Belén Arcones, IMF Business School

“Si está en nuestra mano impulsar y promover alguna causa justa, tenemos la responsabilidad de hacerlo”

“Una persona eminentemente realista, trabajadora y con una gran pasión por ofrecer la formación de mejor calidad”. Así es Belén Arcones, directora general de IMF Business School, una escuela de negocios internacional creada en 2001 con el fin de apostar por una formación de calidad con programas que cuentan con el aval académico de universidades adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Belén Arcones_Directora Ejecutiva de IMF Business Schoool“Trabajamos para ofrecer un amplio catálogo de másteres oficiales y profesionales que den respuesta a las demandas del mercado, donde un claustro de doctores y profesionales con amplia experiencia en cada uno de sus sectores, pedagogos y empresas destacadas del entorno económico nacional, colaboran en el diseño de programas de alto impacto en empleabilidad a nivel no solo nacional, sino también internacional”, explica Arcones, quien recalca que “el alumno es el eje absoluto de nuestra actividad”.

Así, entre las claves que definen IMF Business School se encuentran la flexibilidad para la adaptación al estudio de sus programas a un amplio abanico de perfiles directivos y profesionales, la accesibilidad a la formación gracias al plan internacional de becas y, fundamentalmente, la alta calidad de su impartición, tanto en la modalidad presencial como en online. “Además del talento de nuestro equipo humano, sin el cual nada sería posible”, destaca Arcones.

Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, Magíster en Innovación y Gestión del Conocimiento y Doctora por la Universidad Camilo José Cela, Arcones ha combinado a lo largo de su trayectoria profesional, su desempeño en la empresa privada con la administración pública. Estuvo siete años en el instituto regional de seguridad y salud en el trabajo para emprender con Carlos Martínez, con quien fundó IMF Business School, “una iniciativa de escuela de negocios que a día de hoy sigue siendo nuestro sueño”, recalca Arcones.

Algo que define a Arcones y que más que una función es una disposición ante el trabajo, es que siempre ha pensado que a medida que aumenta la responsabilidad de un profesional en la empresa, más grande debe ser la vocación de servicio con el equipo con el que se trabaja. “En mi caso, una de las funciones más destacables es ayudar al equipo a superar los retos que una organización como la nuestra nos va proponiendo”, destaca Arcones, quien como directora general tiene la función de establecer e impulsar la estrategia a medio y largo plazo del centro junto al presidente de la compañía, evaluando sus avances y estableciendo las acciones de mejora continua a medida que avanza el proyecto. Además, apoya al equipo directivo en la definición de los objetivos alineados con la estrategia de la empresa y les acompaña en la definición de los planes de acción para llevarlos a cabo. “Creo que mi puesto de trabajo alberga una enorme responsabilidad y esto lo hace complicado, pero, por otra parte, permite tomar decisiones que pueden repercutir positivamente en un gran número de personas y familias, lo cual es para mí una satisfacción”, afirma Arcones.

Con respectos a sus objetivos, destacan el de seguir expandiendo IMF Business School como referente internacional en la formación de directivos, con una oferta basada en la excelencia y diferenciación basada en su metodología Student Centered. Además, a largo plazo, Arcones confiesa que una de sus grandes ilusiones siempre ha sido “poner en pie una fundación que ayude a los desfavorecidos, que nos permita devolver a la sociedad lo que nos ha dado”. De hecho, Arcones ha confesado que se siente privilegiada por las oportunidades que le ha dado la vida. “Este privilegio lo siento como una palanca de apoyo y ayuda a los que tienen menos. Si está en nuestra mano impulsar y promover alguna causa justa, tenemos la responsabilidad de hacerlo”, subraya.

Una de las grandes pasiones de Arcones es la de viajar, conocer mundo, diferentes culturas, ya que afirma que ayuda a abrir la mente. De hecho, ha comentado que su pareja comparte esa misma pasión y en cuanto disponen de tiempo salen de viaje con sus tres hijos. “Ambos pensamos que las experiencias de viaje compartidas es uno de los mejores legados que podemos dejarles”, comenta.

María Cano Rico

Tags:
0 shares
Periodismo
Constructivo