“La estética y el alma de París”

Los proyectos de María Herreros abarcan la ilustración, el cómic y la obra personal. Ha colaborado con marcas como Coca-Cola y Reebok, y ha expuesto sus obras en galerías de Barcelona, Madrid, Oporto, Berlín, Santiago de Chile y Quebec. Autora de los libros Fenómeno y Negro viuda, rojo puta, ahora, junto a Màxim Huerta, ha creado Paris sera toujours Paris, un paseo de lo más inspirador por la capital francesa de los años veinte, epicentro de la cultura y la diversión. La famosa librería Shakespeare and Company y los miembros de la generación perdida, el desafío de las garçonnes, las bandas de jazz que convirtieron Montmartre en el nuevo Harlem, las manifestaciones surrealistas, la deslenguada Kiki de Montparnasse, el bullicio de las terrazas y cafés… son algunos de los personajes, elementos e historias presentes en esta novela gráfica.

¿Cómo surge su pasión por el dibujo?

El mío fue uno de esos casos sin remedio que no tenía otra opción que dedicarse al arte. Mi entorno y mi familia no tenían nada que ver pero siempre lo tuve claro. Estudié Bellas Artes, un Máster en ilustración y empecé a trabajar, primero en todo lo que me salía mientras generaba mi estilo, mi mundo, hasta que, poco a poco, fue teniendo buena acogida y pude dejar todo lo demás y centrarme en mi obra. Han pasado casi diez años desde entonces y me siento privilegiada, aunque me lo he ganado con esfuerzo.

Creo que hoy en día se ha olvidado el esfuerzo y la paciencia, creen que si tienen talento y abren un Instagram está todo hecho. Si eres un genio, sí, claro. Si no, aunque seas bueno, hay un proceso. Y depende de tu situación económica puede ser más o menos duro… Pero posible siempre es.

Háblenos de Paris será toujours Paris. ¿Qué encontrarán los lectores?

Arte, amor, bohemia, historias, leyendas, personajes y todas las cosas preciosas de París que nos dan nostalgia de tiempos más auténticos, tangibles y justos.

¿Cómo surge la obra?

Por puras ganas de trabajar juntos y porque París está muy presente en el mundo de Màxim, pero faltaba una pieza que se centrara en la ciudad como ente. La estética y el alma de París aúna todos los gustos que compartimos.

¿En qué se ha inspirado para elaborar las ilustraciones? ¿Qué las caracteriza?

Más que inspirarme lo que he hecho es sentirme libre para dar rienda suelta al tipo de piezas que me gusta dibujar porque el proyecto era perfecto para ello. Solo tenía que ser yo misma.

A las ilustraciones, como a mi obra en general, creo que le caracteriza la honradez de ponerle el 100% de cómo las siento, y no dejar que interfiera el querer gustar, ni buscar el preciosismo.

¿Podría hablarnos de los personajes principales de Paris será toujours Paris?

El personaje es París.

¿Qué rasgos no quería perder de la esencia de las mujeres francesas de la época?

La valentía. Se cortaron el pelo, se vistieron “de hombre” y bailaron en las mesas sin bragas.

Entre los elementos clave del mobiliario destacan las placas de las calles y las sillas de los jardines. ¿Por qué?

Porque son piezas en las que se nota que Paris es coquetería, que se enseña, que tiene personalidad…

¿Destacaría algún otro elemento de Paris será toujours Paris?

Me quedo con el alma de Rosalie y la modernidad de Foujita.

¿Blanco y negro o color?

Blanco y negro.

¿Tres ilustradores que le hayan inspirado a lo largo de su trayectoria?

Intento inspirarme en otras disciplinas. Una pintora, Alice Neel; un director, Kubrick; un músico, Kanye West.

¿Estás trabajando en alguna nueva novela gráfica?

Siempre.

María Cano Rico

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo