“Con pocos recursos se pueden hacer grandes cosas si cuentas con la actitud necesaria”

MARIONA CAMPMANY. MITEK SYSTEMS

Mariona Campmany es la directora de Marketing para el Sur de Europa & Latam en Mitek Systems. Una mujer que profesionalmente tiene las cosas bastante claras. “Me gusta ir a por faena y soy directa, cosa que a veces me ha llevado hacia alguna discrepancia. Eso sí, lo que hago, tengo que hacerlo con pasión porque, si no, me cuesta hacerlo, o directamente no las hago”, confiesa.

Mariona estudió ADE por las tardes mientras trabajaba de prácticas. Al terminar, “con la excusa de que debía mejorar su inglés”, se fue a Australia una temporada. Allí aprendió el idioma “y, aún más importante, a espabilarme en un país y cultura diferente, a viajar sola y conocerme un poco mejor”, confiesa. Al regresar, con 21 años, tenía como objetivo independizarse y empezó a trabajar en Deloitte. “Tengo que reconocer que, aunque sabía que no iba a hacer carrera allí, trabajar en una consultora de este estilo te da una base valiosísima y, además, tuve la suerte de conocer a quien ahora es mi marido, así que fue una excelente decisión”, confiesa.

Posteriormente, trabajó en otras empresas, hasta que aterrizó en ventas internacionales. Ya en ese momento sabía que quería orientar su trayectoria al marketing, así que decidió cursar un máster de marketing internacional en la UAB. Posteriormente, entró en Icar, startup de verificación de identidad con no más de quince trabajadores, la cual estaba preparando su expansión global, y se encargó de trazar la estrategia, analizando los mercados y sus prioridades, y definiendo el plan de crecimiento junto con el equipo directivo.

Tras dos años, siguió formándose, cursando otro máster, esta vez de dirección de marketing y dirección comercial en la EUNCET-UPC. Fue justo después de eso que, gracias al soporte del CEO, creó el departamento de marketing en la compañía, y aprendió que “con pocos recursos se pueden hacer grandes cosas si cuentas con la actitud necesaria”, subraya.

“Pronto nos posicionamos como proveedores líderes de verificación de identidad en el sur de Europa y Latinoamérica. Nuestra presencia en el Mobile World Congress nos dio una nueva dimensión, más visibilidad, llevando a Mitek, que cotiza en el Nasdaq, a comprar Icar en 2017.  Y pasó de Chief Marketing Officer de Icar a directora de marketing de Mitek en el sur de Europa. Icar pasó de ser una startup a una empresa de carácter internacional, con todos los cambios que implica esto para los roles”, detalla.

“Todo lo que tiene que ver con soluciones digitales nos exige estar al día”

Lo positivo es -tal y como indica- que cultural y éticamente nos parecíamos mucho. “En Icar tenía una visión 360 de la compañía, desde producto hasta ventas y soporte. Ahora, en Mitek, somos una empresa de más de 350 trabajadores repartidos desde San Diego, Nueva York,  Londres, Ámsterdam, Barcelona y México, entre otros. Así que me ha permitido tener mucho más foco y recursos en analizar los mercados en los que operamos, defino la estrategia para cada uno de ellos, así como los planes y las tácticas”, subraya.

De hecho, Mariona ha señalado que la circunstancia vivida con la compra de Mitek les ha hecho ser muy adaptativos. “Si de algo sé es de cambios rápidos, en los que tienes que tener la capacidad de sobreponerte deprisa a diferentes situaciones que modifican por completo aquello que conocías. La evolución de la compañía sucede de forma muy veloz, como también el sector en el que operamos. Todo lo que tiene que ver con soluciones digitales nos exige estar al día, conocer muy bien las tendencias del mercado y trazar estrategias orientadas a los contextos que van surgiendo. Es más, en cierto modo, tenemos el deber de adelantarnos si queremos liderar la conversación”, explica.

Importante cultura del trabajador

Mitek tiene una cultura del trabajador muy importante y lo ha demostrado durante la pandemia, “con viernes libres para el descanso de los empleados y diversas facilidades para el trabajo en casa, desde enviarnos pelotas de pilates y hacer meditación en grupo hasta soportar posibles costes de trabajar desde casa. Existe una cultura de la comunicación, de la información y de la transparencia que valoro mucho. En ese sentido, encaja con la manera que tengo de gestionar mis equipos”, comenta.

Mariona es una profesional que siempre está con la cabeza a mil “y, si no la tengo estructurada, no me salen las cosas”. Durante la pandemia y trabajando desde casa, Mariona intenta “buscar espacios de comunicación, fuera de las tareas diarias que nos comen, dónde podamos pensar, aportar y crear para mejorar tanto los objetivos fijados como nuestra motivación. Me preocupa que, aunque se ha demostrado que podemos trabajar desde casa, estamos perdiendo la capacidad de aportar aprovechando el impulso del momento; de cerrarnos en una sala con una pizarra blanca y sacar acciones que van a hacer la diferencia. También me preocupa el estado de ánimo de mi equipo y colaboradores, y creo que es deber de quienes tienen la capacidad intentar sacar lo mejor de nosotros y convertir una situación compleja en otra manera de trabajar”, añade.

Y Sobre la presencia femenina en la compañía, Mariona ha explicado que cuentan con mujeres de mucho talento. “Ha habido siempre una importancia sobre la presencia de mujeres en el equipo directivo. La conciliación se da casi al 100%: puedo llevar a mis hijos al colegio, hacer reuniones más tarde, sin depender de un horario fijo, con mucha flexibilidad. Esto es muy importante tenerlo, no solo en el contexto de la COVID-19, sino en general. De la salud de los empleados depende la salud de una compañía”, recalca.

De hecho, Mariona ha sido madre recientemente por segunda vez. “A diferencia de la primera, decidí disfrutar mucho más de mi maternidad. Al poco tiempo, llegó la dichosa pandemia de la COVID-19 y me reincorporé al trabajo desde casa y con dos hijos pequeños; algo que es muy complejo, pero que Mitek me ha facilitado”.

“De la salud de los empleados depende la salud de una compañía”

Pero Mariona tiene “la suerte” de trabajar en una empresa employee centric. “Me ha permitido encontrar una conciliación eficiente tanto para mí como para la empresa. En la parte más profesional, estamos dando muchos pasos, en un momento cambiante, y estoy muy motivada con todo lo que está por llegar en nuestro sector, y el papel que podemos jugar”, explica.

A la pregunta de cómo desconecta de su día a día laboral ha indicado que sus dos hijos, de siete meses y dos años y medio, le consumen gran parte del tiempo libre. Pero aun así piensa que imprescindible “sacar tiempo para uno mismo, ya que si no estás bien, los que te rodean tampoco lo estarán”. Y, para ello, prioriza hacer deporte, entre yoga, BTT y algo de gimnasio. Además, si le queda tiempo, lee novela negra. Y antes, cuando tenía algo más de tiempo, “disparaba con cámaras analógicas”. De hecho, hace años llegó a crear una empresa de vídeo, fotografía y consultoría de marketing. “Pasó  a mejor vida cuando mi carrera me pidió más dedicación y tuve que escoger, pero hice desde fotografa en BBC y vídeos para lanzar startups hasta planes de marketing para emprendedores”, detalla.

Sobre sus próximos objetivos, Mariona ha afirmado que profesionalmente cree que le queda camino en Mitek. “El mercado de la verificación de la identidad está en constante crecimiento. Según Gartner, en 2022, el 80% de las empresas utilizarán el documento de identidad en los procesos de alta de cliente, lo que supone una oportunidad enorme para nosotros a la hora de posicionarnos como un líder indiscutible en el campo de la verificación de identidades”. Además, ha señalado que se siente muy identificada con el sector tecnológico, “su forma de evolucionar, de marcar los pasos que seguirán todas las industrias que existen, de anticipar la vida que tendremos en el futuro. Siento que hay mucho recorrido en los mercados en los que estamos presentes y en los que queremos entrar, estamos creando equipos, creciendo y avanzando. Sé que aún tengo mucho valor que aportar y cosas que aprender”, añade.

Y en paralelo, Mariona está compaginando temas de formación, y para 2022 estará dando clases online en algunas universidades. “En mi trabajo, suelo regresar a las bases, recordar cuáles son las reglas del marketing. Me apasiona el mentoring y la formación, para ayudar a otras empresas y profesionales a dar el salto, así que espero que ello forme parte de mi carrera”, destaca.

Finalmente, Mariona ha concluido indicando que para ella hay dos cosas imprescindibles cuando se habla de marketing. La primera es el cliente: “debes poner al cliente en el centro de cualquier decisión”. La segunda es la interelación con otros departamentos “para poder trasladar al máximo el valor de lo que ofreces en cada momento del customer journey. Todos aportamos, o deberíamos”.

María Cano Rico

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo