Un nuevo programa de ayudas para autónomos

INÉS MAZUELA ROSADO. UPTA-A

La reciente aprobación de la Ley de Presupuestos de Andalucía para 2019 ha traído consigo la convocatoria del nuevo programa de subvenciones de la Junta de Andalucía dirigido a trabajadores y trabajadoras autónomos beneficiarios de la conocida como tarifa plana y, en especial, dentro de éstos, a mujeres trabajadoras autónomas en municipios de menos de 5.000 habitantes, personas jóvenes y mujeres beneficiarias de la bonificación por reincorporación tras la maternidad.

Según este programa de incentivos, los autónomos y autónomas de Andalucía podrán acceder a una ayuda económica, cuya cuantía dependerá, precisamente de la pertenencia a los colectivos citados, oscilando entre los 360 y 2.679 euros aproximadamente, ya que el cálculo sobre las cuotas a pagar en periodo de bonificaciones y reducciones (tarifa plana) se realiza para que el resultado sea “un coste” de 60 euros durante el segundo año en caso de beneficiarios de tarifa plana con carácter general y mujeres que se reincorporen tras la maternidad y 30 euros durante 24 meses en caso de jóvenes y mujeres autónomos en ámbito rural. Se trata, pues de una subvención, que se pagará el 100% de la cuantía, con justificación diferida una vez concluido el periodo subvencionable.

La convocatoria realizada es de carácter plurianual, previendo una vigencia hasta el 30 de septiembre de 2021, salvo agotamiento del crédito. Para lo que queda de 2019, los Presupuestos contienen una partida de dos millones de euros, que según el texto de la convocatoria, supondrán unas 1.500 ayudas para mujeres de ámbito rural y personas jóvenes, dado que según los plazos de solicitud de cada colectivo, solo estos podrán hacerlo este ejercicio.

Para UPTA Andalucía, como toda medida de fomento y promoción del trabajo autónomo es bienvenida y, por ello, valoramos de forma positiva la incorporación de este programa que, además, se hace compatible con el aprobado en 2018, de Emprendimiento, segunda oportunidad y estabilización económica de las empresas de trabajo autónomo, el cual ve aumentada las cuantías de subvención y se flexibilizan los requisitos de acceso.

Pero, quizás lo más destacable para nosotros, es la incorporación de mecanismos de evaluación de las políticas públicas en el texto de esta Orden, que responde a una reiterada demanda de UPTA Andalucía. Es necesario valorar el impacto de las medidas que se establecen para poder reforzar aquello que funciona y corregir y mejorar aquello que no.

Decimos esto porque en materia de fomento y promoción del trabajo autónomo hemos visto, en demasiadas ocasiones, cómo se diluía la finalidad de las ayudas por no llegar a tiempo, por la dificultad del trámite o por otras razones que hacían que no diesen los resultados esperados. Las subvenciones son una herramienta que tiene que ser útil y dirigirse a la finalidad para la que se crean, ya sea la ayuda al inicio de actividad o a la consolidación.

En este sentido, seguimos echando en falta mecanismos que potencien la consolidación de los negocios de autónomos y autónomas cuando ya se acaban las bonificaciones y reducciones a las cuotas a la seguridad social (tarifa plana). Y no nos referimos solo a subvenciones, sino a plantear un escenario que permita desarrollar esas actividades en condiciones de calidad: fiscalidad más justa y progresividad en el pago de las cuotas de la Seguridad Social.

Es necesario, fomentar el emprendimiento responsable, porque lo contrario genera una burbuja emprendedora que no es sostenible. Por eso, hay que trabajar por unas cotizaciones progresivas en función de los ingresos reales para que las contribuciones se calculen sobre la capacidad económica real de los autónomos.

Inés Mazuela Rosado | Secretaria General de UPTA-A

@InesMazuelaRo

Artículo incluido en el número de septiembre de la revista Agenda de la Empresa

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo