En busca de talentos escondidos

Valentina Nassekina es socia directora de Industrial Beauty, una enseña especializada en cosmética y maquillaje que proporciona una amplia gama de productos de calidad a un precio competitivo en un mercado cada vez más exigente. La compañía apuesta por posicionarse como uno de los principales retails multimarca gracias a la variedad, calidad y exclusividad nacional y, en algunos casos, internacional de las diferentes marcas que pone a disposición de los clientes. En 2018, Industrial Beauty ha aumentado sus ventas en más de un 70% y se ha iniciado recientemente en franquicia para expandir el valor de la marca y el modelo de negocio en España.

¿Podría hablarnos de Industrial Beauty?

Soy una persona de fuertes convicciones y tenía claro desde muy joven que quería algo en lo que poder plasmar todos mis ideales como empresa. Tuvimos una oportunidad, Samuel y yo, de abrir un negocio; y, sin dudarlo ni un momento, nos metimos de cabeza en el proyecto. Al haber pasado tanto por puestos de becarios como por puestos de mando en varias empresas, teníamos claro que queríamos una empresa que cuidara tanto al cliente como al trabajador. Que escuchara lo que éstos necesitan. Nos asociamos con marcas muy prometedoras en este mercado, con una ética impecable. Nuestras empleadas son unas apasionadas del maquillaje, del trato al cliente y del “ayudar” a los clientes a sacarse el mejor partido. Si vienes a Industrial Beauty, sabes con certeza que no te vas a equivocar.

¿Cuáles son los productos que mayor acogida tienen?

Nos dedicamos a la venta final de productos cosméticos, es decir, tanto colorido (bases de maquillaje, iluminadores, perfiladores, labiales, paletas de sombras…) y herramientas asociadas a ello (brochas, pinceles, neceseres, maletines, face charts…), como tratamiento de la piel. La verdad es que la acogida de los productos es bastante balanceada, pero cierto es que la parte de la pincelería destaca un poquito más, ya que tenemos una gama muy amplia con una calidad impresionante, que usan tanto profesionales del sector como las clientas para uso personal.

¿Cuál es el perfil de sus clientes?

Es bastante amplio, va desde los profesionales del sector, como a las personas apasionadas del maquillaje, que no paran de investigar y conocer productos innovadores, esos clientes que dejan atrás las marcas “de toda la vida” y se enamoran de marcas punteras en su campo.

¿Dónde están presentes?

Actualmente, llegamos a todas las partes de Europa. Con nuestra página web llegamos a todos los rincones (ríe). Físicamente, por el momento, en una tienda en el centro de Murcia.

¿Qué les diferencia de la competencia?

Nuestra empresa no se dedica a vender, vender, vender. Asesoramos al cliente hasta con el mínimo detalle. Nuestras empleadas son profesionales del sector, con una amplia formación que mantienen diariamente en nuestra empresa. La mayoría de los productos que tenemos son exclusivos, solo los podrás encontrar en Industrial Beauty.   Realizamos talleres, masterclass y encuentros con maquilladores para poder ofrecer el mayor conocimiento al cliente. Como se dice “el conocimiento es poder” y queremos que nuestros clientes sean conscientes de lo que obtienen y cómo usarlo.

¿Qué caracteriza a sus productos?

Los productos que tenemos en nuestra tienda son libres de crueldad animal, muchos de ellos veganos. A parte de ser los mejores del mercado, la composición es fantástica.

¿Podría hablarnos de la evolución de su acogida?

Desde el primer momento, nos hemos sentido muy acogidos y arropados por los clientes. ¡Cliente que nos conoce, cliente que se queda!

¿Cómo valora el consumo en el sector de maquillaje y cosmética?

Cada vez más nos preocupamos por el cuidado de la piel, tengo muchísimas clientas que tienen 15, 16 años. Además, la profesión del maquillador cada vez está más en tendencia, es decir, si cada vez hay mas maquilladores eso significa que las personas que quieren usar maquillaje aumentan.

¿Qué opina del modelo de franquicia?

Estamos encantados de encontrar a personas que quieran crecer con nosotros, que sientan nuestros ideales y que luchen por ellos. Queremos ampliar nuestro equipo, encontrando a talentos escondidos (ríe). ¡Juntos somos más fuertes!

¿Qué coste tiene abrir una franquicia con Industrial Beauty?

Tenemos varios modelos, nos adaptamos tanto a la ciudad en concreto como a la persona. Si nos basamos en un local tipo de unos 100 metros cuadrados, la inversión rondaría los 30.000 euros más la inversión que se tuviera que realizar en materia de obras de adecuación.

¿Podría hablarnos de sus principales proyectos y objetivos?

Tenemos varias marcas en mente para 2019, serán un “boom” para el mercado europeo. Somos muy ambiciosos, y tenemos muchos proyectos en mente, pero por ahora no podemos adelantar mucho (ríe).

Tres productos de Industrial Beauty

Algo que no te puede faltar es el ácido hialurónico (es una maravilla para la piel). Si tu piel está hidratada, todo lo demás es mucho más sencillo. El Multi-Molecular Complex de Niod es una pasada. Por otra parte, y en cuanto a las herramientas, My Essencial Brush Set de MyKitCo, como su nombre indica, es esencial: un set de cinco brochas/pinceles sintéticos de una calidad impresionante, que ayudarán a tener un acabado “flawless” en tu maquillaje. Y, para mí, un básico es la paleta The Eyes Cream Shop de J’dez Beauty, una paleta de sombras básica, de una calidad impresionante, super versátil y compacta.

María Cano Rico

 

Tags:
0 shares
Previous Post

Eva Serrano es reelegida presidenta de ASEME

Next Post

Women in Mobile vuelve el 26 de febrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo