10 consejos de las trabajadoras de Sarens para mujeres en el sector de la construcción

El sector de la construcción ha sido siempre un terreno fundamentalmente copado por hombres. Y, aunque las cosas están cambiando, la proporción entre hombres y mujeres sigue teniendo una brecha astronómica: las mujeres representan solo el 9% de la fuerza laboral del sector en España. Ashleigh Kaliszuk, operadora de grúas de Sarens, líder mundial y referencia en servicios de alquiler de grúas, izaje pesado e ingeniería de transporte, es una de estas mujeres que un día decidió dar el paso de trabajar en este sector, aunque asegura que fue el sector el que la escogió a ella.

Ashleigh, que siempre ha tenido a su abuela de 99 años como referente en su vida, asegura que desde comenzó a trabajar en la construcción se ha enfrentado a prejuicios por ser mujer, sobre todo por parte de hombres que nunca la han visto trabajar, aunque eso nunca le hizo a rendirse. Cree que es importante que haya más mujeres en la industria para inspirar a otras mujeres a hacer lo que les gusta, además de que considera que tienen habilidades más desarrolladas, como la de ser más cuidadosas, que pueden ser muy positivas.

En su opinión, hay un gran margen de mejora, empezando por promocionar a más mujeres en puestos de liderazgo. Sarens confió en ella por su habilidad y atención al detalle, el cuidado que pone en el mantenimiento del equipo y por su ética en el trabajo.

Ahora, Ashleigh ha recopilado los 10 consejos para mujeres (aunque harán reflexionar a toda la industria) que comienzan a trabajar en el sector de la construcción que le hubiera gustado leer cuando ella empezó, hace ya 12 años.

  1. Establecer Límites. Divertirse en el trabajo o hacer bromas, es genial, pero cuando se cruza la línea y te hace sentir incómoda, la cosa ha ido demasiado lejos. Pon límites.
  2. No tengas miedo de pedir ayuda (y aprende a rechazarla). Pedir ayuda es una fortaleza, no una debilidad. Las consecuencias de no preguntar pueden ser mortales, no dejes que la inseguridad se interponga en tu camino. También habrá hombres que quieran “ayudarte” porque te consideren poco cualificada para ejecutar la tarea. Ten confianza y diles que no necesitas ayuda.
  3. Socializar selectivamente. Lamentablemente, ser una mujer en un mundo poblado por hombres puede generar situaciones incómodas en base a rumores sobre ti. Establecer lazos afectivos de forma selectiva puede ayudarte a aliviar estas situaciones.
  4. Reivindica tu espacio físico. Utiliza tu presencia física para reivindicar tu espacio. Las mujeres tendemos a empequeñecernos en el trato con hombre, ¡evita eso! Utiliza un lenguaje corporal que transmita seguridad.
  5. Cómo lidiar con el cumplido. “¡Vaya! ¿Eres operadora de grúa? ¡Eso es bastante impresionante para una chica!” Hay que enseñar a los hombres, a veces bienintencionados, que este comportamiento es sexista. Explícales que el género no influye en la capacidad para realizar el trabajo.
  6. Conoce tus derechos. Hay ocasiones en que las mujeres sacrifican sus derechos por encajar en un mundo de hombres, pero es un error. Tenemos el derecho a ser tratadas con respeto, derecho a no ser acosadas ​​y derecho a un lugar de trabajo seguro.
  7. Di no a un trabajo sin seguridad. Adopta una fuerte cultura de la seguridad desde el inicio de tu carrera y aprende a identificar cuando un trabajo no es seguro y recházalo.
  8. Inteligencia emocional alta. Tendrás que interactuar con personas desafiantes a lo largo de toda tu carrera. Si puedes aprender a disminuir tu tiempo de reacción y elegir sabiamente una respuesta, aliviarás mucho estrés laboral.
  9. Igualdad de trato, no trato especial. Las mujeres no debemos exigir un trato especial, debemos exigir igualdad en el trato. La capacidad de una mujer para influir en las personas y la cultura que las rodea puede ser profunda, así que nunca subestimes lo que aportas al equipo
  10. Prepárate para un lenguaje no inclusivo. El movimiento hacia un lenguaje inclusivo juega un papel vital en la igualdad de las mujeres, pero debes estar preparada, porque el lenguaje utilizado en el sector no es precisamente así.

Para leer consejos adicionales, puedes ver el post completo pinchando aquí.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo