De las aulas a Internet

MAÍRA GARRIDO. HOTMART

La Teoría del Cisne Negro de Nassim Nicholas Taleb es un libro de 2007 que trata sobre la importancia para la historia de la humanidad que tienen los eventos que se dan de manera inesperada, que sorprenden y que han sido normalmente ignorados por sus bajas probabilidades de darse.

Son los llamados “cisnes negros” y aparecen después de ver millones de cisnes blancos. Ocurren sin que los esperemos y nos cambian para siempre. Es el alto impacto de lo altamente improbable.

Vivimos en una realidad incierta, provocada por lo que podríamos llamar “un cisne negro”, y aunque los tiempos son inciertos, lo que sí que es una certeza es que la era post-COVID-19 traerá una economía y una sociedad regida por nuevos hábitos y regulaciones basados en la distancia social, la higiene y la tecnología.

Recientemente, el World Economic Forum ha publicado las diez tendencias tecnológicas que serán clave tras esta pandemia. Entre ellas destaca la formación a distancia a través del uso de tecnologías y plataformas adaptadas.

Es lógico: todo ha cambiado. Desde la forma en la que nos alimentamos, hasta la forma en la que trabajamos, compramos o nos relacionamos… y cómo no, también en cómo accedemos al conocimiento que necesitamos.

En este escenario sin precedentes las opciones tradicionales de formación han encontrado en el mundo digital una forma de continuar atendiendo a sus alumnos.

Casi todas las formaciones tradicionales pueden tener su réplica en formato online sin perder su calidad ni cercanía y el e-learning se ha convertido en el motor de la educación.

Desde Hotmart buscamos facilitar tanto a empresas como a particulares el acceso a la formación online para lograr que adquieran los conocimientos que necesitan, porque el futuro ya está aquí y no espera por nadie.

Además, la formación virtual cuenta con beneficios extra como poder aprender con total libertad y flexibilidad, posibilidad de elegir entre multitud de metodologías, facilidad para conciliar la vida laboral y familiar, o acceso directo a una formación especializada y siempre en actualización y renovación.

Para la persona que se forma es otra manera de adquirir conocimiento fuera de las aulas o las universidades, es una nueva manera de acceder al conocimiento desde cualquier parte, con formato muy atractivo y fácil de consumir.

Al mismo tiempo, para la persona que comparte su conocimiento o infoproductor, es una estrategia muy potente para diversificar sus ingresos.

El infoproductor es el profesional que transforma su conocimiento en formación (infoproducto) digital para venderlo a través de Internet. Para convertirse en uno es necesario tener un amplio conocimiento sobre el tema para poder explicarlo bien.

La infoproducción es una revolución tecnológica que está ayudando a miles de emprendedores a sacar adelante sus negocios en un mercado cada vez más global y competitivo, pero también más conectado. Es un sistema que permite multiplicar la visibilidad del infoproductor porque puede llegar a construir una comunidad con personas de cualquier parte del mundo interesadas en lo que tiene que ofrecer.

Los emprendedores digitales han caído rendidos ante el infoproducto, un formato capaz de llevar un negocio online a un nuevo nivel de crecimiento. Son los ya conocidos ebooks, cursos online, plantillas y otros formatos que, bajo esta plataforma, permiten que la oferta de servicios llegue mucho más lejos que a través de los medios o recursos del emprendedor.

Son muchas las ventajas que este sistema ofrece y que lo han convertido en la pareja ideal del emprendedor online que vende servicios o contenidos y más en tiempos de crisis: el infoproductor puede trabajar desde casa, de manera autónoma y organizar su producción a medida. A su alcance, plataformas como Hotmart ofrecen la posibilidad de escalar sus servicios y contenidos con un coste menor que un negocio offline tradicional. Su gran valor ha sido poder ofrecer un espacio en el que vuelcan contenido que pueden distribuir de manera fácil con su comunidad, ayudando a establecer relaciones de confianza en el tiempo.

Además, ser infoproductor digital supone una serie de ventajas frente a otras opciones de emprendimiento en el actual e incierto contexto, como autonomía para crear contenido; más facilidad de distribución; una baja inversión y la posibilidad de ganancias escalables.

En un escenario como el que estamos viviendo y nos tocará vivir (en el que se irán sucediendo continuas interrupciones en nuestra forma de trabajar y existencia), la formación online ha llegado para quedarse y para ser parte de nuestros nuevos hábitos, de nuestro día a día.

Maíra Garrido

Europe Marketing Manager en Hotmart

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo