Los ciberataques… han venido para quedarse

No se trata de ser temerosos, sino de conocer el entorno, saber cómo actuar de forma responsable. Del mismo modo que ninguno de nosotros dejamos de salir a la calle por temor a que nos atropelle un coche, las empresas, emprendedores, freelance… deben acoger la transformación tecnológica para crecer. Eso sí, conociendo los nuevos riesgos inherentes a esa transformación e integrando una serie de medidas de prevención con total naturalidad.

Nuestra experiencia nos dice que un seguro que se limite a indemnizar daños sufridos tras un ciberataque, sin más, es completamente insuficiente. Los clientes esperan mucho más de un socio. Esperan un apoyo. Incluso para evitar ser objetivo de un ataque.

La realidad nos demuestra que actualmente muchos empresarios no saben que el ciberriesgo ¡se puede asegurar y se debe asegurar! Máxime cuando, tanto las pequeñas empresas como los emprendedores, siguen siendo muy vulnerables a los ataques cibernéticos, generalmente por falta de medios para hacerles frente.

Lo primero que deben saber los empresarios es que un nivel de seguridad del 100% no existe. Y siempre vamos a estar expuestos a ellos. Han venido para quedarse. Es la realidad que hay que asumir, de ahí que el soporte permanente ante los ciberataques sea la base del seguro.

También cabe preguntarse por qué la ciberseguridad es cada vez más importante. Básicamente porque impacta en la competitividad de la empresa y, por ende, en la economía. Además, los nuevos modelos de negocio, cada vez más digitales, hacen que los ciberdelincuentes tengan un campo más amplio de actuación, con métodos de ataque cada vez más novedosos y con una capacidad de impacto altísimo.

Si además consideramos las exigencias legales, como las impuestas por el Reglamento General de Protección de Datos, es más que evidente que la correcta captación, uso y almacenamiento de datos de los clientes, empleados y proveedores de las empresas es un elemento vital que puede ser objetivo de un hacker. Y con consecuencias desastrosas para las empresas, desde el punto de vista económico y reputacional.

Tanto es así que la Comisión Europea, por primera vez, se ha propuesto desarrollar un programa digital europeo, y crear así una Europa Digital, haciendo especial hincapié en la inteligencia artificial, supercomputación o ciberseguridad, partidas que cuentan con presupuestos a largo plazo (para inversiones entre 2021 y 2027).

Hay que destacar que el papel de las personas es fundamental. Y en cuestiones de ciberseguridad  ¡más importante que nunca! El 47% de los ataques informáticos dentro de las compañías se originan por empleados o exempleados; y un 41% son causados por proveedores, según la Encuesta Mundial de Seguridad de la Información 2018, elaborada por  PwC .

Establecer programas formativos, acciones de sensibilización, son algunos de los elementos que se recomiendan integrar en cada empresa. Programas adaptados a cada actividad son un escudo de protección importante: contraseñas robustas, borrado seguro de información, evitar la geolocalización siempre que no sea necesario, etc. y por supuesto, aplicar siempre el sentido común.

Nieves Malagón

Responsable de Marketing Empresas de AXA

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo