“Las personas son el motor de toda empresa”

Juliana Morón es la CFO de Atomian, una empresa de computación cognitiva (Inteligencia Artificial) que se basa en el desarrollo de software para organizaciones teniendo como base una tecnología puntera de Inteligencia Artificial, cuya principal filosofía es la democratización del conocimiento en las organizaciones. Concretamente nació en 2014, a partir de una teoría de investigación tecnológica “muy innovadora” realizada por el fundador y ahora CTO, Miquel Montero. “Nuestro fundador, de perfil emprendedor, enseguida descartó la publicación académica de su teoría y apostó por buscar la aplicación empresarial. Los primeros años fueron dedicados a la prospección de mercado, estuvimos indagando qué necesidades existían en las empresas y cómo con nuestra tecnología podíamos cubrirlas y generar valor. De este análisis previo salieron los primeros conceptos de producto, su diseño y desarrollo. Los últimos dos años se han dedicado al desarrollo de proyectos piloto para grandes corporaciones, que ha servido para madurar la tecnología y demostrar su aplicación práctica en forma de productos paquetizados”, informa Morón.

El inglés como base en los negocios

Actualmente, está en plena fase de internacionalización mediante partners tecnológicos. Su “producto estrella”, Atomian Discover, es una herramienta de Business Intelligence cognitiva con versiones en español e inglés. “Con esta característica básica para su venta en el exterior, estamos creando una red de partners tecnológicos para la venta e integración de este software en el cliente final, o sea las empresas”, especifica Morón. Y, con respecto a su mercado objetivo, han indicado que son los países de habla inglesa, el Reino Unido y otros países de la UE que tienen el inglés como base en los negocios, además de Estados Unidos.

“Luchadora y perseverante”

Así es Juliana Morón, quien inició su trayectoria profesional con 19 años realizando unas prácticas laborales para el CFGS Administración y Finanzas en la entidad financiera la Caixa, en Terrassa. Hasta julio de 2015 se dedicó completamente al sector bancario y vivió varias fusiones y realizó diferentes funciones desde atención al cliente en ventanilla como subdirectora/apoderada de oficina… En 2013, Unnim fue adquirida por BBVA y, fue entonces, cuando se planteó un cambio profesional.

Además, Morón se describe como una persona “muy trabajadora y muy exigente con mi trabajo. Estoy en aprendizaje constante”. En su primer año de trabajo se matriculó en la UAB para estudiar la Diplomatura de Relaciones Laborales. “Era algo tenía decidido hacía tiempo y cuando me propongo una meta hasta que la consigo no lo dejo”, comenta Morón. Y hace tres años, decidió realizar un cambió profesional y dejó el sector bancario. Con el fin de ampliar conocimientos se matriculó en un Master en Dirección de RR. HH. Y es que, tal y como confiesa Morón, “me gusta mucho relacionarme con la gente y rodearme de personas que me aporten. Además del área financiera me apasionan las personas, somos el motor de toda la empresa”.

En septiembre de 2017 se incorporó a Atomian como CFO. “Cuando pensé en hacer un cambio profesional nunca imaginé que sería algo tan interesante como Atomian, startup de Inteligencia Artificial con un gran potencial y trayectoria, ahora pienso que es la mejor experiencia que podía tener, está siendo muy positiva y enriquecedora. Me apasiona el proyecto y el trabajo que llevo a cabo en la compañía”, indica Morón, quien -ha detallado que- se encarga de buscar potenciales inversores. También intenta conseguir todas las subvenciones y ayudas para I+D a las que puede tener acceso tanto a nivel nacional como europeo. En concreto, ha especificado que ahora están tramitando un “tema de deducciones fiscales” que les va a dar el Sello a Pyme. Además, mantiene un contacto regular con varias entidades bancarias para buscar financiación y un trato directo con los gestores de empresa para las entidades bancarias con las que trabaja. De este modo, sus funciones son bastante amplias. “Dado mi perfil, me encargo del tema financiero, administrativo y contable, pero también dedico tiempo a la gestión de las personas, no existe la figura de RR. HH. como tal, pero intentamos que sea un área importante en la empresa”, explica Morón.

Internacional y en femenino

De hecho, ha resaltado que lo que más valora de su trabajo son las personas que integran la compañía. “Somos un equipo bastante internacional, con personas de Holanda e Italia actualmente y hemos tenido compañeros de Bulgaria, Rumanía y Brasil que nos aportan multiculturalidad. Actualmente, existe paridad en el equipo, pero quiero destacar, que la tendencia en Atomian es siempre mayor número de mujeres en la empresa, somos muy bienvenidas”, subraya Morón.

Con respecto a su tiempo libre, lo que más le gusta es estar con su hija y su familia, ir al cine y quedar con sus amigos. Además, y durante la semana después de trabajar, “me permito algún día practicar yoga y pilates”.

Un negocio escalable

Y sus próximos proyectos ha destacado que, a corto plazo, desean incrementar sus ingresos mensuales recurrentes vía SaaS (Software as a Service) y PPD (Pago por documento). “Ahora que ya tenemos productos paquetizables y, por tanto, un negocio escalable, podremos dejar de depender de financiación ajena, ya sea, vía inversores o préstamos”, comenta Morón. Por otro lado, van a contratar a seis nuevos ingenieros ya que -como ha indicado- necesitan producir mucho y rápido y, para ello, están creando una red de partners internacional para vender e integrar a través de ellos y, así, aumentar el volumen de negocio. “En 2020 aproximadamente duplicaremos la plantilla (ahora somos 10 personas) y proyectamos una facturación de 3,5 millones de euros con la expansión internacional”, concluye Morón.

María Cano Rico

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo