‘Women & Money’ resuelve los retos de la gestión financiera

La red internacional Professional Women’s Network (PWN) organizó este evento ‘Women& Money” (Mujeres y Dinero) para plantear los retos a los que las mujeres directivas y empresarias se enfrentan en el ámbito de la gestión financiera personal y profesional

Renata Moitinho, Women&Money 26-4-16Históricamente las mujeres se han encargado de los recursos y el dinero del hogar mientras que los hombres se han ocupado del dinero público. Esta tendencia está en constante cambio y actualmente las mujeres ocupan puestos de responsabilidad en las empresas e instituciones financieras. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer en la relación de las mujeres con el dinero, según las ponentes del encuentro ‘Women & Money’ (Mujeres y Dinero): Caroline Courtier, vicepresidenta de Recursos Humanos en Xerox, la consultora financiera Renata Moitinho, y la directora general del Grupo GVC Gaesco Valores, Carme Hortalá. El acto celebrado este martes ha sido organizado por la red internacional Professional Women’s Network (PWN Barcelona) de directivas y empresarias, en la sede del Grupo GVC Gaesco de Barcelona.

Entre las conclusiones destacades estaba la idea de que aun persiste una desigualdad salarial acentúada entre hombres y mujeres que supera el 17% en España “y esto se debe en parte a que las mujeres no saben negociar bien su salario” según indicó Caroline Courtier, asimismo presidenta de PWN Barcelona. En este sentido, Moitinho apuntó la influencia de los modelos mentales forjados en nuestra infancia en nuestra relación con el dinero, y que hace que incluso pensar en ganar dinero nos incomode. Por su parte, Hortalà destacó el incipiente papel de las mujeres como inversoras y denunció el bajo número de mujeres en puestos de dirección en el ámbito financiero, a pesar de que está demostrado que más mujeres ejecutivas dan mayores rendimientos a sus empresas.

Otra de las cuestiones abordadas ha sido qué pueden hacer las mujeres trabajadoras y directivas para negociar mejores salarios y bonos, cómo podemos mejorar la gestión financiera de nuestras propias empresas y cómo podemos mejorar la gestión y el crecimiento de nuestro dinero. Abrió el acto Caroline Courtier, Vicepresidenta de Recursos Humanos en Xerox, hablando sobre la brecha salarial. “Todavía persiste la desigualdad salarial entre hombres y mujeres en las empresas, que en España es de un 17’8%, superando a la media en la Unión Europea que es un 16’3%. Esto se debe en Ponentes Women&Money 26-4-16, 32 2parte a que las mujeres no saben negociar bien su salario” afirmó.

¿Cuáles son los motivos de que aún exista esta desigualdad salarial de género?. En su opinión, hay tres: el rendimiento laboral de las mujeres está infravalorado, los prejuicios de género siguen vigentes, las mujeres tienden a negociar menos el salario / bonos que los hombres. Al respecto, Courtier apuntó como propuestas conocer el valor que aporta la propia ejecutiva a la empresa: “es importante saber cuáles son tus competencias para así hacerte valer mejor delante de tu empresa; tus habilidades es lo que te da valor frente a otros” señaló. Cerró su intervención ofreciendo unos consejos para pedir un aumento de sueldo: “Prepáralo bien, muestra tu valor y tu ambición, sin excusas tipo “lo necesito por motivos familiares”. No debes dar excusas, ¡tu lo vales! .No pierdes nada por pedirlo, al menos sabran que eres ambiciosa y eso es bueno”.

La psicología del dinero centró la intervención de la consultora experta en negocios y finanzas, Renata Moitinho, para quien “Nuestra mente es nuestra mejor aliada”. En este sentido, señaló que “Debemos reprogramar nuestra mente para sentirnos bien cuando tratamos de dinero”. En consecuencia, “puede gustarte ganar dinero y ser una buena persona, no es incompatible”.

Recordó también que nuestro pasado es el modelo que tenemos. “Las decisiones sobre dinero y sobre nuestras finanzas son inconscientes, y nuestras experiencias durante la infancia nos marcan los sentimientos y emociones que tenemos hacia el dinero”. Recomienda crear hábitos saludables financieramente , lo que significa: planificar, pagar deudas, ahorrar y aprender sobre cómo el dinero actúa en nuestra vida.

Respecto a la aplicación de todo esto en los negocios, especialmente si tenemos una pequeña empresa o somos emprendedoras, aconseja no compararse con la competencia ya sea en precios o estrategia y no tomar decisiones precipitadas.

Mujeres inversoras

C. Courtier, Women&Money 26-4-16, 59 2Finalmente, Carme Hortalà, Directora General del Grupo GVC Gaesco, habló de cómo cada vez hay más mujeres inversoras y, aunque faltan datos sobre ello, por su propia experiencia puede afirmar que “Las mujeres tienen una manera diferente de invertir; suelen ser más conservadoras y realistas, no se arriesgan tanto, prefieren invertir en valores fijos y quieren estar bien informadas antes de tomar decisiones”.

Por otra parte, para Carme Hortalà, aún queda un largo recorrido en la presencia de mujeres en puestos directivos, donde se ha dado un retroceso. Si en el año 2012 era de un 24%, actualmente la presencia de mujeres en altos cargos es del 22% en España por el efecto de la crisis, muy por debajo de China, el país del mundo con mayor porcentaje de directivas, un 51%. “Allí los hombres trabajan y las mujeres ganan dinero” dijo.

En nuestro país las mujeres representan el 45% del mercado laboral y un 60% son universitarias pero sólo el 22% alcanzan puestos directivos y el 16% son consejeras. Unicamente un 5% son CEO. Según un informe de la ONU que Carme Hortalà destacó, el empoderamiento económico de la mujer es un buen negocio. “ Las empresas se benefician enormemente al aumentar las oportunidades en cargos de liderazgo para las mujeres, algo que ha demostrado aumentar la eficacia organizacional. Se estima que las compañías donde tres o más mujeres ejercen funciones ejecutivas superiores registran un desempeño más alto en todos los aspectos de la eficacia organizacional”.

Mostró con datos la afirmación de que “más mujeres ejecutivas dan mayores rendimientos a sus empresas”. Desde 2005, el Rendimiento sobre el capital (ROE por sus siglas en inglés) un promedio ajustado por sector de las empresas con al menos una integrante mujer ha sido del 14.1% frente al 11.2% que registran aquellas empresas sin representación femenina alguna.

Otro dato que sobresale es que las compañías con más del 15% de mujeres en los altos cargos tuvieron un ROE de 14.7% en 2013 frente al 9.7% de aquellas compañías con representación de menos del 10% de mujeres en alta gerencia. (Fuente: Informe PWC “Inspirando, casos de éxito en diversidad de género”, 2014 ).

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo