Los anticonceptivos hormonales protegen frente al cáncer de ovario

La mitad de las mujeres con antecedentes de cáncer ginecológico desarrollaran tumor de ovario a lo largo de su vida

El cáncer de ovario es una enfermedad genética que afecta tanto a los ovarios como a las trompas de Falopio. Se trata de la sexta enfermedad en frecuencia de los tumores malignos que afectan a la mujer y el segundo de los cánceres ginecológicos. 1 de cada 70 mujeres lo sufre a lo largo de su vida, lo que representa alrededor de 3.000 casos al año en España. La Asociación Helping Cáncer detalla las particularidades de este tumor ginecológico para concienciar sobre la enfermedad de la mano del doctor Sergio Martínez Román, ginecólogo oncólogo del Hospital Clínic de Barcelona: “Prácticamente, la mitad de las personas con un riesgo muy elevado por antecedentes familiares, en las que se conoce que existe una mutación predisponente al cáncer, van a desarrollar cáncer de ovario a lo largo de su vida”.medic-563425_640

No hay muchas formas de evitarlo en su totalidad pero el ginecólogo apunta que tenemos al alcance el diagnóstico precoz con pruebas de imagen, exploraciones y ecografías para poderlo tratar y curar pronto. Al cáncer de ovario se le llama silent killer. “En realidad no es un asesino silencioso, es un asesino que habla bajito”, comenta el doctor Martínez.

Las mujeres con predisposición a sufrir cáncer de ovario tienen justificado extirparse las trompas y ovarios una vez hayan cumplido con su deseo de tener hijos. Si hay mujeres que están considerando realizarse la ligadura de trompas como medida de contracepción extirparse las trompas de Falopio evitará la aparición de este tumor maligno “porque se sabe que hoy día muchos de los casos del cáncer más agresivo y grave de ovario tiene su origen precisamente en la trompa de Falopio”, añade el doctor.

Otra de las precauciones que se pueden llevar a cabo para poder evitar este cáncer ginecológico es el uso de anticonceptivos, que protegen con una eficacia alta, además de las medidas generales de prevención, como pueden ser la alimentación sana, el ejercicio físico, mantenerse en un peso adecuado, reducir el consumo de carnes rojas y lácteos tanto para para el cáncer de ovario como para el de colon y el de mama.

Tags:
Previous Post

Claves para combatir la astenia primaveral

Next Post

La ONU debate sobre equidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo