Talento sin etiquetas

Vivimos en la era del Big Data, la era en la que los datos personales importan y mucho. Pero, ¿son importantes los datos personales en el sector de los Recursos Humanos? Rotundamente no, o al menos no deberían serlo. Eliminar las etiquetas que limitan a las personas, a las empresas y a toda la sociedad para hacerla más igualitaria y justa debería ser una obligación en cualquier proceso de selección. Por este motivo, ha sido necesario desarrollar iniciativas como el currículum ciego, un modelo estándar desde hace años en otros países, pero algo novedoso en España, para que se basen Iria Vázquez. Foto BUENAexclusivamente en el talento de las personas.

Destacar en primer lugar las competencias profesionales, el talento, las experiencias y los logros y eliminar información personal que no aporta valor, o incluso la fotografía, es una sencilla manera de salvar las dificultades a las que se enfrentan hoy en día algunos colectivos cuando buscan trabajo. Colectivos como los mayores de 45 años y las mujeres con responsabilidades familiares no compartidas, que son los más afectados. Dos perfiles, a los que, con esta nueva técnica, se les garantizaría la igualdad de oportunidades, y así se evitaría la discriminación en el ámbito laboral.

Estas son sólo medidas que marcan el camino hacia un modelo más inclusivo de selección que favorecerán la eliminación de criterios discriminatorios y, sobre todo, nos permitirán no perder talento por factores subjetivos y que nada tienen que ver con el valor profesional de una persona.

Dar la vuelta al currículum facilita que tengamos en cuenta únicamente la capacidad de una persona para desempeñar un trabajo, haciendo más justo el proceso de selección y consiguiendo que haya más oportunidades para todos.

El principal reto de cualquier empresa es atraer, captar y retener el talento, por lo que, a la hora de la elección de un candidato, la edad, el sexo, el estado civil o el origen no debería tener valor alguno en la decisión.

Para aplicar este modelo en los procesos de reclutamiento y de selección de una multinacional de Recursos Humanos, es necesario previamente el diálogo y la formación de los consultores de selección para que se eliminen criterios discriminatorios y se haga una apuesta firme por el talento. Además de para transformar la mentalidad y procesos de las empresas y de los profesionales de los recursos humanos para que tenga efecto, es algo necesario para hacer frente a los prejuicios y la discriminación laboral existentes en los procesos de selección.

En definitiva, cualquier empresa, desde el proceso de selección, tiene que luchar por la igualdad laboral, por buscar talento, talento sin etiquetas.

Iria Vázquez

Directora de Servicio y Calidad

Grupo Adecco

Tags:
0 shares
Periodismo
Constructivo