Una mujer de película

Conocida por su pseudónimo literario Isak Dinesen, Karen Blixen fue una escritora danesa de gran reconocimiento internacional. Su padre, Whihelm Dinesen, un militar parlamentario, se suicidó cuando ella era niña, atormentado por padecer sífilis. Su madre, Ingeborg Westenholz, quedó sola con cinco hijos a su cargo, a los que pudo mantener gracias a la ayuda familiar.

Karen_Blixen_1913Blixen se educó en prestigiosas escuelas suizas y se la educó para la clase alta. Desde su infancia, sintió inclinaciones artísticas por la escritura y por la pintura, y en 1907 escribió con el pseudónimo de Osceola su primer cuento, titulado Los Ermitaños, que fue publicado en una revista danesa. Redactó otros relatos pero al no conseguir publicarlos abandonó durante años la literatura.

Enamorada desde muy pequeña de Hans, su primo segundo, Blixen fue obligada a casarse con el hermano de éste, el barón Bror Blixen-Finecke, con quien inició en Kenia una plantación de café llamada ‘The Karen Coffee Company’. El matrimonio fue difícil. En el primer año de vida en común su marido le contagió la sífilis. Cansada de las infidelidades de su marido, se separaron tras seis años de matrimonio, quedándose ella con la plantación. Aprendió las lenguas aborígenes y se empapó de las costumbres locales. Se ganó el afecto de los nativos, quienes la apodaban “la hermana leona”.

En 1918 conoció al cazador de safaris y piloto militar inglés Denys Finch Hatton, su gran amor. Tres años después, sustituye al barón en la gerencia de la plantación y forzada por las circunstancias se separa de su marido, en contra de sus propios deseos.

En 1931 Finch muere al estrellarse su avioneta. Blixen quedó destrozada al mismo tiempo que la plantación se hundió por la caída de los precios del café. De este modo, se vio obligada a venderla y regresar a Dinamarca para vivir con su madre. Fue entonces cuando comenzó su carrera literaria bajo diversos pseudónimos, el más conocido Isak Dinesen. Su primer libro, Siete cuentos góticos, tuvo dificultades para encontrar una editorial. Fue publicado en los Estados Unidos en 1934. Cuando se eligió como una selección del Club Book-of-the-Month, las ventas se dispararon. Este primer libro le dio gran reconocimiento en los Estados Unidos y la publicación del libro en Gran Bretaña y Dinamarca le siguió, aunque con cierta dificultad. Aun así, fue su libro Memorias de África (1937) el que sin duda la catapultó a la fama a nivel internacional. Inspirada en el libro se filmó la película homónima, protagonizada por Meryl Streep en el papel de Karen Blixen y Robert Redford como Dennys Finch Hatton. Por esta obra, le fue concedido el Tagea Brandt Rejselegat (un premio danés para mujeres en las artes o la vida académica) en 1939.

A continuación, publicó una colección de cuentos cortos llamados Winter’s Tales (Cuentos de invierno). Después Blixen trabajó en una novela que llamó Albondocani con historias entrelazadas a través de varios volúmenes. Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Dinamarca fue ocupada por los alemanes, Blixen comenzó su única novela completa, la historia introspectiva The Angelic Avengers. Casi todos los cuentos de Blixen de los años 40 y de los años 50 siguen un estilo tradicional de la narración, tejiendo temas góticos tales como el incesto y asesinato con el mito y el embrujo como medio de explorar identidad, moralidad y filosofía.

En 1955 se enfrentó a dos operaciones, de estómago y de la espina dorsal, y su salud quedó quebrantada. No pesó más de 35 kilos hasta su muerte, en 1962. Aun así, no abandonó la escritura y en 1957 publicó una colección de relatos, Last Tales, seguida el año siguiente por la colección Anecdotes of Destiny. Ese mismo año fue nominada por segunda vez al Premio Nobel sin éxito, pero fue designada miembro de la Real Academia norteamericana.

En 1959, Blixen hizo su único viaje a los Estados Unidos en el que conoció a Marilyn Monroe y a la escritora Carson McCullers. Al volver a Dinamarca, comenzó a trabajar a pesar de su grave enfermedad, terminando Sombras en la hierba en 1960.

Según una investigación  del profesor Kaare Weismann, jefe médico del hospital de Bispebjerg, lo que mató a la escritora no fue una fase avanzada de la sífilis, sino el envenenamiento progresivo debido a los tratamientos con mercurio que le aplicaron en África y Dinamarca para frenar la enfermedad. Incapaz de comer, Blixen murió en 1962 en Rungstedlund, la finca de su familia, a la edad de 77 años, aparentemente de desnutrición.

Por sus logros literarios, Blixen recibió la medalla danesa Holberg en 1949, la medalla Ingenio et Arti en 1950. También recibió la beca inaugural Hans Christian Andersen de la Asociación de Escritores Daneses en 1955 y la distinción de la Fundación Conmemorativa Henrik Pontoppidan Grant en 1959. En 2012, los registros de los Premios Nobel se hicieron públicos después de 50 años y revelaron que los finalistas fueron John Steinbeck (ganador), Robert Graves, Lawrence Durrell, Karen Blixen y Jean Anouilh. Blixen falleció en septiembre, por lo que ya no pudo ser candidata en más ocasiones.

Tags:
0 shares
Periodismo
Constructivo