Pionera en la historia de fórmula 1

“Un director de carrera me dijo que el único casco que una mujer debería usar es el que te ponen en la peluquería”

María Teresa De Filippis, nació el 11 de noviembre de 1926 en la ciudad italiana de Nápoles y falleció el día 8 de enero de 2016. Cuando tan solo era una niña, fue encontrando su pasión en el mundo del motor.  Por ello, decidió introducirse en él con un coche FIAT 500.  Compitió con él en un recorrido de 10km.  Antes de tener la oportunidad de conducir en fórmula 1, participó en varias pruebas de montaña y resistencia.

Al haber dado los primeros pasos en aquellas pistas de carrera, fue un gran logro para la mujer, pero también fue un suceso chocante para la sociedad de desigualdad de género prominente en la época. “Un director de carrera me dijo que el único casco que una mujer debería usar es el que te ponen en la peluquería” De Filippis expresó con esta frase claramente la situación automovilística de la época. Pero a pesar de la infravaloración de la mujer, pudo seguir adelante con mucho esfuerzo y dedicación. Ella misma dijo que con el tiempo aprendieron a considerarla como un miembro más y le aportaban consejos y mucha ayuda. De Filippis relató “no creo que me enfrentara a demasiados prejuicios, más allá de la sorpresa que causaban mis éxitos”.

Al ver su potencial, Maserati la trajo como conductora en 1958 en el gran premio de Mónaco, compitió con un Maserati 250F en tres carreras. Participó en cinco premios del campeonato mundial. Su mejor resultado fue en Spa-Francorchamps, pista que medía 14 kilómetros de longitud, logró alcanzar la meta en décima posición.

A lo largo de su carrera, fue observando como incrementaban las muertes de pilotos de Fórmula 1 en las carreras. Incluso en una carrera en la cual iba a participar, sucedió una muerte que podría haber resultado desastrosa para ella. Fue entonces cuando comenzó a horrorizarse y se alejó por un tiempo del pilotaje, formando una familia. Tras su maternidad, ingresó en el Club de Expilotos de Grandes Premios en el cual llegó a convertirse en vicepresidenta.

De Filippis no comprendía porqué las mujeres no llegaban a pilotar fórmula 1. “Tienen todo tipo de apoyo, quizá es miedo o falta de velocidad. Yo creo que les falta corazón”. De Filippis es recordada como la pionera en el automovilismo. Ella abrió un camino en un deporte dominado por hombres, el cual permitió que otras mujeres pasaran por él y lucharan para alcanzar un mundo de igualdad de género. Inspiró a Lella Lombardi, una piloto italiana de muchas otras influenciadas por la huella de De Filippis.

Andrea Morales De Giles

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo