ADEME, 17 años de historia

ADEME nace en el año 2001 a iniciativa de tres empresarias de la localidad de Miranda de Ebro (Burgos), que deciden poner en marcha una asociación sin ánimo de lucro dirigida a representar los intereses de las empresarias de la zona, así como a actuar proactivamente en defensa de los derechos de la mujer en el mundo laboral.

La visión y el trabajo de aquellas emprendedoras constituyó el origen de lo que hoy es ADEME: la Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de Castilla y León.

“Nuestra misión fundacional consiste en apoyar y promover el desarrollo de la mujer en su condición de empresaria, profesional liberal o directiva, así como la de impulsar el emprendimiento, estimulando con ello la actividad económica, la creación de empresas y el progreso económico y social de nuestro entorno. Sin embargo, no solo trabajamos para estos colectivos de mujeres, sino que desde hace algunos años dedicamos gran parte de nuestros esfuerzos a trabajar para dar cobertura a distintos colectivos en situación de vulnerabilidad y en consecuencia en riesgo de exclusión social”, transmite su presidenta, Maite Regaira.

En estos 17 años, la entidad ha crecido notoriamente, pasando de ser una asociación local, a una asociación provincial, y a una asociación autonómica en la actualidad, que representa los intereses sociales y profesionales de las mujeres de Castilla y León.

Es reseñable que el crecimiento vivido por esta asociación no solo se refiere al ámbito territorial, sino también al ámbito de actuación, ya que ha evolucionado de ser una asociación empresarial centrada principalmente en los intereses de las asociadas a ofrecer, además, una serie de servicios para colectivos vulnerables, que le han llevado a obtener la categoría de Entidad Social reconocida por los Servicios Sociales de Castilla y León.

Dentro de los servicios sociales que ofrece destacan: el servicio de atención a víctimas de violencia de género, el servicio de atención e información a mujeres inmigrantes, el servicio de formación y apoyo para la integración sociolaboral de la mujer, formación para discapacitados, etc.

Además, está acreditada como Agente de Cooperación al Desarrollo de la Comunidad, Entidad para la Igualdad de Oportunidades y Centro de Asistencia para la Mujer de Castilla y León.

En la vertiente empresarial es de destacar las actuaciones de apoyo al emprendimiento, las actividades de formación y, en particular, las Distinciones Provinciales Mujer Empresa, un evento anual en el que la asociación reconoce el trabajo de Mujeres de la Provincia de Burgos, que, en su ámbito de actuación como directiva, empresaria, o profesional, hayan realizado una actuación destacable que pueda servir de referente a otras mujeres, llevando el nombre de la provincia más allá de su frontera.

“Durante once años venimos realizando este acto donde, además, de galardonar a las premiadas, pretendemos servir de estímulo y ofrecer referentes a otras tantas mujeres que día a día luchan por progresar. Por otra parte, considero que la repercusión mediática de este acto contribuye de alguna forma al empoderamiento de la mujer en el mundo laboral, lo cual incide en nuestro fin fundacional principal: actuar activamente en defensa de los derechos de la mujer y la igualdad”, expresa Montse Alsina, secretaria de la Junta Directiva.

Durante estos años se ha reconocido el trabajo de empresarias, científicas, agricultoras, ganaderas, jueces, actrices, cantante de ópera, deportistas, directivas de sectores tradicionalmente masculinos, etc. “Esperamos en breve elevar a autonómicas estas distinciones dado nuestro ámbito de actuación actual”, concluye Regaira.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo