“Cubro los huecos, cuido los vínculos, resuelvo problemas”

La misión de Irene Gómez es “contribuir a que el mundo sea un poco mejor”. Para ello, apoya a otros a que mejoren en su vida personal y profesional utilizando diferentes herramientas. Una de las herramientas utilizadas es la formación y, en esta línea, lleva dos décadas dedicadas a impartir formación en habilidades directivas, poniendo el acento en el autoliderazgo, la motivación y la comunicación.

Infova, una empresa dedicada a la formación y consultoría

Hace 20 años juntos, con su marido, creó INFOVA, una empresa dedicada a la formación y consultoría. “Infova se inicia en la habitación de invitados de casa, con un ordenador doméstico. En aquel momento, mi marido trabajaba en una universidad privada y había detectado una necesidad en el mercado: buenos formadores que se adaptaran al ritmo y energía que demandaban los profesionales en aquel momento. Por otra parte, yo estaba buscando la manera de compatibilizar mi deseo de ser una madre presente y tener una vida profesional activa. Encontrar la forma de que esos dos aspectos tan importantes en mi vida se enriqueciesen uno del otro en vez de entorpecerse”.

De esta forma, se creó Infova en la confianza de que otro tipo de empresa es posible, donde cada persona pueda desarrollarse a nivel personal y profesional teniendo en cuenta los aspectos integrales de las personas. “Mi marido y yo hablábamos mucho de qué otro tipo de empresa era posible. Empresas donde la rentabilidad no estuviese reñida con la satisfacción del equipo de trabajo, donde la firmeza y la exigencia se basase en la responsabilidad y el compromiso, y donde los trabajadores pudiesen desarrollarse personal y profesionalmente. Ese primer año, comimos más arroz y pasta que en el resto de nuestra vida, y nuestras familias tuvieron que echarnos una mano para pasar las navidades, pero creamos Infova”, relata.  Actualmente, la compañía es referente en España dentro de las empresas de formación en el desarrollo de Equipos de Alto Rendimiento, el autoliderazgo, la dirección de equipos y la dirección de reuniones estratégicas. Utiliza todas las metodologías para conseguir sus objetivos.

Comprometida y apasionada, Irene Gómez tiene mucha experiencia y gran capacidad para trabajar en equipo, gestionarlos de manera efectiva y crear las condiciones donde los equipos desarrollen su máximo potencial. Es entusiasta y con clara vocación de servicio. Le gusta la gente y genera vínculos duraderos muy rápidamente. “Cubro los huecos, cuido los vínculos, resuelvo problemas. Me dedico con más detenimiento a la parte más personal de la organización. Además de hacer consultoría, formación y coaching”, explica su día a día en la compañía.

“Poder trabajar con y para personas”

Irene es una persona inquieta e inconformista. Estudió Derecho en la Universidad Pontificia de Comillas, ICADE. Mientras terminaba la carrera se especializó en ‘Gestión de la Calidad en empresas de Servicios’, en la Escuela Oficial de Turismo. Además, es Máster en Psicología Transpersonal a través de la PNL. “La verdad es que tardé mucho en encontrar mi camino. Siempre fui inquieta, además soy hija de emprendedor. Daba clases a niños y con 16 años creé mi primer “borrador de empresa”, un servicio de animación de fiestas infantiles para la que contrataba a mis compañeras de colegio, y luego a compañeras de carrera. El estudio del derecho me horrorizó de primero a quinto. En tercero quería dejar la carrera, y un jesuita muy sabio me preguntó: ¿Y si dejas la carrera qué vas a hacer? Como no tenía respuesta a esa pregunta, decidí terminar y ver si con más tiempo encontraba aquello que estaba buscando. Por el camino hice talleres de marketing, de radio, hice un máster en Gestión de Calidad en el servicio, trabajé como guía turística, creando el departamento de atención al cliente de Grupo Vips”, relata Irene que, además, está certificada por el Instituto de Potencial Humano, aprovechando otro tipo de metodologías tales como el uso de los cuentos, los talleres de constelaciones, la terapia transpersonal, la expresión y el movimiento como apoyo a la comunicación en equipo. Y también está certificada por la Escuela Europea de Coaching, trabajando tanto con individuos como con colectivos, acompañándolos a conseguir sus objetivos.

Lo que más valora Irene Gómez de su trabajo es “poder trabajar con y para las personas”. “Sentir que contribuyo a hacer un mundo más digno, un mundo mejor. Acompañar a las personas en la reflexión, abrirles puertas y recordarles que la mejor parte del ser humano es también la más efectiva”, explica.

Con respecto a sus próximos proyectos y objetivos, ha señalado que se siente muy ilusionada con la expansión de Infova a Lisboa, Perú y Chile. “Estamos desarrollando proyectos que van todavía más a fondo, a la raíz de los problemas, en la gestión de personas, quiero ahondar en cómo utilizar nuestro cerebro a nuestro favor, desenganchándonos de estructuras inefectivas”. Además, ha comentado que le encantaría crear una escuela de desarrollo del liderazgo esencial en los colegios, “donde poder trabajar con los chavales todas aquellas áreas que trabajamos con los adultos y que, en ocasiones, llegan tarde. Ir a la raíz de los problemas en las etapas tempranas”.

“Mi herramienta de trabajo, yo misma”

A la pregunta de cÓmo desconecta de su trabajo, Irene ha afirmado que lo hace, desconectando. Es decir, haciendo un ejercicio consciente de desconectar y focalizando su atención en aquello que le ocupa. “Me resulta muy sencillo resetear y aparcar los pensamientos y preocupaciones del trabajo. Me centro siempre en cada momento que estoy viviendo. Mi tiempo libre lo disfruto con personas de mi familia, mis amigos, una infusión y un libro, me gusta leer para saber más. Hago un gran esfuerzo por cuidar mi herramienta de trabajo, yo misma. Trato de comer sano, dormir suficiente, ejercitar cuerpo y mente y llevar una vida emocional sana y eficaz”, explica.

Por último, Irene ha confesado que actualmente se siente “en el mejor de los mundos”. “Disfruto de mi trabajo, que me ayuda a crecer, aprender y ser mejor persona apoyando a otros en su desarrollo y su crecimiento. Me permite trabajar con un equipo de colaboradores excepcionales que vibran en nuestra misma sintonía, gestionar libremente mi tiempo, priorizar aquello que realmente le da sentido a mi vida”, subraya.

María Cano Rico

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo