Un GPS para el cáncer

El uso de esta tecnología permitirá reducir el tiempo del tratamiento de radioterapia

Equipo de profesionales que realizó el primer tratamiento con este sistema de GPSGPS for the Body es un sistema de localización que permite definir de forma precisa la posición exacta del tumor cuando se inicia el tratamiento de radioterapia, colocando las zona de radiación en el lugar más adecuado, y monitorizar su movimiento durante la administración del tratamiento. Este sistema, pionero en España, se utiliza con el nuevo acelerador de última generación puesto en marcha el pasado mes de octubre en el servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín.

La precisión alcanzada permite que se puedan administrar de forma segura dosis más altas de radiación, lo que implica  mejores resultados, menos efectos secundarios y una disminución del tiempo de tratamiento. Un avance que tendrá aplicaciones en tumores situados en zonas móviles del organismo como pulmón, hígado o páncreas, y que  ha sido utilizado por primera vez en cáncer de próstata.

Coordinado por el doctor Pedro Lara, jefe del servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, GPS for the body ha contado con la participación de urólogos, físicos médicos y oncólogos radioterápicos y, a lo largo de este año, prevé tratar con este sistema a 20 pacientes con cáncer de próstata y a 20 con cáncer de pulmón.

Localización exacta. Dado que los tumores se mueven por la respiración, un golpe de tos o movimientos del intestino, hay dos opciones a la hora de aplicar la radioterapia. Por un lado, se puede incrementar el margen de seguridad alrededor del tumor para asegurar que el cáncer estará incluido dentro de la zona de tratamiento diseñada. Y, por otro, se puede saber dónde está el tumor en cada momento y no disparar la radiación cuando el tumor esta fuera de la localización exacta, que es lo que se logra con este nuevo equipo.

Funcionamiento. El sistema consta de unos pequeños traspondedores de carácter electromagnético que se insertan en la próstata de forma ambulatoria por vía transrrectal antes de empezar el tratamiento. Tres de esos traspondedores se han insertado en diversas zonas de la próstata. Las ondas electromagnéticas son recogidas por un “satélite” situado por encima del paciente, que recoge la posición de los transpondedores con precisión submilimétrica, lo que permite de entrada un perfecto posicionamiento del paciente, que ha de coincidir con los estudios previos realizados.

En el equipo puesto en marcha en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, los traspondedores son capaces de mostrar la posición del tumor 25 veces por segundo, lo que permite un conocimiento exacto de dónde está el tumor durante cada instante del tratamiento con radiación.

El sistema GPS se conecta con el acelerador, y “ordena” cuándo éste puede administrar la radiación y cuándo debe parar y esperar a que el tumor vuelva a su posición original para un tratamiento de radiación seguro. De esta forma, los oncólogos pueden decidir cuál es el margen de movimientos que “permiten” al tumor durante la radiación, por lo general   inferior a los 3 milímetros.

Baja la radiación. El sistema GPS permite de este modo que la radiación se dirija de forma precisa a las células tumorales evitando los tejidos sanos adyacentes, de tal forma que se reduce mucho la dosis de radiación a la vejiga, recto y otras zonas cercanas. De este modo, se reducirán los efectos secundarios de forma extraordinaria. Las molestias intestinales disminuirán del 16% al 2%; las molestias urinarias del 16,5% al 4%; y se ha publicado una preservación completa de la potencia sexual, del 12% al 0% de disfunción eréctil.

El uso de esta tecnología hace posible reducir el tiempo de tratamiento, que pasa de 8 semanas con 40 sesiones a 4 semanas y media y un total de 23 sesiones. Además, se reduce el tiempo de cada sesión, que dura entre 4 y 5 minutos.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo