“La innovación tendrá que estar presente en el plan estratégico de la empresa”

Ana María Herrero, directora en Andalucía de Montaner & Asociados, ha subrayado que la innovación tiene que estar en el “querer hacer” de la dirección

Ana HerreroInnovar dentro de la empresa significa hacer cosas nuevas o las mismas de una forma diferente y mejor que la competencia y así poder conseguir cambios con éxito para la empresa y, como consecuencia, cambios que nos acerquen y mejoren la relación con los clientes.

Claro que, para que se dé esta circunstancia, la innovación tiene que estar en el “querer hacer” de la dirección. La innovación que tenga como uno de sus objetivos un cambio tendrá que estar presente en el plan estratégico de la empresa, definida con objetivos claros, y focalizada hacia resultados concretos que permitan construir el camino para llevarla a cabo. Posiblemente, nos asombrarán los resultados que podemos llegar a obtener con pequeños cambios, pequeñas innovaciones.

Algo importante a reseñar es que serán las personas y su actitud las responsables de estos cambios, de estas innovaciones y, para ello, es importante que se den varias circunstancias. En primer lugar, que las personas vivan el sentimiento de pertenencia a la empresa; para ello, la cultura de la empresa deberá estar establecida a través de los valores, misión y visión; si desde la dirección se trabaja la cultura, las personas “sienten los colores”, y la implicación y el compromiso con la empresa comienza a tener sentido. En segundo lugar, es necesario fomentar una actitud innovadora abierta al cambio, atenta a lo que ocurre en el entorno y con predisposición a cambiar y a integrar en los procesos y procedimientos las herramientas que la tecnología nos proporciona, aunque en el cambio haya que salir de la tan conocida zona de confort.

Esta actitud nos llevará directamente a saber anticiparnos y a tener que gestionar, con arte, el conocimiento, conociendo los recursos, tecnológicos o no, que nos lleven por el camino de la innovación que queremos. Lo cierto es que esta innovación que buscamos tiene que aportarnos un valor, que se logra cuando la alineamos con la utilidad, lo que nos cuesta y como repercutimos el precio en el producto o servicio final. Es por ello que el cliente juega un papel importante porque, en definitiva, es parte de nuestra razón de ser y es quien de una u otra manera va a recibir las innovaciones que realicemos.

Las nuevas tecnologías son herramientas que facilitan, aceleran.

Ana María Herrero

Directora en Andalucía de Montaner & Asociados

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo