Las seis claves para las empresas que quieran sobrevivir a las multigeneraciones

Cinco generaciones distintas trabajando juntas en la misma empresa: Veteranos, Baby boomers, Generación X, Millennials y Generación Z

Veteranos, Baby boomers, Generación X, Millennials y los integrantes más mayores de la Generación Z conviven, hoy día, en empresas de todos los sectores y todos los países; un auténtico choque generacional que ha de ser gestionado correctamente, puesto que la combinación de sus características puede contribuir al éxito del proyecto o, si no, abocarlo al fracaso. “Según un análisis del mercado norteamericano, se estima que actualmente en las empresas conviven un 2,3% de Veteranos; 28,8% de Baby Boomers; 34,1% pertenecientes a la Generación X, y 34,6% de Millennials, un mercado laboral en el que ya empiezan a incorporarse miembros de la Generación Z”, asegura Astrid Encarnación, coach especializada en desarrollo estratégico profesional y empresarial.

Cinco generaciones que poseen particularidades en todas las esferas de su vida: se comunican diferente, razonan diferente, interactúan, trabajan, y visualizan los objetivos y su compromiso organizacional de forma muy distinta. “En el contexto empresarial, se traduce en una tarea titánica para directivos y responsables de recursos humanos, ya que han de gestionar el clima laboral para que no se convierta en una bomba de relojería que pueda dañar la continuidad de los proyectos”, agregó Astrid Encarnación.

“Existen estadísticas demoledoras. El 87% de los empleados, es decir, casi 9 de cada 10, no está totalmente adaptado a su trabajo. Esto acarrea costes extra por la alta rotación de personal y también costes indirectos, por ejemplo, del proceso de reclutamiento y del periodo de aprendizaje”, incidió la coach.

Claves para evitar el choque entre generaciones

Para la empresa que quiera sobrevivir a este encuentro multigeneracional, es imprescindible implantar un modelo que permita conocer, dirigir, atender y gestionar las diferentes generaciones. En este sentido, han de cumplir seis claves:

  1. Revolucionar el concepto Jefe – Líder. Ha de convertirse en un líder multigeneraciones, encargado de guiar este modelo lidiando con los distintos estilos para que se engranen perfectamente. “Como premisa inicial, debe aceptar que las generaciones X o Y no se quedan en la misma organización 10, 15 o 20 años. Por ello, debe motivarles, ofrecer más desarrollo, así como establecer programas de mentoría reversa e inversa”, agregó Astrid Encarnación. Esta figura ha de aglutinar, entre otras cualidades, destreza de comunicación, altos estándares éticos, ha de ser creativo, y en formación permanente. Además, es imprescindible que “tenga destrezas en el establecimiento de reglas, firmeza en la toma de decisión y ha de tener la habilidad de prosperar en la ambigüedad. No hemos de olvidar que ha de construir equipos y talento”.
  2. Adoptar las tendencias tecnológicas a su sistema de negocio.
  3. Flexibilidad e innovación.
  4. Modificaciones de espacio físico acorde a las tendencias ergonómicas de esta  generación. Las empresas deben asumir modelos de estructuras físicas que resulten eficientes para una cultura de trabajo en equipo -por ejemplo, en algunas culturas: el          co-working-, que proporcionen espacios accesibles y abiertos para correlacionarse líderes organizacionales y colaboradores, que genere la sensación de seguridad física en caso de eventos naturales fortuitos, entre otros.
  5. Reconocer y dar importancia al rol de su fuerza de trabajo. Los programas de evaluación de desempeño y reconocimiento de la buena labor, realizados con frecuencia o, al menos, con periodicidad cercana, son parte de las herramientas de motivación y retención de la fuerza laboral millennials.
  6. No perder de vista a la competencia.

Asimismo, desde Ascoach, señalan la importancia de generar sinergias que entrelacen la diversidad de talento y experiencia multigeneracional. De esta forma, por ejemplo, los veteranos necesitan ser escuchados y guiados por otros, y esas características pueden hacer una sinergia perfecta con la de los Baby boomers de realizar tomas de decisiones participativas, fortaleciendo las buenas relaciones con los colegas y supervisores.

Por su parte, los Millennials, generación laboral cuya retención y motivación constituyen uno de los principales retos de las organizaciones, necesitan que se gestionen sus expectativas, implantar una cultura de oficina emocionante y con un ambiente motivacional donde haya oportunidades de crecimiento personal y con sentimiento de pertenencia. Son una generación que necesita sentirse empoderada.

Sobre Astrid Encarnación De La Cruz 

Abogada, Coach de desarrollo estratégico profesional y conferencista, Astrid Encarnación De La Cruz  es fundadora de Ascoach Services, empresa internacional de coaching profesional y moderación empresarial. Formada en Harvard University, en New Hampshire University, en la Universidad Complutense de Madrid y en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, cuenta con más de una década de experiencia, desarrollando proyectos internacionales y multiculturales en Servicios de Consultoría Legal, Gestión del Talento y Administración de Personal, Relaciones Laborales y Estrategias Gerenciales en Europa y América.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo