Una emprendedora con discapacidad pone en marcha una tienda-taller de artesanía con la colaboración de la Fundación ONCE

Una emprendedora con discapacidad residente en Galicia ha puesto en marcha una tienda-taller de artesanía en el centro histórico de Santiago de Compostela con la colaboración de Fundación ONCE, en el marco de las ayudas que la entidad concede cada año al autoempleo.

Alicia Garcerá padece escoliosis desde los 17 años. Aunque nació en Valencia, desde 2001 reside en Santiago, donde en julio de 2012 decidió poner en marcha uno de sus sueños, una tienda-taller de artesanía en pleno centro histórico.

Desde hace años, Alicia se dedicaba a elaborar piezas de artesanía que luego vendía, a través de otras tiendas o mediante Internet y llegado el momento, decidió junto a su socia hacer de esta afición su medio de vida. Aunque en un principio eran dos socias, actualmente está ella sola al frente del negocio.

En declaraciones a Servimedia, Alicia ha asegurado que la puesta en marcha de la tienda-taller era un proyecto que tenía en mente desde hace tiempo y cuando se quedó en paro decidió dar el salto y poner en marcha este espacio, donde se elaboran y venden vidrieras, esculturas, ilustraciones, y bisutería, entre otros objetos.

Dado que la tienda se puso en marcha hace ahora un año y medio, “abrimos en plena crisis” y ya “contábamos con el mal momento que atravesaba el país”, ha dicho, al tiempo que ha afirmado que, a pesar de que las ventas han ido un poco peor este año que el anterior, “poco a poco vamos saliendo adelante”.

En este sentido, ha afirmado que la ayuda que ha recibido de Fundación ONCE fue “muy importante” porque “estábamos en un momento muy malo económicamente” y “necesitábamos financiación” y ha puesto en valor la ayuda de Fundación también en lo que respecta a la orientación y apoyo previos.

En este sentido, ha considerado que las ayudas al autoempleo son “fundamentales” porque “ofrecen una oportunidad de trabajar y hacer lo que te gusta”. “Cualquier ayuda es buena y cuando sufres una discapacidad que te impide hacer determinados trabajos, te da la posibilidad de hacer algo que puedes hacer”, ha asegurado.

Desde su punto de vista, en los últimos años ha aumentado el número de emprendedores con discapacidad, algo que considera positivo, ya que se trata de “ofrecer un trabajo a medida”. Además, implica, ha explicado, “no tener que decir al jefe que no ante determinadas cosas que no puedes hacer”, o que los compañeros “te miren mal por ello, sobre todo, ante discapacidades que no se ven”.

Fuente: Fundación ONCE

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo