Las mujeres en el mundo laboral

Montserrat Luquero
Montserrat Luquero

En pleno siglo XXI la incorporación de las mujeres al mundo laboral es un hecho, aunque no podemos negar que seguimos siendo minoría en los puestos de alta dirección, por diversos motivos. Sin embargo, ¿han cambiado las prioridades de las mujeres en el trabajo debido a los últimos años de crisis económica?, ¿son sus motivaciones distintas a las de los hombres?

En Hudson hemos realizado recientemente un estudio en el que hemos preguntado por los factores que motivan y retienen a los profesionales españoles en su trabajo, diferenciando las respuestas por género, y sí que hemos detectado algunas diferencias.

Según el estudio, el primer factor de motivación y retención para ambos sexos es el salario, pero a partir de ahí las respuestas difieren. Para los hombres el segundo factor en importancia es la promoción, seguido de la formación, la flexibilidad y el bonus. Para ellas el segundo aspecto es la flexibilidad, seguido de la promoción, la formación y el bonus. Si interpretamos los datos en términos de retención, aparte de un aumento salarial, la razón número uno por la que las mujeres se quedarían en su actual puesto de trabajo es tener una mayor flexibilidad, mientras que para los hombres sería la posibilidad de promocionar. Visto en términos de conciliación, los resultados sugieren que las mujeres valoran mucho la flexibilidad y podrían renunciar a una promoción, o decantarse por un puesto antes que por otro en función de la flexibilidad que éste les permita tener.

Ahora bien, ¿son datos diferentes a los que nos hubiéramos encontrado antes de la crisis? En mi opinión, no demasiado. Las mujeres siempre se han preocupado más que los hombres por conciliar su vida profesional y personal y es cierto que hay muchas mujeres que renuncian a una carrera de éxito por la imposibilidad de compatibilizarla con su vida familiar, cosa que no suele suceder en el caso de los hombres. Sin embargo, lo que sí ha cambiado con estos años de crisis, es que muchas mujeres que habían renunciado a su vida profesional en favor de la familiar, se han visto abocadas a volver a trabajar por necesidades económicas.

Nosotros además cada año detectamos que hay un porcentaje superior de mujeres que van accediendo a puestos directivos. Nuestros datos señalan que en los últimos 5 años, el número de mujeres seleccionadas para ocupar puestos directivos ha aumentado un 14%. De hecho, aunque el número de hombres candidatos a ocupar un puesto directivo es muy superior al de mujeres -en una proporción de 3 a 1-, ellas suelen ser las elegidas para el puesto, posiblemente porque las que llegan tienen un nivel competencial muy alto.

Por último, me gustaría señalar que las nuevas generaciones de mujeres parece que vienen pisando fuerte, así lo indica nuestro estudio sobre el cambio generacional, que destaca que las mujeres de la Generación Y son las que se encuentran en mejor posición para romper por primera vez el techo de cristal.

Montserrat Luquero

Directora general de Hudson España

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo