“Ofrecemos el chocolate número 1 del mundo”

CARLA BARBOTÓ. PACARI

Carla Barbotó es la cofundadora de Pacari, la primera marca de chocolate fino orgánico reconocida en el mundo. En el año 2002, Carla y su esposo, Santiago Peralta, iniciaron su etapa como emprendedores con la misión de crear un negocio que fuera fiel a los principios del desarrollo sostenible y tuviera un enfoque social. Apasionados del cacao, buscaron brindar un producto con valor agregado, Pacari Chocolate.

Carla como presidente de Pacari lidera el manejo administrativo, operativo y financiero. Además, junto con Santiago, desarrolla nuevas estrategias de innovación diseñando nuevos sabores y productos.  Y es que Pacari es una empresa que valora cada parte de la cadena de producción, por lo tanto, Carla y Santiago han consolidado una relación directa y personal con los agricultores locales de cacao.

Carla mantiene un fuerte compromiso y convicción por elaborar el mejor chocolate orgánico fino. Desde el año 2008 cuando Pacari inició la exportación de sus productos, la marca ha sido reconocida por los segmentos más exigentes del chocolate fino del mundo, habiendo alcanzado alrededor de 66 premios mundiales. Actualmente, Pacari está presente en 36 países.

¿Podría hablarnos de Pacari: qué ofrece a sus consumidores?

Ofrecemos el chocolate número 1 del mundo. El más premiado, orgánico, sostenible, de comercio justo, a precios accesibles, hecho en origen. Trabajando con 3.500 agricultores de pequeña escala.

¿Qué beneficios tiene el cacao biodinámico?

Los agricultores no tienen que buscar agroquímicos para poder mantener sus cultivos sanos y equilibrados. No está intoxicando la tierra como otros agro insumos que se pueden aplicar. Se está utilizando de una forma holística todo lo que existe en la tierra y también las fuerzas del universo ya que se hacen preparados para hacer regados por toda la tierra de una forma homeopática, es decir, solo en pocas cantidades para tener resultados muy grandes que pueden notarse en mayor productividad y también mayor nivel de nutrición en los productos que se obtienen de esos cultivos.

¿Podría hablarnos de los ingredientes utilizados por Pacari?

Nosotros al ver que teníamos el mejor cacao del mundo, nos preguntamos: ¿por qué no hacer el mejor chocolate del mundo? Además de poder hacer un chocolate de primera calidad, que no tenga leche por principios ambientales y también culturales. Entonces decidimos también incluir sabores únicos para nosotros, para nuestra cultura, sabores que antes no encontrábamos en productos importados, por ejemplo, la hierbaluisa, la sal, el mortiño, el ají. Tantos sabores que nos representan como ecuatorianos y latinoamericanos que hemos querido transmitir a través de nuestras barras de chocolate, para poder contar nuestra historia a través de ellas.

¿Podría hablarnos de la producción de sus chocolates?

Con respecto a la producción, nosotros obtenemos la materia prima de 3.500 agricultores de pequeña escala, con los cuales nosotros trabajamos muy de cerca. Son parte de nuestro equipo y nos gusta pagarles el doble de lo que se paga a los agricultores en general porque valoramos su trabajo y nos gusta que se sientan también parte fundamental de la cadena de valor.  Y gracias a eso, nosotros también hemos podido obtener más de 300 premios a nivel nacional e internacional. Luego de eso sube, la materia prima a nuestra fabrica en Quito, que queda a 2.800 metros sobre el nivel del mar, donde procesamos la pepa hasta que se vuelva una barra de chocolate. Todo esto está hecho aquí en Ecuador, desde la materia prima hasta el empaque final.

¿Podría concretarnos en qué medida la sostenibilidad es uno de los valores de la compañía?

Para nosotros la sostenibilidad es una parte fundamental, un pilar con en el que se inició la empresa, es parte de su ADN. No fue adquirido en el camino, sino que así fue como nació. La sostenibilidad la entendemos como el resultado en el cual todos en la cadena de valor son beneficiarios a lo largo de todo el proceso. Se paga un precio alto para que los agricultores también puedan cuidar su entorno, se motiva a la no tala de árboles que hay alrededor para poner, por ejemplo, vacas o para poner otros cultivos que pueden ser más invasivos en la naturaleza y en la salud de la tierra. Un ejemplo que podríamos poner es que nosotros tenemos certificaciones orgánicas, biodinámicas y de comercio justo. En la de comercio justo se plantean ciertos proyectos que hay que hacer de la mano para también fortalecerles en productividad, como asociación, como empresa, para que sean los agricultores quienes puedan ser sostenibles a largo plazo respetando el medioambiente y también respetando a todos los asociados.

Por otra parte, Pacari es reconocida por sus proyectos sociales. ¿Podría hablarnos de ellos?

Justamente como lo mencionaba antes, la parte de sostenibilidad también se incluye, porque sin este pilar creo que nuestra alma no estaría completa. Tenemos varios proyectos, por citar solo uno: nosotros pagamos el doble a nuestros agricultores, pero también nosotros trabajamos en el proyecto que tenemos en la Amazonía, en un proyecto de agroturismo donde se ayuda a ellos a que puedan fomentar y tener su negocio de turismo y que puedan tener otro ingreso más además de la venta de cacao. También nos enfocamos a trabajar muy de cerca con los ingredientes que tenemos. Por ejemplo, las uvillas, lo que hicimos fue entregarles una secadora de frutas hace 10 años a la asociación, para que ellas puedan entregarnos esta fruta deshidratada dándole así un valor agregado. A esta uvilla nosotros la cubrimos en chocolate. También tenemos un proyecto de linternas solares, tenemos proyectos de fortalecimiento de asociación, de familias. Nuestra idea es estar muy de cerca de los agricultores para poder observar y crear cambios positivos y necesarios, y que ellos sean los que decidan cuáles son los cambios más importantes a realizar y no solo imponer nuestras creencias.

¿Cómo valora la evolución de su acogida?

Creemos que ha sido muy importante porque siempre tenemos gente que nos quiere vender su cacao. Vemos que la gente se siente más empoderada, más orgullosa de su trabajo y del resultado final que hemos tenido como ecuatorianos y latinoamericanos, dándole valor agregado a nuestra materia prima que la tenemos acá.

¿Qué proyectos/objetivos tiene a corto y largo plazo?

A corto plazo, seguir haciendo lo que hacemos diariamente de una forma muy consciente, muy humana, muy cercana y de mucha calidad y eficiencia. A largo plazo, crecer en los mercados en los que estamos, así como ser un referente importante en la industria y ser la empresa líder en consciencia orgánica y sostenibilidad. Ser una marca fuerte y en la que se pueda transladar estos valores para que, poco a poco, el mundo pueda ser más consciente para nuestras futuras generaciones.

Finalmente, ¿dónde podemos encontrar sus productos?

En España pueden encontrarnos en la web del Club del Chocolate, Instagram, mercados y algunos comercios.

María Cano Rico

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo