Arranca en Taipéi la incubadora global de Internet de las Cosas Hacking House de Sigfox

Con la presencia por primera vez de dos estudiantes de una universidad española, Óscar Pitton y Ramiro Ramírez

Sigfox, proveedor líder en servicios IoT (internet de las cosas) y el primer operador global 0G, ha anunciado el arranque en Taipéi de la segunda edición de su Hacking House, con el apoyo del Instituto Taiwanés para la Industria de la Información (III, por sus siglas en inglés), la Oficina de Desarrollo Industrial taiwanesa y socios como UnaBiz, Mighty Net y STMicroelectronics.

Por primera vez, dos estudiantes de una universidad española participarán en la Hacking House. Concretamente, los jóvenes, Óscar Pitton y Ramiro Ramírez, que se conocieron estudiando ingeniería de sistemas electrónicos en la Escola Politècnica Superior d’Enginyeria de Vilanova i la Geltrú de la Universitat Politècnica de Catalunya, trabajarán en el desarrollo de un sistema de monitorización que ayude al Ayuntamiento de Abu Dabi a solventar el desafío que supone el control del picudo rojo, una plaga que provoca grandes pérdidas económicas en diversos cultivos, como los dátiles. Su equipo desarrollará una herramienta para tener bajo control las distintas variables que favorecen la proliferación del insecto para actuar antes de que aparezca.

La presente edición de la Hacking House es una iniciativa de pre-incubadora que reunirá a 24 estudiantes, desarrolladores y freelancers para compartir ideas y convertirlas en soluciones basadas en IoT y aplicadas a problemas del mundo real, con el objetivo de crear una prueba de concepto dentro de tres meses, en junio.

Los tres equipos con los conceptos más prometedores recibirán un premio. Sin embargo, todos los equipos recibirán apoyo para lanzar sus startups y serán presentados a la red global de Sigfox,

compuesta por más de 60 incubadoras, aceleradoras e inversores. Los asistentes también obtendrán experiencia práctica en el manejo de la tecnología de Sigfox, ampliamente adoptada por la comunidad global de desarrolladores, con más de 1.200 startups de IoT, más de 85.000 suscriptores y más de 10.000 kits de desarrollo utilizados en todo el mundo.

Raouti Chehih, Chief Adoption Officer de Sigfox, destaca que “estamos muy agradecidos con el Gobierno de Taiwán y con todos nuestros socios por su apoyo a la Hacking House. La iniciativa es beneficiosa para todas las partes: los participantes se benefician del acceso a nuestra tecnología, de planes de formación de nuestros mejores expertos tecnológicos y de oportunidades de contacto con la industria, desde inversores a fabricantes, pasando por los estudiantes y académicos más brillantes de su campo. Lo más gratificante del proyecto es ver cómo la tecnología de IoT más la energía y la creatividad de los jóvenes se pueden combinar para abordar y resolver problemas del mundo real”.

Esta edición acogerá a equipos que se enfrentan a desafíos que van desde la detección de infecciones en palmeras causadas por la plaga de los picudos rojos hasta la monitorización de la seguridad de los cilindros de gas y los extintores de incendios, o cómo ofrecer servicios de mensajería cuando la red móvil o wifi no están disponibles.

La pasada edición, celebrada en Silicon Valley, tuvo como resultado la creación de tres prototipos funcionales, como la solución de seguridad “ConnectedSeals”, que alerta a empresas de importación y exportación cuando se rompen los sellos de los contenedores de transporte; o la aplicación de detección “LALI Wildfire”, que identifica incendios en el momento en el que se producen y alerta automáticamente a los bomberos. Ambos proyectos están actualmente en desarrollo, siendo ConnectedSeals impulsado internamente en Sigfox Agency. LALI Wildfire está siendo desarrollado por uno de los miembros de su equipo. Las pruebas de dispositivos están previstas para junio de este año en el sur de Francia.

Jang-Hwa Leu, director general de la Oficina de Desarrollo Industrial de Taiwán (MOEA), señala que, “junto con el III y Sigfox esperamos que la iniciativa, celebrada en el digiBlock C, sea un éxito. Se trata de una gran idea que brinda a los participantes la oportunidad de colaborar con las principales compañías internacionales de loT y aprovechar al máximo la red de Sigfox para crear oportunidades de negocios locales y globales en esta nuevo y emocionante era”.

Philippe Chiu, Chief Technical Officer y cofundador del operador local de Sigfox UnaBiz, subraya que, “desde 2016, nos hemos enfocado en promover la experiencia y el conocimiento globales de Taiwán en el prototipado y la gestión de la fabricación. La primera Hacking House celebrada en Asia tiene todos los ingredientes necesarios para dar vida a brillantes innovaciones de IoT, combinando la excelencia de la tecnología Sigfox con la enorme cantidad de talento experto en ingeniería de la región”.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo