Los sesgos inconscientes: el mayor obstáculo para generar empresas diversas e inclusivas

NATALIA JIMÉNEZ. AIWIN

La incorporación de la mujer al mundo laboral, el crecimiento de la población extranjera, la aceptación de la homosexualidad y la existencia de plantillas multigeneracionales, entre otros factores, ha hecho que la diversidad e inclusión hayan pasado a ser una obligación en las empresas. Aunque afortunadamente el mundo empresarial está dando los pasos adecuados para cambiar y acercarse a la diversidad e inclusión de la sociedad, aún queda un largo camino por recorrer.

Tanto empleados como directivos son cada vez más conscientes de que solo las organizaciones más diversas e inclusivas tienen más probabilidades de obtener mejores resultados. Por eso, la mayoría del ecosistema empresarial está adoptando medidas que lo permit+an y fomenten, pero ¿es suficiente para lograrlo? Parece que de momento no.

Dentro de cada compañía y de la mente de cada empleado existen factores difíciles de modificar y que juegan un papel fundamental en el día a día de la empresa: los sesgos cognitivos. También conocidos como sesgos inconscientes, hoy se han convertido en el mayor obstáculo para conseguir empresas y plantillas 100% inclusivas. Es, sin duda, la principal barrera a superar en todas las organizaciones.

Esto no significa que haya trabajadores de mentalidad racista, homófoba o misógina, sino que el cerebro humano no toma decisiones racionales en la mayoría de las ocasiones, sesgando de forma inconsciente en base a experiencias previas y al sentimiento de pertenencia a grupos. Con más de 200 sesgos inconscientes, este fenómeno psicológico provoca una distorsión de la realidad y cambia la forma en la que vemos el mundo, decidimos o decimos cosas en nuestro día a día.

De media, las personas tomamos unas 35.000 decisiones al día y menos del 1% son conscientes. Traducido al entorno laboral, esto supone unas 17.500 decisiones con 32 tomadas de forma racional. ¿Por qué este número tan reducido? El exceso de información, la necesidad de buscar un significado a todo lo que hacemos, vemos y decimos, la forma de actuar rápido y la limitada capacidad de memoria de nuestro cerebro son las cuatro razones fundamentales que explican la aparición de los sesgos.

Y aunque en ocasiones pueden resultar útiles, como una actuación instintiva ante un peligro inminente, los sesgos inconscientes pueden llevar a tomar decisiones no adecuadas debido a su deformación de la realidad. Pensamientos como “es más arriesgado contratar a mujeres ya que podrían quedarse embarazadas” se les ha pasado a muchos por la cabeza, pero el verdadero problema surge cuando este fugaz pensamiento influye en una decisión racional y acaba generando discriminaciones. Este sesgo de atribución grupal es precisamente uno de los que más afectan a la diversidad e inclusión en las empresas.

Aunque son muy difíciles de controlar, ya que surgen de nuestros sentimientos y experiencias, y nunca de la razón y la lógica, si podemos concienciarnos y tratar de dominarlos. Este es el objetivo principal de SHE, un videojuego interactivo e inmersivo desarrollado por la empresa española Aiwin, que ayuda a empleados y directivos a la concienciación y el reconocimiento de sus propios sesgos.

Como todos los videojuegos que se precien, SHE cuenta una historia que capta la atención del usuario desde el primer momento: el desarrollo de una Inteligencia Artificial a través de más de 100 decisiones repartidas en ocho niveles. Y, al igual que el resto de los videojuegos de Aiwin, SHE ha sido desarrollado utilizando la técnica Full Motion Video, mediante la cual la acción se cuenta a través de imágenes y vídeos reales, lo que hace que el jugador se sienta más identificado con los personajes.

A pesar de que SHE ha demostrado ser de gran ayuda en el dominio de los sesgos, es responsabilidad de las empresas fomentar la igualdad, la inclusión y la diversidad dentro de sus plantillas.

Natalia Jiménez

Directora de Marketing de Aiwin

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo