, personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social, mujeres, mayores de 45 años y emigrantes retornados. También se bonifica con más apoyo en las contrataciones cuando la empresa está emplazada en el rural gallego.

El principal requisito de las Unidades Formativas en la Empresa para ocupados es que las empresas pertenezcan a alguno de los sectores considerados estratégicos en la Agenda Industria 4.0. Las áreas más destacadas son silvicultura, transformación de la madera, fabricación de componentes electrónicos y ordenadores, automoción, naval, aeronáutica, fabricación de muebles, edición de programas informáticos y telecomunicaciones y actividades relacionadas con la informática.

El Gobierno gallego, en global, a través de las dos convocatorias de este programa, apoyará con un presupuesto de 9,5 millones de euros a formación de 5600 personas a través de 577 cursos.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo