Consuelo Tamayo Hernández

Retrato de Consuelo Tamayo Hernández. Foto de Foto Ana María Gutiérrez García
Retrato de Consuelo Tamayo Hernández. Foto de Ana María Gutiérrez García

‘La Tortajada’ 

Con sólo 15 años debutó como actriz de variedades en París y su presentación fue un éxito sonado. Nacía así, con fuerza, la que habría de ser la primera estrella española en alcanzar, éxito tras éxito, una proyección mundial en el sentido más literal de la palabra. París, Londres, Nueva York… fueron espectadoras gozosas de su arte. Nació en Santa Fe (Granada) en 1867. Con 14 años se casó con Ramón Tortajada, quien sería su director artístico.

Su belleza, su estilo en el baile y el gracejo de su habla granadina conquistaron al público de forma arrolladora. Su popularidad corrió como la pólvora. Por dos veces dio la vuelta al mundo, actuando en los mejores escenarios de Europa, Norteamérica y el mismísimo Transvaal (Sudáfrica). Fue condecorada por el Káiser alemán Guillermo II y por el zar ruso Nicolás II. Sin embargo, rara vez actuó en España. Cuando se retiró, tras casi treinta años de incomparable éxito, se refugió en Granada. Murió en Santa Fe en 1957 a la edad de noventa años.

Tags:
0 shares
Periodismo
Constructivo