Más de un millón de andaluzas se beneficia del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama

Más de 1.152.000 mujeres de entre 50 y 69 años se han beneficiado del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama que la Consejería de Salud implantó en 1995. Hasta el momento, se han detectado 13.210 tumores entre las mujeres citadas para realizarse una mamografía y que se incluyen en el grupo de edad de mayor riesgo de padecer esta enfermedad. La consejera de Salud, Marina Álvarez, en la conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, ha subrayado hoy la necesidad de sensibilizar a las mujeres para que acudan al programa de diagnóstico precoz para luchar contra el tumor más frecuente en las mujeres tanto a nivel mundial como europeo.

Para el desarrollo del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama en el conjunto de la comunidad autónoma, se cuenta con 62 Unidades de Exploración Mamográfica, de las que 19 son fijas, 5 son móviles y 38 se ubican en el ámbito hospitalario.

Actualmente, la supervivencia a los cinco años en cáncer de mama se sitúa en un 85,6%, según los últimos datos del Registro de Cáncer andaluz, una cifra que llega al 90% cuando el diagnóstico es precoz, de ahí la importancia del cribado. Cada año, se diagnostican en la comunidad autónoma andaluza alrededor de 4.900 nuevos casos de cáncer de mama.

La detección temprana a través de la realización de mamografías permite mejorar el pronóstico de la enfermedad y aplicar a las mujeres afectadas tratamientos menos agresivos, gracias a un abordaje integral e individualizado de los equipos profesionales que tratan esta enfermedad.

En el caso de aquellas mujeres que no han podido preservar su mama se realiza una reconstrucción quirúrgica de su seno. En 2017, se han realizado un total de 1.871 intervenciones de reconstrucción tras una mastectomía, un 32,5% más que el año anterior.

La sanidad pública andaluza está incorporando progresivamente también en sus centros la micropigmentación, que consigue completar la total reconstrucción del pecho al redibujar la areola y el pezón perdidos a causa de un proceso oncológico. La aplicación de esta técnica supone un aumento de la autoestima y una mejora de la calidad de vida, ya que la mujer recupera su imagen corporal. Actualmente, se realiza en los hospitales Puerta del Mar de Cádiz, Reina Sofía de Córdoba, Valme de Sevilla, Complejo Hospitalario de Jaén y Regional de Málaga. Próximamente se incorporará en el Hospital San Cecilio de Granada.

La consejera ha ofrecido estos datos durante su participación en el 37º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria y la 13ª Reunión de la sección de Enfermería de la Sociedad Española de Técnicos de Senología, que tienenlugar en Cádiz. Durante su intervención en estos foros, ha destacado que “la calidad de la atención a la patología mamaria ha crecido vertiginosamente en los últimos años, gracias a numerosas innovaciones”, impulsadas principalmente por “profesionales implicados por mejorar sus resultados a diario”, ha enfatizado Álvarez.

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo