El neuroliderazgo y las conexiones mentales

ANA HERRERO. MONTANER & ASOCIADOS

En los círculos de empresarios y directivos se habla mucho de las nuevas tendencias del liderazgo y últimamente se nombra mucho al neuroliderazgo. Ya sabéis, me gusta comenzar por el principio, ¿qué entendemos por liderazgo? El liderazgo es el conjunto de habilidades que posee y adquiere una persona que guiará y será referente para otras. En el mundo laboral entendemos al líder como el responsable de un equipo, al que motivará, lo hará funcionar obteniendo lo mejor de ellos con la finalidad de llegar a cumplir los objetivos.

Del liderazgo derivan múltiples tendencias y disciplinas y, entre ellas, encontramos el neuroliderazgo.

¿Sabías qué más del 90% de las decisiones que adoptamos las personas las realizamos de forma inconsciente? Es más, nuestro cerebro es capaz de procesar 400.000 millones de bits de información por segundo, aunque solo 2.000 son decodificados de forma consciente. El neuroliderazgo se centra en los 398.000 millones restantes.

El objetivo de esta nueva línea de investigación trata de conocer a través de una metodología el funcionamiento de la mente de los directivos -los mecanismos neurocognitivos que subyacen al comportamiento de las personas- para, así, poder comprender el proceso neuronal que interviene en las acciones de los líderes y desarrollar una metodología práctica con las conclusiones conseguidas.

El neuroliderazgo aporta un cambio de perspectiva, convirtiendo las relaciones interpersonales y las emociones en el vehículo que puede llevar al éxito a las empresas aportando a los gerentes y directivos las herramientas necesarias para impulsar y motivar a sus equipos. La nueva generación de líderes sabe que las personas somos seres sociales y que el equipo de trabajo es la clave para cada uno de los procesos de la organización.

El neuroliderazgo permite conocer mejor los procesos neuronales que intervienen en la gestión de un equipo y de un proyecto. Es una nueva forma de llevar a cabo las responsabilidades, de analizar y entender a las personas desde una perspectiva más profunda, conociendo su manera de pensar, de actuar y de reaccionar.

El neuroliderazgo une tanto las habilidades tradicionales que debe tener un líder con las ligadas al cerebro y los procesos mentales, como son la atención y la memoria, entre otros. Con ello se intenta comprender los procesos de funcionamiento del cerebro y, de esta forma, optimizar el trabajo del líder con el objetivo de pueda influir positivamente en el entorno en el que opera desde el rol del líder empresarial. Con esta disciplina se intenta entender la manera de gestionar a las personas y su forma de relacionarse con los demás. Un líder debe tener en cuenta aspectos como la conducta, la toma de decisiones, la motivación, la inteligencia emocional, la inteligencia y el aprendizaje individual de cada miembro de su equipo.

Que un líder llegue a ese nivel de conocimiento de sí mismo le ayuda a optimizar su rendimiento, así como el de las personas que tiene a su cargo, aumentando la efectividad de todos. Conocer los procesos neuronales facilita que sea más consciente de sus habilidades y optimizar sus aptitudes. Esto hará que repercuta de manera positiva al resto del equipo, generando las ganas necesarias para que cada miembro del equipo quiera dar lo mejor de sí mismo.

Por lo tanto, el neuroliderazgo nos traerá las siguientes ventajas:

  • Líderes más conscientes de los aspectos que intervienen en sus procesos de toma de decisiones y de hasta qué punto les influyen las emociones y la lógica.
  • Aumento de la creatividad en los directivos gracias a un mayor autoconocimiento.
  • Los directivos aprenden a gestionar y delegar mejor.
  • Los líderes tienen un mayor autocontrol y son capaces de ser más autocríticos.
  • Los directivos aprenden a relacionarse mejor con sus equipos y a motivarlos para que obtengan lo mejor de sí mismos.

Si quieres dar un paso más en tu ejercicio sobre el liderazgo, no lo dudes y comienza interesándote por lo que ocurre en tu cerebro.

Ana Herrero | Directora en Andalucía de Montaner & Asociados

@AnaHerrero

Artículo incluido en el número de julio y agosto de la revista Agenda de la Empresa

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo