En el equipo, ¿cuál es tu rol?

ANA HERRERO. MONTANER & ASOCIADOS

En las formas de relación y de trabajo de hoy es muy probable que cualquiera de nosotros seamos parte de un equipo, de un grupo. ¿Te has preguntado alguna vez cual es el rol que reiteradamente asumes cuando te integras en un equipo de trabajo, de amigos, etc.?

Cada uno de nosotros tiene tendencia a representar uno o dos roles preferidos de forma habitual, esté en el equipo de ventas o en una reunión de la comunidad de vecinos. Conocerlos es una pieza más, de ese gran puzle que somos y del que hoy tanto se habla, proponiéndonos un ejercicio constante ligado al autoconocimiento.

Meredith Belbin es el maestro y referente de todos en relación a los roles del equipo. Es posible que en alguna ocasión hayas oído nombrar a los Roles de Belbin. Sobre ellos versa este artículo.

Por comenzar por el principio diré que los Roles de Equipo hacen referencia a nuestro modo individual, personal, de comportarnos, de contribuir a la tarea y de relacionarnos con otras personas en el trabajo o en el entorno en el que nos encontremos. Son estos comportamientos los que barajan el juego de relaciones que se dan en la vida del grupo, influenciados por factores de personalidad y de comportamientos aprendidos. Como factores influyentes, entre otros, hay que tener en cuenta a los valores, las emociones, los niveles de introversión/extroversión, la intuición…

Quiero aclarar que existen otros roles, los funcionales, que hacen referencia a la ejecución del trabajo en sí mismo, provienen de una amplia red de expectativas sociales y poseen alta racionalidad, ya que entran en juego las capacidades técnicas y el conocimiento de la tarea. De estos hoy no hablamos.

Volviendo a los Roles de Equipo, M. Belbin nos propuso estos nueve roles, agrupados en tres categorías:

-Roles mentales:

• El creativo: es la principal fuente de ideas e innovación para el equipo.
• El especialista: es quién aporta el saber especializado sobre el que se basa el servicio o el producto del equipo.
• El evaluador: es quién analiza las ideas y sugerencias, tanto internas como externas al equipo y evalúa su viabilidad y su adecuación a los objetivos del grupo.

– Roles de acción:

• El impulsor: es quien estimula y aguijonea al equipo hacia la acción.
• El implementador: es la principal fuente de transformación de las ideas en acciones dentro del equipo.
• El finalizador: es el rol a través del que se realiza un seguimiento continuo de las tareas del equipo, buscando el cumplimiento de los plazos y los mayores niveles de perfección.

-Roles sociales:

• El cohesionador: es el rol que fomenta la unidad y las relaciones armoniosas entre los miembros del equipo.
• El buscador de recursos: es quien explora los recursos del exterior y establece contactos que pueden ser útiles para el equipo.
• El coordinador: es quien organiza, motiva y controla las actividades del equipo, logrando metas comunes en base a un trabajo compartido, solidario e interdependiente.

El éxito o el fracaso de los equipos reside, en buena medida, en la combinación adecuada y en el peso equilibrado de estos roles. El cómo llegar a este equilibrio es materia para otro artículo. ¡Te animo a avanzar en este tema, ya sabes que puedes contar conmigo!

Ana Herrero | Directora en Andalucía de Montaner & Asociados

@AnaHerrero

Artículo incluido en el número de octubre de la revista Agenda de la Empresa

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo