Mimitos Home, marca especializada en productos de descanso para bebés cofundada por Sandra Hernández

El legendario personaje de Moisés, el profeta hebreo, cuya madre coloca en una cesta al borde del Nilo, da nombre al popular cestillo que se utiliza hoy en día como cuna portátil. Un concepto que suma 3.000 años de antigüedad hoy vuelve a estar en tendencia después de la moda que experimentó en la década de 1920 y su posterior boom en los años sesenta. La unión de elegancia, artesanía y funcionalidad hacen de él un modelo que pasa de generación en generación.

Desde Mimitos Home, marca especializada en productos de sueño y descanso para bebés, aseguran que las ventas de sus productos estrella, el moisés de caña y el cesto moisés, han aumentado un 250% en los últimos dos años. “El moisés se está imponiendo por sus múltiples ventajas prácticas y también porque ahora se valoran mucho los productos para bebés que están hechos de forma artesanal ya que esto los hace únicos y además se pueden personalizar al gusto”, revela César Calvo, fundador y responsable comercial de la empresa.

Los populares cestos de mimbre y los moisés de ratán, también conocidos como moisés ‘de bambú’ o ‘de caña’, son la opción preferente para las primeras semanas de vida de los bebés. Durante este tiempo, los bebés adoptan la posición fetal para dormir y se sienten más protegidos en los capazos que en la amplitud de las cunas. En estos espacios, más recogidos, encuentran unos límites como en el vientre materno que les albergaba hasta el momento de su nacimiento.

“Las familias que optan por utilizar la cuna desde el nacimiento, suelen añadir un nido o reductor en el interior, que hará las funciones de recogimiento del moisés o el cesto”, explica Calvo. Por ello, el moisés se utiliza hasta los seis o siete meses de edad del bebé, momento en el que comienza a incorporarse y generalmente se le pasa a la cuna.

Mimitos Home es una marca especializada en moisés de caña y capazos. La empresa elabora estos artículos de forma artesanal en España. “Se hacen a mano por artesanos españoles que llevan más de 50 años dedicándose a ello para que cada moisés sea único”, destacan sus fundadores. “Hace cinco años apenas se veían, y ahora es un producto muy demandado, desde luego muchísimo más que las minicunas”, incide Calvo.

Los clientes pueden escoger el color y diseño de los textiles que llevan los capazos en su interior, así como incluir tipo de complementos a juego y al gusto de cada uno. “La ventaja de poder adaptar las vestiduras de tela a su estilo y personalidad hace especial ilusión a las futuras mamás y a los amigos y familiares que quieren hacerles un regalo único y exclusivo”, subraya el experto.

Sobre Sandra Hernández, cofundadora de Mimitos Home

Hija de padres emprendedores y procedente de un pueblo de Castellón, después de trabajar durante varios años como gestora administrativa en el negocio familiar, Sandra Hernández se traslada a Salamanca con el fin de prepararse para las oposiciones a subinspectora de Hacienda.

En 2011 la crisis provocó la paralización de las oposiciones. Hernández se desplaza a Zamora por motivos personales, donde trabaja en una entidad privada. Los problemas que atraviesa la empresa hacen que ella pierda su empleo mientras está disfrutando de su baja por maternidad.

En 2013, sin trabajo y con un bebé de cuatro meses, en una ciudad con poca industria y escasas posibilidades de encontrar empleo, Hernández decide emprender. “Buscaba unas vestiduras a medida para la cuna del bebé, pero no las pude encontrar en internet. Tenía ganas de hacer algo por mí misma, así que encargué las vestiduras a mi costurera, comencé a pintar mecedoritas y sillas, fui compartiendo lo que hacía en un blog. Como gustaba mucho, empezaron a hacerme encargos y el negocio comenzó a crecer”, explica la empresaria.

No todo ha sido un camino de rosas desde entonces. Hernández ha continuado formándose y el negocio ha atravesado “momentos mejores y más complicados”. Optimizar la página web y potenciar la venta online han sido decisiones clave para dar un impulso renovado a la empresa. “Esto nos ha permitido evolucionar y crecer exponencialmente, y hemos visto los resultados sobre todo a raíz de la llegada de la Covid”, explica Hernández.

Actualmente, Mimitos Home cuenta con un equipo de doce personas, ha ampliado su oferta de productos, crece cada mes en número de ventas y se ha convertido en una marca reconocida internacionalmente. “Nuestro principal objetivo a corto plazo es impulsar la exportación y fortalecer el posicionamiento de la marca en Italia, Alemania e Inglaterra”, revela la fundadora de Mimitos Home.

Hasta el momento, la empresa no ha recibido una sola queja o devolución por fallos en los productos de la marca. “Que el cliente quede siempre satisfecho” es la máxima de la empresa, destaca Hernández. El trato cercano y personalizado con cada cliente, que diseña a su gusto el producto escogido, es uno de los puntos fuertes del negocio.

Los responsables de la firma reciben cada semana decenas de fotografías de clientas mostrando satisfechas cómo lucen el moisés, las vestiduras y los complementos de Mimitos Home que han comprado para sus bebés.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo