Un encuentro reúne a la primera mujer que presidió el Tribunal Constitucional y a la primera mujer en acceder a la carrera diplomática

El encuentro impulsado por Mujeres Avenir ha estado protagonizado por María Rosa Boceta y María Emilia Casas

Más de 250 personas acudieron este lunes al acto celebrado en la Escuela Diplomática, de la Asociación de Amistad Hispano Francesa Mujeres Avenir (www.mujeresavenir.com) que llevó el título Encuentro con mujeres precursoras en la Diplomacia y en la Justicia. Este evento único, que llenó por completo uno de los salones de la Escuela Diplomática, contó con la presencia de María Emilia Casas, la primera mujer presidenta del Tribunal Constitucional y de María Rosa Boceta, la primera mujer que pudo acceder a la carrera diplomática.

El acto fue presentado por María Luisa de Contes, Presidenta de Mujeres Avenir, y moderado por la Directora Adjunta de la Escuela Diplomática, Silvia Cosano, miembro además del Consejo Asesor de Mujeres Avenir.

El evento se enmarcó dentro del ciclo de actividades que vienen realizándose en colaboración entre la Escuela Diplomática y Mujeres Avenir desde hace tres años. Con este nuevo acto, se ha pretendido realizar una suerte de celebración con mujeres que han destacado como precursoras en áreas profesionales de enorme importancia social que estuvieron vedadas durante decenas de años a las mujeres: la carrera judicial y la carrera diplomática.

Ambas ponentes, desde su propia perspectiva profesional, expusieron sus experiencias, sin ocultar las diferencias de criterios que entre ellas existían sobre la forma o manera de conseguir una efectiva igualdad entre mujeres y hombres, partiendo de la coincidencia de que los criterios de mérito y capacidad no pueden ser objeto de discusión. En este sentido, las carreras profesionales de ambas ponentes y sus respectivos recorridos profesionales fueron, por una parte, objeto de exposición detallada, y por otra, objeto de análisis, acercando al público asistente a la enorme dificultad que aún persiste en la sociedad española en torno a que las mujeres puedan ocupar cargos administrativos de alta relevancia pública.

Si bien esta realidad fue constatada por las ponentes a través de ejemplos, el largo camino que aún nos queda por recorrer para conseguir la igualdad efectiva de mujeres y hombres en el campo de la Administración pública, encontramos mayor dificultad en conseguir tal objetivo en la esfera privada, donde los criterios de selección no respetan los principios de mérito y capacidad, sino que están influenciados por prejuicios de género y por consideraciones de rentabilidad económica mediata -posibilidad de periodos de embarazo y maternidad-, apunta a la necesidad de una legislación que busque obtener la representación equilibrada de mujeres y hombres en los órganos de dirección de las empresas privadas, tomando como ejemplos los excelentes resultados económicos obtenidos en países de nuestro entorno, como ejemplo, Francia, donde la imposición legal de la obligación de la representación equilibrada en los Consejos de Administración ha dado un resultado económico extraordinario.

La Asociación Mujeres Avenir presentó este importante evento acercando a los asistentes a estas dos de las figuras femeninas más influyentes del mundo de la justicia y de la diplomacia en España, comprometidas con una lucha que todavía involucra a muchas mujeres en el siglo XXI.

Al final el acto, las ponentes y el público pudieron compartir una charla más informal, en el cóctel que ofreció Mujeres Avenir, celebrado en las propias instalaciones de la Escuela Diplomática.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo