El emprendimiento no entiende de género

No cabe duda que el papel de la mujer en el mundo del emprendimiento va cobrando cada vez más protagonismo. Cada vez son más las mujeres que deciden dar el paso, olvidando posibles miedos e inseguridades, y deciden poner en marcha su propio negocio, en un ámbito dominado tradicionalmente por los hombres.

Nerea de la Fuente Directora de Riesgos Profesionales Hiscox¿Cómo es el perfil de estas mujeres? ¿Qué les ha llevado a tomar la decisión de emprender? Para poder hacer este análisis, debemos ir mucho más allá. Profundizar primero en cómo es la mujer actual, sus inquietudes, cuál es el papel que desempeña en la sociedad, sus gustos y preferencias o las barreras con las que se encuentra o autoimpone. Este punto de partida nos ayudará a comprender mejor cuál es el rol que juega la mujer en el mundo del emprendimiento.

La mujer española actual busca sentirse dueña de su tiempo, tener más control sobre su vida y, sobre todo, busca un equilibrio entre su vida profesional y familiar. Ella decide en qué invertirlo: ocio, trabajo, hijos o amigos, y busca desarrollar una carrera profesional que le permita realizarse, explotar su capacidad creativa e iniciativa y tener más tiempo para poder dedicarse a otras actividades.

En los últimos años, hemos sido testigos de una gran evolución de la mujer en todos los sectores profesionales. Una mujer que se desmarca de los estereotipos tradicionales, con grandes aspiraciones laborales, que les lleva a poner todo de su parte para llegar a lo más alto. Creando su propio camino.

Los últimos resultados de nuestro estudio ‘ADN del Emprendedor 2017’ reflejan esta tendencia. Una nueva generación toma el protagonismo liderando el movimiento emprendedor en España: la denominada generación ‘Y’ o millennial. Tal y como viene reflejado en el estudio, ocho de cada diez mujeres tenían menos de 40 años cuando fundaron sus empresas y la mitad de ellas menos de 30.

Además, estas mujeres no emprenden un solo negocio, sino que también lo hacen en varias ocasiones, consolidando el concepto de ‘pluriemprendedoras’: más de la mitad ha puesto en marcha más de un negocio y cuatro de cada diez está al frente de más de una compañía.

Entre los motivos que esgrimen para tomar la decisión de emprender se encuentran la satisfacción de sentir que pueden influir en el rumbo del negocio o sentir que tienen más control sobre su vida. Ser su propia jefa hoy en día les permite ganar más dinero, tener más posibilidades de ser ellas mismas, desarrollar su creatividad e innovación y una mayor flexibilidad. Y es que, por lo general, sus jornadas son más cortas, pero más continuas. Es decir, trabajan menos horas al día, pero durante más días, aunque esto suponga disfrutar de menos días de vacaciones.

Esta forma de ser y de trabajar viene reflejada también en el propio ADN de lo que es ser emprendedor. Para ellas, este perfil debe tener liderazgo, creatividad y, sobre todo, las ganas de querer hacer las cosas de una manera diferente e innovadora. La nueva emprendedora ocupa un lugar destacado en el mundo empresarial, aunque aún queda mucho camino por recorrer.

¿Y si las comparamos con nuestros emprendedores? Nuestro estudio pone de manifiesto que el emprendimiento no entiende de géneros. Podemos tener motivaciones diferentes a la hora de emprender, distintos objetivos profesionales que perseguir o formas distintas de liderar y gestionar equipos. Pero en lo que respecta al día a día del negocio, no hay distinción entre hombres y mujeres.

Además, todos se enfrentan a los mismas barreras y temores. La excesiva tramitación burocrática, la inestabilidad política, el difícil acceso a la financiación o la falta de ayudas por parte de las instituciones públicas, afectan a todos por igual. También a la hora de crecer y generar empleo y riqueza, tampoco hay diferencias entre unos y otros.

Damos la bienvenida a esta nueva generación de emprendedoras españolas que lideran a nivel mundial los rankings de optimismo, innovación, generación de negocio y creación de empleo.

Esta nueva emprendedora desempeña un papel fundamental en el tejido empresarial español como generadora de riqueza y empleo, aportando su visión de cómo deben ser los negocios en el siglo XXI. No perdamos de vista esta figura porque, sin duda, dará mucho que hablar.

 

Nerea de la Fuente

Directora de Riesgos Profesionales de HISCOX

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo