Mujeres en el trabajo: el progreso y lo que aún queda por hacer para lograr la igualdad

Para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, la OIT reflexiona sobre el progreso y lo que aún queda por hacer para lograr la igualdad de género en el lugar de trabajo.

OIT mujeres 1956

Cuando la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fue fundada en 1919, la mayoría de las mujeres en el mundo no tenía derecho al voto y gran parte de las que trabajaban tenía poca o ninguna voz colectiva para defender sus derechos en el lugar de trabajo.

Casi un siglo después, la participación de las mujeres en el mercado laboral ha aumentado cosiderablemente, así como sus derechos en el trabajo. Sin embargo, millones aún enfrentan obstáculos para acceder a la igualdad de oportunidades y de trato en sus empleos.

“Aún persisten disparidades resistentes en materia de igualdad entre los sexos en el lugar de trabajo. Es necesario evaluar la eficacia de las políticas existentes a fin de renovar nuestras estrategias y adoptar medidas concretas para mejorar la vida profesional de las mujeres”, declaró el Director General de la OIT, Guy Ryder.

Otros problemas importantes relacionados con las mujeres en el trabajo también deben ser enfrentados. Según una investigación de la OIT, mientras que más mujeres han entrado al mercado laboral, su proporción se ha estancado durante las últimas dos décadas. Además, persisten la segregación en el trabajo basada en el sexo y las diferencias de remuneración entre hombres y mujeres.

Las mujeres están sobre representadas en la economía informal, en el trabajo precario y en empleos con bajos salarios. Además, con frecuencia, son el blanco de una discriminación directa o indirecta.

Desde su fundación, la OIT ha desarrollado normas internacionales fundamentales sobre la igualdad de género y de retribución, la discriminación, los trabajadores con responsabilidades familiares y la protección de la maternidad. De cara a su 100° aniversario, la OIT lanzará una Iniciativa del Centenario sobre las Mujeres en el Trabajo en el marco de la cual se realizará una evaluación general de los progresos y los déficits en el logro de la igualdad de género en el lugar de trabajo.

 

 (fuente y foto: OIT)
Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo