“Convertirse en Beauvoir”, profundizando en el misterio

KATE KIRKPATRICK AHONDA EN LA VIDA DE SIMONE DE BEAUVOIR

Simone de Beauvoir, la cara del feminismo por excelencia, la mujer francesa que reflexionó sobre la cosificación y la opresión de la mujer. Convertirse en Beauvoir de Kate Kirkpatrick.  Simone de Beauvoir es un símbolo indiscutible de la liberación femenina, y sus relaciones poco convencionales inspiraron a la vez que escandalizaron a sus contemporáneos. Filósofa, escritora e icono feminista, fue galardonada con prestigiosos premios literarios, y su obra más emblemática. El segundo sexo, transformó la forma en que pensamos sobre el género. Sin embargo, y a pesar de sus grandes éxitos, al final de su vida no pudo evitar cuestionarse si no se había subestimado. Su relación con Jean-Paul Sartre, fue una de las más legendarias del siglo XX, pero para Beauvoir tuvo un coste; durante décadas fue considerada una pensadora poco original que «aplicaba» las ideas de Sartre. Sin embargo, nuevos materiales recientemente descubiertos ponen de manifiesto el valor de su propio pensamiento filosófico. En Convertirse en Beauvoir, Kate Kirkpatrick muestra nuevos detalles que profundizan en el misterio y nos acercan un poco más a comprender quién fue realmente Simone de Beauvoir.

Kate Kirkpatrick, es profesora de religión filosofía y cultura en el King´s College de Londres. Autora de varios libros sobre Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir.

“Emancipar a la mujer consiste en negarse a encerrarla en las relaciones que mantiene con el hombre, que no en impedírselas.”
Simone de Beauvoir, El segundo sexo

“El segundo sexo criticó muchos «mitos» de la feminidad porque eran las proyecciones de los miedos  fantasías de los hombres con respecto a las mujeres. Muchos de esos mitos nos impiden considerar a las mujeres como sujetos agentes, como seres humanos que toman decisiones y desarrollan proyectos para su vida, que quieren amar y ser amadas como tales, y que sufren cuando son vistas por los demás como simples objetos”

Kate Kirkpatrick, Convertirse en Beauvoir

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Periodismo
Constructivo