Primer Plan de Igualdad de la Guardia Civil

Previamente se ha elaborado un Diagnóstico de Situación

La presentación del primer Plan de Igualdad de la Guardia Civil, que tiene como objetivo establecer y desarrollar políticas que integren la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres dentro de la Guardia Civil, sin diferenciar directa o indirectamente por razón de sexo; así como impulsar y fomentar medidas para conseguir la equidad en el seno de la organización, estableciendo la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres como un principio estratégico de su política institucional.

Previamente a su desarrollo ha sido necesario elaborar un Diagnóstico de Situación que permitiera exponer de forma amplia la realidad del Cuerpo, reconociendo las diferentes cualificaciones, actitudes, necesidades, intereses, demandas y motivaciones de las mujeres y de los hombres que lo forman.

Una vez completado este diagnóstico, se ha procedido a la elaboración del Plan de Igualdad, cuya finalidad es fomentar el acceso, la permanencia y la promoción profesional de mujeres y hombres en el Cuerpo; rentabilizar el potencial, la motivación y la implicación de cada persona; adecuar la política de personal a las necesidades de mujeres y de hombres; así como promover medidas en materia de igualdad entre mujeres y hombres que contribuyan a mejorar el ambiente de trabajo.

Un propósito fundamental del plan es corregir cuestiones que puedan suponer una futura discriminación por cuestión de sexo. Por esa razón, resulta necesaria su continua evolución a medida que vayan modificándose las realidades en las que se fundamenta. El compromiso de la Guardia Civil no se restringe, por tanto, al desarrollo del propio Plan, sino que se extiende a su implantación, seguimiento y evaluación.

Ejes de actuación y medidas del I Plan de Igualdad

  1. Acceso, selección, promoción y desarrollo. Incorporar la igualdad de género en los procesos de acceso y promoción, así como en los cambios de destino/especialidad con el objetivo de mejorar las oportunidades y disminuir el número de renuncias. Para ello se contemplan, entre otras medidas, acciones que acerquen a la Guardia Civil a jóvenes del sexo menos representado para promover una mayor tasa ingreso, o el establecimiento de escuelas infantiles en los centros de formación.
  2. Condiciones laborales. Mejorar la aplicación de la perspectiva de género en la asignación de horarios del personal y en las condiciones físicas del entorno de trabajo.
  3. Representatividad de mujeres y hombres. Avanzar hacia una presencia más equilibrada en todos los empleos y en todas las especialidades (teniendo en cuenta los empleos en cada especialidad). Aplicar medidas y  acciones encaminadas a favorecer que las mujeres guardias civiles se encuentren presentes en los órganos de gobierno del Cuerpo, como el Consejo de Guardia Civil.
  4. Conciliación de la vida personal, laboral y familiar. Avanzar hacia una mayor corresponsabilidad institucional mediante medidas que faciliten que mujeres y hombres puedan desarrollar las distintas facetas de su vida sin que afecte a sus carreras profesionales o condiciones de trabajo/estudio de forma diferencial. Para ello, la Guardia Civil cuenta con una guía de conciliación y contempla aplicar medidas que permitan potenciar la formación y sensibilización en corresponsabilidad, reservar espacios de lactancia en los acuartelamientos o conocer la evolución de las necesidades de conciliación del personal.
  5. Retribuciones. Consolidar una igualdad real en las retribuciones de hombres y mujeres en la plantilla, corrigiendo posibles desviaciones.
  6. Acoso, actitudes sexistas y percepción de discriminación. Intervenir decididamente para mejorar la prevención y erradicación de los distintos tipos de acoso, las actitudes sexistas, el trato discriminatorio por razón de sexo, género u orientación sexual y otras violencias de género. En este apartado se establece la figura del “asesor o asesora confidencial” como un recurso al que pueda dirigirse cualquier miembro de la Guardia Civil que considere que está sufriendo o que haya observado una conducta que pudiera suponer un acoso. Se establecen, además, otras medidas como campañas de sensibilización o encuestas de clima laboral.
  7. Política de igualdad. Mejorar las estructuras y recursos que sirvan de base como marco global para el desarrollo de las políticas de igualdad de género en la Guardia Civil. Para ello se pretende reforzar el Área de Mujeres e Igualdad, así como la formación en materia de igualdad en todos los planes de formación de Guardia Civil.
  8. Comunicación, imagen y lenguaje. Mejorar el cumplimiento de la legislación vigente respecto al uso no sexista del lenguaje e imágenes no estereotipadas de mujeres y de hombres en la comunicación institucional. La Guardia Civil cuenta en la actualidad con una guía de lenguaje inclusivo y se está elaborando una guía de buenas prácticas para la comunicación.
  9. Políticas de impacto en la sociedad y de responsabilidad social. Mejorar las políticas de impacto social de la Guardia Civil en materia de igualdad de género como parte de su responsabilidad social corporativa.

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo