Networking como filosofía de vida (II)

Ningún negocio ha crecido sin contactos, sin relaciones estratégicas con otras empresas o profesionales. Esos contactos, en un momento dado, han brindado colaboraciones o acuerdos beneficiosos a unos, y no a otros, por el hecho de conocerse de antes, por ser amigos o tener conocidos en común que les han puesto en contacto.

Las personas extrovertidas lo tienen mucho más fácil porque a ellas les sale solo hablar y conectar con otras personas. Así que si eres extrovertida aprovecha esa cualidad que tienes porque es de gran valor para hacer contactos para tu negocio.

El networking te da visibilidad, te dará una comunidad de apoyo, posibilidad de colaboraciones para que puedas crear proyectos conjuntos, te va a dar a información privilegiada que será de gran utilidad y que no tenías en tu círculo.

No olvides que tienes muchos más contactos de los que crees. Todos somos súper conectores, cada uno tenemos entre 150 y 300 contactos, que puede que para nosotros muchos de ellos no sean útiles ahora mismo, pero que, para otra persona, puede ser oro.

Te voy a poner un ejemplo sobre la importancia del networking que cuento mucho en mis ponencias, para que lo veas claro cómo hacer networking efectivo y lo fácil que es.

Imagina unos padres que su hijo quieres ser astronauta desde pequeño y que va llegando la edad de elegir rama de estudios y sigue empeñado en que él quiere ser astronauta. Sus padres quieren ayudarle pero no saben ni por dónde empezar. Esos padres necesitarían saber qué tiene que estudiar, cómo poder asesorarle, etc. Así que, en este caso práctico, el objetivo de netwoking de estos padres es que alguien les diga qué tiene que estudiar su hijo para poder ser astronauta.

Lo normal es que esos padres no conozcan a nadie que sea astronauta, pero si empiezan a preguntar y preguntar, seguramente pueden llegar a conseguir el contacto de alguien que trabaje en la Nasa o conozcan a alguien, que conozca a otro que les pueda orientar sobre qué debe de estudiar su hijo para que consiga su sueño de ser astronauta.

Nunca sabemos los contactos de dónde vienen, pero si no preguntamos, no conseguiremos llegar a ellos.

Así que estos padres, por fin, encuentran a alguien que puede ayudarles. Le escriben un email y reciben información sobre qué tiene que estudiar su hijo y dónde hacerlo. Esa información para esos padres y su hijo es valiosísima y, sin embargo, para la otra persona no tenía casi valor.

Esto mismo lo puedes aplicar tú en tus propios objetivos de networking tanto personales como profesionales. Piensa qué necesitas y dónde puedes conseguir esta información para conseguir lo que tú quieras; aunque pienses que es algo muy difícil e inalcanzable, no lo es.

El networking te lleva dónde quieras. Así que crea tu grupo de apoyo, de conexiones, ponte como filosofía de vida conectar con otros y ayudar. Se trata de ganar ambas partes. Así que busca conectar y ayudar antes de pedir.

Naciste para conectar y destacar. Eres única porque tu conjunto de aptitudes te hacen única. Solo tienes que dejarte ser, permitirte ser tú misma y que los demás vean lo buena que eres en algo.

El Slow Networking Efectivo es muy sencillo de llevar a cabo.

Estrategia para un networking efectivo

Alrededor del 75-80% de la oferta de empleo no se llega a conocer de forma pública, sino que se mueve dentro de los grupos de contactos que cada profesional tiene. Por eso, es tan importante que practiquemos un networking de calidad y tengamos bien definida una estrategia de networking de cara a eventos donde podamos conocer gente.

Cuando acudimos a un evento de networking, a una conferencia o cualquier otro evento profesional (o incluso personal), debemos llevar preparada una buena estrategia para que podamos sacar el mayor provecho a los contactos que allí hagamos. Esta estrategia nos debe salir de forma natural, pero, para eso, debemos llevarlo estudiado e interiorizado desde casa.

Así que te voy a presentar el método de Slow Networking Efectivo que practicamos desde Experienciar y que tantos beneficios no está dando. Esta estrategia consiste en cuatro pasos:

  • Tener claro nuestro objetivo de networking.

Tenemos que tener claro qué necesitamos para cuando tengas la oportunidad de pedirlo.

Para ello, en casa debemos apuntarlo en un papel y que nos lo sepamos de memoria. Así, cuando vayamos a cualquier evento, teniendo nuestro objetivo de networking bien claro, nos vamos a ir acercando a la gente.

Muchas veces a nuestras personas más cercanas ni siquiera les hemos contado cuales son nuestros objetivos, nuestros sueños. Puede incluso que hasta lo de “conseguir sueños” te chirríe un poco. Con la actualidad económica y laboral que vemos en la sociedad, parece que lo de conseguir sueños es algo que no podemos ni platearnos, no nos sentimos con derecho a tener grandes sueños, suena a locura. Pero sí, tienes derecho a tener grandes sueños y el networking te va a ayudar a alcanzarlos.

Así pues, fíjate tu objetivo de networking personal y profesional porque, si no sabes dónde vas, nunca llegarás a ningún sitio.

No sirve de mucho ir a conocer a un montón de personas si no sabemos qué necesitamos para que nuestro negocio crezca. No nos sirven las generalidades, tenemos que tener fijado un objetivo de networking concreto para cada evento hasta que lo consigamos o cambie. Da igual si es un evento familiar o profesional, tienes que ir con tu objetivo de networking bien claro y definido.

  • Preguntar a la otra persona en qué le podemos ayudar.

Sí, practica primero el dar para poder recibir luego. Busca ayudar de forma auténtica y hazlo, que no se quede en nada. Esa ayuda puede ser dándole un contacto que puede ser de valor para el otro. La otra persona automáticamente nos dejará fijada como contacto en su mente, y eso tiene un valor enorme.

Esa persona a la que le preguntes cómo puedes ayudarla, lo más seguro es que se quede muy sorprendida porque no estamos acostumbrados a que casi nadie nos venga a preguntar en qué nos pueden ayudar. Incluso, lo más seguro, es que esa persona no sepa ni qué necesita y te diga “en qué me puedes ayudar de qué”, y si no lo verbaliza, te lo dirá el propio gesto de confusión de su cara.

Es el momento de que le expliques que tú tienes muchos contactos (porque los tienes) y que, seguramente, puedas ayudarle de alguna forma.

La ayuda no tiene que ser directa, puede que no conozcas a nadie que le sirva para lo que necesite, pero sí que tengas una referencia de alguna web dónde informarse, un libro, un curso, algo… pero seguro que una primera orientación para que esa persona siga avanzando puedes darle. Eso ya es una ayuda y puede que marque una gran diferencia para la otra persona.

Recuerda, puede que los contactos que tú tengas no sean nada para ti, pero para otra persona pueden ser de un valor enorme.

  • Pedir lo que necesitas.

Después de haber ayudado, llega el momento de que también tú pidas lo que necesitas, y que, previamente, ya habíamos definido en casa.

Después de haber ayudado será mucho más sencillo que nos ayuden, estarán mucho más receptivos. La pregunta que usamos en nuestras dinámicas de networking es “¿Conoces a alguien que…?” Y ahí incluyes tu necesidad.

Esto va a hacer que la otra persona piense mucho más rápido en alguien que ella conozca que pueda ayudarte y te dé ese contacto que tú necesitas.

  • Escribir al día siguiente.

El día después del evento es tan importante como el mismo evento, así que tenemos que escribir un sencillo email a las personas a las que pedimos un contacto y que nos lo manden. Así tendremos lo que necesitamos y, además, consolidaremos esa relación.

¿Cuándo damos las tarjetas?

No se trata de dar tarjetas por el simple hecho de darlas. No sirve de nada almacenar tarjetas en un cajón. Hay que dar tarjetas a quien sepas que va a ser un contacto de valor para ti y tú dar la tuya a quien puedas ayudar.

Cuando la otra persona te diga qué necesita, es el momento de que la des tu tarjeta para que te escriba al día siguiente recordándote que le des el contacto que le dijiste que tenías.

Y, cuando tú le digas tu objetivo de networking, la otra persona te dará su tarjeta para que seas tú la que le puedas escribir para conseguir el contacto que tú necesitas.

De esta forma, creáis lazos más estables.

No sirve de nada dar una a tarjeta si al día no conectamos con esa persona por email para conseguir ese contacto y afianzar la relación.

Estrategia y pasión

Como casi todo en los negocios, es necesario que tengamos bien claro nuestro objetivo, pero, además, que le pongamos corazón y busquemos ayudar al otro de verdad. Así, se consolidan las relaciones de calidad y crecen los negocios.

Además de hacer networking presencial, también te aconsejo que lo hagas online. En redes online puedes conectar con miles de personas con tus mismos intereses a las que puedes ayudar y que ellas te pueden ayudar a ti.

Recuerda que el networking debes practicarlo allá donde vayas.

Pero no te enganches en conversaciones eternas con alguien que no te deja hablar o que no te está aportando nada, tu tiempo es limitado. Busca cómo ayudar pero también que tengas la oportunidad de que te ayuden a ti, si n,o no sirve de nada.

Esto es un networking de fluir, de conectar con las personas, de sacar tu parte de niña y dejarte brillar, sin formalismos ni esquemas preestablecidos de cómo tienes que hacer las cosas o cómo tienes que ser tú. Déjate brillar y conecta.

Y ahora dime, ¿cómo puedo ayudarte?

Joanna Ferrero

Pincha aquí para leer el primer episodio de Networking como filosofía de vida.

Sobre Joanna Ferrero y Experienciar:

Joanna Ferrero ayuda a emprendedores online que trabajan solos y necesitan apoyo de otros emprendedores, información y aprendizaje para escalar su negocio creando eventos donde puedan conectar con otros emprendedores.

Sus planes combinan: talleres, masterminds, encuentros, ayuda de mentores y networking efectivo convirtiendo estos encuentros en Experiencias.

Siempre ha estado vinculada al mundo de la organización de eventos y ahora ha creado el tipo de planes de networking que a ella le habría encantado disfrutar hace años, cuando empezó, sin perder tanto tiempo y dinero para llegar donde está ahora.

Web:  https://experienciar.es/

Email: hola@experienciar.es

Tags:
0 shares
  1. Pingback: Networking como filosofía de vida I – Páginas de Mujer Emprendedora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo