Con las personas hacia la Andalucía del futuro

En un momento en el que Andalucía escenifica como pocos la recuperación de la actividad económica estatal, es preciso que las empresas se rodeen de los mejores equipos profesionales internos y externos para alcanzar sus metas y mantener al territorio andaluz en primera fila. Hoy, la fuerza demostrada por el sector exportador, el permanente atractivo turístico y la recuperación gradual y progresiva de la actividad inmobiliaria y la construcción (aunque esta última en menor medida) nos permiten afrontar el futuro con optimismo, tanto para nuestras empresas como para nuestros profesionales. Y es que Andalucía no solo crece, sino que lo hace de forma equilibrada y sostenible ostentando el liderazgo en sectores claves como el agroindustrial.

La apuesta por las personas y la innovación son los principales canales que permitirán que este próspero desarrollo económico sea social, justo y garantice el estado del bienestar. La solvencia de Andalucía, reconocida por las principales agencias de calificación junto con un modelo económico global, abierto al mundo y basado en la innovación y el talento de las personas, dibujan un escenario de oportunidad que debemos y tenemos la obligación de aprovechar. Solo poniendo a las personas en el centro de la estrategia empresarial conseguiremos resultados positivos en materia de productividad y competitividad.

Pero si un reto destaca por encima de los demás, es el de la transformación digital. Hoy, el Internet de las Cosas (IoT) o el Big Data emergen como algunas de las tecnologías más prometedoras por su capacidad transformadora. Aquí las personas son determinantes.

Las empresas y sus partners de gestión de Recursos Humanos han de procurar una satisfactoria gestión del talento y ser capaces de generar recursos tanto para atraer talento externo como para que esa atracción inicial se mantenga a lo largo del tiempo y evite su salida a otra organización. En cualquier caso, talento e innovación serán los grandes instrumentos económicos y estratégicos para el desarrollo empresarial, según recogen tanto el Plan Económico como la Estrategia Industrial de Andalucía 2020.

Y para asumir todos estos retos solo hay un camino: la colaboración entre todos los actores que intervienen en la actividad empresarial de nuestro territorio. Y, para ello, es necesario llevar a cabo un trabajo preciso, de calidad, a medida y, sobre todo, especializado. Sumando actitud, esfuerzos y equipos construiremos con éxito la Andalucía del futuro, la Andalucía que todos queremos ver.

¡Nosotros podemos acompañarte en ese reto!

Ana Herrero | Directora en Andalucía de Montaner & Asociados

@AnaHerrero

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa

 

Tags:
0 shares
Previous Post

Ellas saben más de finanzas

Next Post

Gemma Escribano, nueva directora de Marketing de InfoJobs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo