“Hacia la tecnología femenina”

ALEX DE LAS HERAS. WELCOME TO THE JUNGLE

El sector tech es el que más trabajos generará en los próximos años. De hecho, en el pasado 2018 se batió el récord de inversión en tecnología, que quintuplicó a la del resto de las industrias hasta alcanzar los 3.350 millones de euros en España. Pero no es oro todo lo que reluce en este sector: según un informe de la Comisión Europea, solo el 30% de las personas que trabajan en el área de las tecnologías de la información y la comunicación, son mujeres. En España, según Eurostat 2017, ha habido un descenso en el número de mujeres que trabajan en este sector, pasando de un 19,5% en 2006 a un 15,4% en 2016. Entonces, ¿qué causas puede haber detrás de esta situación?

La existencia de estereotipos y prejuicios es uno de los claros motivos de la escasa presencia de mujeres en el ámbito tecnológico. Se trata de sesgos discriminatorios de carácter cultural y social, que suponen una barrera para ambos sexos y contribuyen a la persistencia de desigualdades entre mujeres y hombres.

Otro de los problemas de raíz que es necesario abordar en este sentido es la escasa representación femenina en el ámbito de los estudios tecnológicos. En España, según la OCDE, la proporción de mujeres en estudios de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es del 12%, un 7% por debajo de la media europea.  Si nos remontamos a estudios de la etapa preuniversitaria, el porcentaje de mujeres que estudia el Bachillerato de ciencias y el tecnológico ha crecido solo un 0,72% entre 2011 y 2016, un ritmo que resulta insuficiente para cubrir los puestos de trabajo que se ofrecerán en este sector a corto y medio plazo.

La buena noticia es que, a pesar de lo negativo de estas cifras, el contexto social es favorable a que se lleven a cabo medidas dirigidas a aumentar la presencia femenina en el mundo digital, y no solo desde las instituciones, sino también desde dentro de la empresa.

Por una parte, la implementación de iniciativas en el sistema educativo debe tener por objetivo revertir la brecha digital de género y luchar contra los estereotipos y los prejuicios. A nivel de contenidos, no solo es necesario introducir cursos sobre el ámbito digital en etapas tempranas de la educación, sino que también es fundamental dar visibilidad a la figura de mujeres que hayan tenido relevancia en el sector tecnológico en los materiales didácticos.

También los medios de comunicación tienen un papel fundamental, pues serán los responsables de generar visibilidad de estas profesionales y de fomentar la representación de líderes de opinión femeninos en el sector tecnológico, que puedan servir como modelo a seguir, e inspiración para las futuras generaciones de talento digital femenino.

Sin embargo, no podemos olvidar que el papel de las empresas es también fundamental para incrementar la presencia de las mujeres en el ámbito tecnológico.

Para avanzar a nivel estructural en las empresas, la paridad de género debe situarse como un objetivo común, por ejemplo, incorporando la diversidad como uno de los valores de la compañía o fomentando un entorno de trabajo inclusivo como parte de los objetivos concretos de cada equipo. Desde el punto de vista de la comunicación y los Recursos Humanos, el esfuerzo debe centrarse en desarrollar un employer branding que resulte atractivo para hombres y mujeres, promoviendo condiciones laborales atractivas centradas en el equilibrio de la vida personal y profesional. Al mismo tiempo, es necesario asegurar un proceso de selección que respete la paridad de género durante cada etapa, prestando atención al posible sesgo de género a la hora de redactar las ofertas de empleo, o creando equipos de selección mixtos.

Todas las iniciativas planteadas serían imposibles de aplicar sin la implicación de todos los públicos -especialmente los internos- que conforman una compañía, por eso es necesaria la concienciación de que, para lograrlo, debemos ir todos a una y esforzarnos en lograr este propósito.

Alex de las Heras

Brand Manager de Welcome to the Jungle

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo