Mínima Organics, un proyecto de las emprendedoras Andréa Vazquez y Juliana Montaño

Sus fundadoras han desarrollado la primera pasta de dientes en forma de polvo en España sin la necesidad de tenerla en un tubo de plástico

Mínima Organics ha nacido durante el confinamiento ofreciendo una solución sostenible al cuidado dental. Sus fundadoras han desarrollado la primera pasta de dientes en forma de polvo en España sin la necesidad de tenerla en un tubo de plástico, pero con la ventaja de tener el mismo sabor que un dentífrico tradicional. Sus fundadoras se dieron cuenta de que esta alternativa existía en EE. UU. y otros países de Europa, pero no había nadie que lo hiciera en España. Para comercializarlo, optaron por un contenedor de aluminio, el cual se puede rellenar innumerables veces, ya que el producto se puede obtener también en una bolsa compostable con más cantidad y más económica.

Según las estimaciones, un tubo de pasta de dientes tarda aproximadamente 400 años en degradarse. Esto es debido a que el tubo de pasta convencional está fabricado con 11 capas de plásticos, polímeros y resinas, por lo que tampoco es posible reciclarlo. Si tenemos en cuenta que cada año se tiran millones de estos tubos, entonces estamos ante un serio problema ambiental

Con esto en mente, las emprendedoras Andréa Vazquez y Juliana Montaño decidieron ponerse manos a la obra y encontrar una solución. Entre las opciones sin plástico existentes en el mercado, tanto en formato crema como sólidas, ambas versiones que han probado estaban hechas a base de aceite de coco. Pero al proponer a familiares y amigos cambiar por esta alternativa, el sabor y la falta de espuma les resultaban demasiado extraños y no se convencían en hacer el cambio.

Andréa es una defensora de la reducción del consumo y comenta que “cuando se trata de productos que tenemos de manera continua, debemos buscar la versión de menor impacto al medio ambiente y que su composición sea la mejor para nuestra salud”.

La experiencia de Andréa como responsable de marketing en una empresa de cosmética 100% ecológica fue clave para el desarrollo del producto. Desde un principio, además de buscar un producto que no tuviera plástico en su embalaje, se centraron en que fuera libre de tóxicos y a base de extractos de plantas ecológicas.

Otros productos de Mínima Organics

Para desarrollar la fórmula del producto, las fundadoras de la marca hablaron con dentistas e higienistas de Europa y otras partes del mundo. Muchos coincidieron en que, aparte de usar un dentífrico sin ingredientes tóxicos, lo más importante es el adecuado cepillado y el uso del hilo dental. Así, Mínima Organics añadió a su propuesta de hábito diario sostenible el cepillo de dientes de bambú e hilo dental de origen vegetal con cera, también de origen vegetal, y con aceite esencial orgánico de menta. El bambú es actualmente uno de los materiales más sostenibles del planeta, 100% biodegradable, tanto que es posible enterrarlo en el jardín y en unos meses desaparecerá. El hilo dental también es biodegradable, y viene en un envase que se puede rellenar infinitas veces con hilo de repuesto.

Con estos productos, Mínima Organics pretende contribuir a disminuir la generación de desechos plásticos, no solo de los tubos dentales, sino de los cepillos: una persona a lo largo de su vida usa 300 cepillos, y el hilo dental tradicional hecho de nylon, además que no se puede biodegradar, cuando llega a los océanos es ingerido por animales y representa una trampa mortal para la fauna marina.

La aceptación está siendo muy buena y algunas tiendas dedicadas a comercializar productos orgánicos y sin plástico, como Antiplastic, Bosque bio, Bambbi, Luffa Shop, Unpacked, ya han mostrado su interés en comercializar los productos de Mínima Organics. Con esto, además de contribuir a la economía local, se reduce la huella de carbono al dejar de importar el polvo dental de otros países.

“Una de nuestras metas es que el polvo dental llegue al máximo de personas posible y dar la oportunidad a toda la población de contribuir a reducir la basura generada en España. Todos nuestros productos son naturales, veganos, ecológicos y sin plástico”, afirma Juliana.

Para involucrar al mayor número de personas en esta aventura y obtener en breve la certificación bajo el estándar COSMOS, han recurrido a un modelo de financiación colectiva. El 1 de septiembre han iniciado 30 días de compra anticipada en la plataforma Ulule. Los inversores, además de ser los primeros en probar los productos, podrán destinar parte de la compra a la reforestación mediante la Asociación Permacultural Jacutinga do Caparaó en Brasil, de la cual las fundadoras son parte y está dedicada a la reforestación de terrenos afectados por la agroindustria.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo