Lalzada, un proyecto de diseño en evolución

Marisa Ruiz es la cofundadora de Lalzada, un Estudio de Arquitectura y Diseño de Interiores que nace en 2002 con la filosofía de conseguir la mayor satisfacción de sus clientes. Conocer y comprender sus hábitos, sus gustos y sus necesidades, para así realizar y llevar a cabo el proyecto que se adapte perfectamente a sus necesidades, de modo que sientan esa casa como su hogar. Tal y como destaca, “la satisfacción del cliente es la mía”.

“Expectativas muy positivas”

“Entusiasta, intuitiva con los clientes y cumplidora con sus compromisos y sus objetivos”. Así es Ruiz, quien ha indicado que, actualmente, Lalzada se encuentra en un momento de cambio con expectativas muy positivas, debido al relanzamiento económico que va muy ligado a la evolución del sector.

De hecho, ha comentado que la evolución de Lalzada ha sido muy satisfactoria y positiva. “Empezamos dos personas en un estudio muy pequeño y, en la actualidad, somos 17”, lo que les permite trabajar en diferentes proyectos de distintas magnitudes sin que en ningún momento “se resienta ni el trato excelente que pretendemos dar, ni el cumplimiento de nuestros compromisos y plazos”, recalca.

Mercado nacional

Desde un punto de vista internacional, Ruiz explica que han realizado proyectos muy interesantes y satisfactorios en el extranjero, fundamentalmente en EE. UU. “Aunque en este momento estamos más centrados en el mercado nacional, aprovechamos cualquier oportunidad que se nos presenta”, destaca.

Con respecto a su trayectoria académica, Ruiz estudió Diseño de Interiores en IADE, realizó un master en Gestión Comercial y Marketing en ESIC y, posteriormente, comenzó a trabajar durante nueve años en una importante compañía. Finalmente, le surgió la oportunidad de montar Lalzada.

Más allá del ámbito profesional, leer y pasar el mayor tiempo posible en su refugio de campo con su marido y su perro, además de disfrutar de la compañía de sus amigos, son sus grandes placeres.

Visión positiva

Por otra parte, ha incidido en que lo que más valora de su trabajo es el contacto con clientes y la satisfacción personal que le produce su entusiasmo al entregar la obra. “En cuanto a la situación laboral, afortunadamente la crisis va pasando y percibimos una recuperación en el sector que nos hace ser muy optimistas”.

Finalmente, ha concluido indicando que sus próximos objetivos se basan en continuar desarrollando el proyecto empresarial que supone la Lalzada y alcanzar las metas que se han fijado.

María Cano Rico

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo