“En este siglo nos toca adaptarnos constantemente al cambio desde el análisis y la investigación”

Marisa Santamaría es la directora de Relaciones Institucionales y Proyectos Especiales del IED Madrid. Cargo desde el que trata de dirigir una estrategia anual de comunicación y desarrollo de proyectos de carácter cultural, social y medioambiental, encaminados a generar prestigio y notoriedad para el IED. Además, ha fundado y coordina EYE IED, la Unidad de Tendencias Internacionales del IED, con el desarrollo de proyectos con Arcelor Mittal, Gaston y Daniela o Fit 2 Com, proyectos de investigación de la Unión Europea.

Curiosa, activa y proactiva, Santamaría es también analista de tendencias e imparte clases y conferencias en diferentes países e instituciones como la Cámara de Comercio de Lima, Cámara de Comercio de Bogotá, Universidad del Caribe en Colombia, Centros de Innovación Textil de Perú, Universidad del Pacífico Santiago de Chile, INACAP Chile, Bienal de Diseño de Madrid, La Casa Encendida, VITRA, La  Roca Gallery, Centro Conde Duque, Ayuntamiento de Madrid, TED X Taipei.

Una larga trayectoria enfocada a la comunicación

Santamaría se licenció en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudió Dirección Creativa, Estrategia y Diseño en el IED Milán, así como una especialización en Comunicación Motivacional. Al principio, centró su carrera en el campo de la comunicación, trabajando en diferentes multinacionales y empresas para marcas como: Telefónica, Movistar, HP, Ermenegildo Zegna, Bulgari, Burberry, Canon, Circo del Sol, Endesa, entre otras. Y en el IED, fue directora de Comunicación durante 10 años, antes de asumir la dirección de RR. II.

Sobre el IED Madrid, Santamaría señala que es “un Centro de Formación Superior del diseño, la comunicación y el management, de primer nivel internacional. La formación es de las más avanzadas del mundo y, como escuela, no descuida la cultura, el mundo de la empresa, la sostenibilidad y la investigación”.

Cuando entró en el IED en Madrid, hace 12 años, -explica- “había una sola sede y 600 alumnos. Hoy contamos con cuatro sedes, cerca de 1.600 alumnos por curso y la colaboración de 300 empresas y más de 1.500 profesores y colaboradores”. Además, Santamaría ha señalado que el IED es una empresa en evolución, “la innovación es constante, lo que supone un reto en una carrera profesional. Aunque llevo más de 10 años en el IED, me parece que he trabajado en cinco empresas diversas en este tiempo”.

Apoyar el talento

Su mayor satisfacción: trabajar en lo que le apasiona y, además, contar personalmente con un propósito mayor, apoyar el talento. “Ayudar a que ciertos proyectos y personas, con un enorme potencial, fructifiquen y encuentren su camino en la realidad profesional nacional o internacional. Siento que con ciertos proyectos y colaboradores se pueden cambiar, aunque sea mínimamente, algunos aspectos de nuestra sociedad actual”, afirma.

Santamaría es, además, una profesional creativa, sensible y conectora… “Esto último, conectar, se refiere a una de mis habilidades profesionales. Crear y mantener una red de contactos que permita poner en conexión ideas y proyectos originales, diferentes, con emprendedores y empresas”, detalla. Una función que va más allá de su vida profesional.  “También en mi vida personal, me entusiasma, cuando veo un proyecto interesante o una persona con talento, rápidamente pienso en la manera de conectarle con los medios adecuados para que prospere un trabajo o un proyecto”, detalla.

En este punto, Santamaría ha recalcado que probablemente le aportan más los alumnos que ella a estos. “Es importante la transmisión de conocimientos, pero más que nunca, motivarles y generar una actitud positiva/creativa/proactiva, y enseñarles los códigos del aprendizaje, aprender a aprender. Nos toca a todos reciclarnos en nuestra vida profesional constantemente”, afirma.

De hecho, ha señalado que es una gran satisfacción “lanzar el mensaje positivo y motivador de cómo evoluciona el IED en España, a través del éxito de sus alumnos y ex alumnos y cómo crece como institución, con la misión y visión de implantar una formación de calidad para el presente y el futuro”.

Analista de tendencias

Santamaría es, además, analista de tendencias especializada en diseño y arquitectura. Tal y como comenta, “el diseño y la arquitectura están íntimamente conectados, hoy más que nunca. Lo más interesante de los últimos años es el trabajo de los diseñadores y arquitectos como transformadores de la realidad, tanto en empresas, como en instituciones, ciudades y entornos, desde el denominado Design Thinking y desde un análisis multidisciplinar e interactivo para impulsar la innovación. El diseñador y el arquitecto se convierten en agentes del cambio, sea tecnológico, empresarial o social. Todas las posibilidades de las tendencias del diseño o la arquitectura coexisten, se mezclan y reciclan sin cesar, lo importante es encontrar las nuevas corrientes y el pensamiento de los nuevos talentos o los nuevos grupos de influencia, en este punto radica la fuerza de mis investigaciones dentro del IED”.

Y con respecto a sus próximos objetivos, desde la Unidad EYE IED, que creó dentro del IED, están trabajando en varios proyectos de investigación y desarrollo, financiados por la UE, con distintos países e instituciones. Uno de ellos tiene el objetivo de reactivar la industria del calzado en varios países, otro generar nuevas formas de turismo en varias ciudades. También hay un proyecto estratégico con la multinacional ArcelorMittal y sus centros de I+D en Avilés y en Zamudio. Y, por último, tienen una investigación del futuro del hábitat de la cocina o los tejidos.

Y es que como comenta Santamaría “en este siglo nos toca adaptarnos constantemente al cambio desde el análisis y la investigación. Las empresas y los profesionales podemos desarrollar una visión más amplia del mundo en general y de sus particularidades, estar al día y prever el futuro y actuar en consecuencia”. En este punto, Santamaría ha confesado que para ella es muy importante el conocimiento que se adquiere con las investigaciones. Pero siempre que estén unidas a planes de desarrollo, a la acción y a la puesta en marcha de proyectos de innovación.

Y, además, de su vinculación al IED, Santamaría también escribe sobre tendencias, diseño, arquitectura, talentos y viajes (impreso y online) para publicaciones como El País, Condé Nast Traveler, Condé Nast AD España, Vanity Fair, Ottagono Design & Architecture Magazine; y forma parte del jurado de los concursos Arquideas de arquitectura, jurado de los premios anuales de la revista AD Architectural Digest, y es miembro fundador del Circulo Orellana de mujeres empresarias y directivas.

No hay lugar a dudas, la vida de Santamaría es un no parar. De hecho, ella misma reconoce que no desconecta nunca. “Todas mis actividades están conectadas entre sí. Cuando acabo mi jornada en el IED, los fines de semana y vacaciones escribo artículos. Cuando viajo también visito instituciones formativas o estudios de diseñadores o espacios nuevos o edificios de interés. Cuando voy a un restaurante, no puedo dejar de analizar la iluminación o el diseño del mobiliario…” Pero tal y como afirma: “lo disfruto. Me apasiona estar conectada permanentemente con lo nuevo, lo diferente, lo alternativo, el talento y rodearme de personas que me inspiran y me aportan dinamismo y energía positiva”.

María Cano Rico

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo