Marta Seguí, Skalop

“El mundo se nos queda pequeño porque nos gusta pensar en grande”

Marta Seguí es la responsable del área de Expansión y Franquicias de Skalop, un negocio familiar que se caracterizan por su cocina mediterránea y los productos frescos que utilizan para su elaboración. “Trabajamos la comida rápida pero siempre desde unos principios de frescura, primera calidad y cocina tradicional”.

¿Podría hablarnos de Skalop?

Skalop nace en 1995 después de un viaje familiar a Viena. Mi padre, empresario de una actividad que nada tenía que ver Marta1con la restauración, tomó la idea de montar lo que hoy conocemos como Skalop después de ver cómo funcionaba un pequeño local de la capital austriaca. Se fijó en el modelo y exportó a Mallorca esa filosofía, pero adaptada a nuestra realidad social y geográfica.

¿Qué caracteriza a la cocina de Skalop?

La frescura de los ingredientes que utilizamos. Productos del día sin congelar, a excepción de las patatas. Otra de nuestras características es que nuestras cocinas son abiertas. Fuimos los primeros en ofrecer este concepto porque siempre hemos creído en nuestro producto. Mimamos nuestros platos y queremos que el cliente sienta ese cuidado que ponemos cuando estamos elaborando su comida.

¿Qué encontraran los clientes que vayan a Skalop?

Lo que nos dicen siempre es que esa relación “calidad-precio” que el cliente busca donde va, no la encuentra en ningún sitio de la misma manera que la encuentra en Skalop. Nosotros trabajamos la comida rápida pero siempre desde unos principios de frescura, primera calidad y cocina tradicional, prueba de ello es nuestro producto estrella: los empanados. Somos, en definitiva, el único Fast Food de cuchillo y tenedor.

¿Qué opina de la cocina mediterránea?

Como mediterránea que soy, creo que es la más saludable que hay en el mercado. Es cierto que en los últimos años se ha puesto de moda otro tipo de cocina, especialmente la exótica. Pero al final, lo que cocinamos en casa, lo que buscamos realmente cuando viajamos y lo que de verdad funciona porque reúne todas las condiciones de cocina equilibrada, es la mediterránea.

¿Cuál es su producto estrella?

Sin lugar a duda, nuestro Skalop, tan grande que no cabe en el plato. Un escalope con un rebozado especial, secreto de nuestro éxito, que no deja indiferente a nadie.

¿Cuál es el perfil de sus clientes?

Sería difícil delimitar el perfil de nuestro cliente porque abarcamos todas las edades. El joven que viene con sus amigos; las familias que ven en Skalop un punto de encuentro donde grandes y pequeños se sienten como en casa; abuelos que van con sus nietos; profesionales que disponen de poco tiempo para el almuerzo pero no quieren renunciar a comer bien…

¿Qué les diferencia de sus competidores?

Realmente nosotros no tenemos competidores. Somos el único Fast Food de estas características. Somos comida rápida, pero a la vez somos frescos, abundantes y equilibrados, porque nuestras recetas se basan en la cocina de toda la vida.

¿Cuál ha sido su evolución desde los inicios?

En cocina, seguimos como hace 20 años, porque creemos que la tradición es un plus en los tiempos que corren. Nacimos con unas tradiciones muy caseras y queremos mantenerlas. Pero es verdad que, en ese mismo contexto, nos gusta introducir nuevos platos para no dejar de impresionar a nuestros clientes. En cuanto a nuestra trayectoria profesional, iniciamos esta andadura con dos locales. Hoy hay nueve abiertos, cuatro en franquicia y cinco en propiedad.

¿En qué ciudades se encuentra Skalop?

Marta 2En la actualidad estamos instaurados en Mallorca. Los nueve restaurantes están en la isla mayor de las Baleares, pero nuestra pretensión es expandirnos en la península porque tenemos la absoluta certeza de que hacen falta productos como el nuestro, que sean capaz de ocupar esos nichos de mercado que actualmente no están ocupados. Me refiero a la comida rápida pero a la vez sana, la comida barata pero que no porque sea económica te la tienes que comer con las manos. En definitiva, una cocina adaptada a los nuevos tiempos pero sin perder tradición.

Desde hace cuatro años Skalop optó por el modelo de franquicia ¿Qué opina de este modelo empresarial?

Nos gusta el concepto de franquicia porque creemos que es una manera de expandir la marca con mayor rapidez. Además, damos la oportunidad a inversores que a lo mejor les falta la idea, de apostar por un negocio rentable.

¿Qué inversión se requiere para la apertura de un establecimiento de Skalop?

La inversión requerida es de 129.000 euros, llaves en mano sin contar la obra civil porque cada local tiene sus propias características. Le daré un detalle, nuestras cuatro franquicias dependen de dos inversores. Me explico. Tenemos dos inversores que hicieron la misma apuesta. Empezaron franquiciando un Skalop y, al poco tiempo, decidieron abrir un segundo restaurante. Creo que no hay mayor garantía de éxito que esta. En los dos casos, de una franquicia pasaron a dos porque les era muy rentable.

¿Qué previsiones de nuevas aperturas tienen?

En Palma tenemos mucha demanda pero tenemos que frenar un poco las pretensiones porque somos conscientes de que la capital mallorquina es una ciudad relativamente pequeña y no podemos hacernos tanta competencia. No obstante, hay algún acuerdo casi cerrado en el extrarradio y ya estamos teniendo peticiones en la costa peninsular que estamos estudiando.

¿Podría hablarnos de sus objetivos a corto y largo plazo?

Queremos dar el salto a la Península pero queremos dar pasos firmes porque, una vez que entremos, nuestra idea es crecer, crecer y crecer. Por eso, a la vez que queremos ofrecer nuestro producto más allá de Baleares, también queremos ser cautos en las zonas donde se abra. Tenemos claro que queremos seguir siendo éxito garantizado. También tenemos puesto el ojo en Europa, Sudamérica y… ¿quién sabe? El mundo se nos queda pequeño porque nos gusta pensar en grande.

Por otra parte, ¿qué opina de los hábitos alimenticios de España?

Poco a poco se va tomando conciencia de que nos tenemos que cuidar, que hace falta comer sano, que es necesario el deporte, que tenemos que huir del sedentarismo… Somos un país sano, hablando desde el punto de vista de la alimentación. El concepto de cocina mediterránea está de moda fuera de nuestras fronteras. Si lo está fuera, es porque nosotros desde España, estamos concienciados de que no hay mejor alimentación que la equilibrada basada en productos frescos y de calidad.

Finalmente, ¿podría recomendarnos tres platos de Skalop?

¿Tres? Me lo pone difícil… Nadie que entra a Skalop se puede resistir a nuestros skalops, nuestras pepitas de pollo o aritos de cebolla… pero tampoco a nuestro camembert y así podría seguir. Le recomiendo que nos pruebe y decida usted. Verá como es difícil dar respuesta a esta pregunta.

María Cano Rico

 Sobre Marta Seguí

Marta Seguí inició estudios universitarios de Turismo, pero antes de finalizar empezó a trabajar en Skalop. Tal y como indica “quería conocer nuestra empresa desde abajo así que mi primer cargo en Skalop fue lavaplatos. De eso hace ya 22 años. Después fui camarera, cocinera, cajera…” Pasó por todos los puestos básicos pero imprescindibles para el funcionamiento de un restaurante durante los cinco primeros años. Y, una vez aprendidas todas las tareas que se llevan a cabo desde los locales, pasó al equipo de administración. Los últimos ocho años los ha dedicado a la dirección y, desde hace cuatro, está volcada en la expansión de franquicias.

Tags:
0 shares
Periodismo
Constructivo