La valenciana Victoria Iranzo, ganadora del 35º Premio BMW de Pintura

El Premio a la Innovación ha sido para la artista valenciana Carolina Ferrer

La joven valenciana Victoria Iranzo se hace con el 35º Premio BMW de Pintura gracias a su obra “Rue Africaine”. Este prestigioso galardón está dotado con 25.000 euros. El pamplonés, José Castiella, con “Fail anti stuff mechanism” obtiene la Beca Mario Antolín de Ayuda a la Investigación Pictórica (8.000 euros); mientras que la también valenciana Carolina Ferrer ha sido reconocida con el Premio a la Innovación, dotado con 6.000 euros, gracias a su obra “El lugar de la espera”. En la categoría infantil, que premia el “talento más joven” de este arte, la madrileña Helena Serrano y su “El baño del gato” ha sido galardonada. Esta modalidad está premiada con 4.000 euros.

Victoria Iranzo, de 31 años, ya recibió la Beca Mario Antolín en el año 2014 por su obra “Protective custome”. Con “Rue Africaine”, Iranzo desarrolla una de las obras más representativas del proceso de creación que la artista ha ido desarrollando durante los últimos años. En él, Iranzo asienta las bases de un imaginario personal que parte principalmente de la idea de Pintura como campo de batalla. Frente a la fluidez del tiempo, los cambios y la inseguridad que el futuro provoca, la figura se presenta ante todo erguida, frontal, sin miedo.

Como cada año, la entrega de premios se ha celebrado en el Teatro Real de Madrid, con la asistencia de Su Majestad, la Reina Doña Sofía y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. La Reina emérita ha querido mostrar así su apoyo a la cultura con su presencia en el certamen esta noche. BMW Group ha agradecido a Su Majestad La Reina su compromiso con la promoción del arte en un contexto tan delicado y en un momento en el que ese apoyo es especialmente necesario.

Durante su intervención, Manuel Terroba, Presidente de BMW Group para España y Portugal, puso en valor el compromiso y la apuesta de BMW Group con el arte y la cultura, incidiendo en la importancia que tiene este sector para la sociedad española, especialmente en este momento: “Este año hemos querido dar un paso más allá y hemos abierto una ventana para que todo el mundo pueda disfrutar de este certamen tan especial, y más necesario que nunca en un momento en el que el apoyo a la cultura se debe materializar más que nunca”, ha asegurado.

Terroba también dedicó unas palabras de reconocimiento a la vizcaína Lucía Serna y al mallorquín Pol Mestre, los dos niños ganadores del concurso infantil “Pintando Abrazos” realizado durante la pandemia como convocatoria extraordinaria en la categoría más joven de la 35 edición del Premio BMW de Pintura. El presidente de BMW Group destacó la capacidad de ambos niños para plasmar en el papel su dedicatoria a los abuelos con esos abrazos no dados en todas las familias españolas separadas por el confinamiento y la pandemia.

Homenaje a la capacidad de superación del pueblo español

Este compromiso con la cultura a lo largo de los últimos 35 años ha contribuido a que el Premio BMW de Pintura sea un certamen de referencia. Además, las circunstancias particulares de un año marcado por la pandemia, han sido decisivas para que BMW Group haya querido con este evento hacer un reconocimiento y mostrar su firme compromiso con la cultura y hacer un especial homenaje a todo el pueblo español por su apoyo incondicional al arte y la cultura en este momento en el que es más necesario que nunca.

Desde hace 35 años el broche a la gala del premio BMW de Pintura lo ha puesto un concierto emblemático. En esta ocasión BMW Group ha elegido el flamenco con Estrella Morente como uno de los máximos exponentes de este género musical porque su autenticidad es comparable a la capacidad de superación del pueblo español durante esta época incierta de pandemia. La cantaora ha sido presentada por el actor José Coronado que ha ejercido como maestro de ceremonias.

La gala se ha celebrado bajo las más estrictas medidas de seguridad con una reducción de aforo del 50 por ciento, siendo la permitida del 75%. Además, por primera vez, BMW Group ha querido hacer este concierto homenaje extensible a todos y cada uno de los españoles por lo que en los próximos días estará disponible a través de la plataforma Atresmedia Player.

Recaudación de fondos para mitigar la pandemia e investigar

Como cada año, el concierto ha sido en beneficio de la Fundación Mundo en Armonía presidida por Su Alteza Real La Princesa Irene de Grecia, también presente en el acto. Este año, los fondos recaudados recaerán en su totalidad en España y serán destinados a mitigar la pandemia a través de la ayuda social y la investigación. Por un lado, parte de los donativos serán entregados al Centro Nacional de Microbiología donde están llevando a cabo un proyecto multidisciplinar que permitirá avanzar en el conocimiento de la biología de la COVID-19. Por otro, la ayuda se destinará también a La Hermandad del Refugio de Madrid que se ocupa de ayudar al Colegio Purísima Concepción que escolariza a 300 niños de familias vulnerables.

El jurado ha estado formado por su presidente Enrique de Ybarra e Ybarra, Tomás Paredes,

presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte; Carmen Iglesias, miembro de la Real Academia Española y de la Real Academia de la Historia; y Luis María Anson, periodista y escritor, presidente de El Imparcial y Miembro de la Real Academia Española.

El resto de artistas finalistas de este año han sido: la conquense Alejandra Freymann Carbajal con “Sobre espejos iluminados (sur)”; el madrileño Alejandro Calderón Martín con “Contigo”; la madrileña Ana Barriga Oliva con “La ofrenda”; la madrileña Cristina Toledo Bravo de Laguna con “Messages from spirits”; el madrileño Diego Vallejo Pierna con “Negativo”; el madrileño Guillermo Mora con “2001 en 2020”; y el valenciano José Luis Cremades Milla con “Plain air”.

El premio BMW de Pintura recorre la evolución artística española de las últimas tres décadas en el que se ha consolidado como uno de los más prestigiosos galardones dentro de nuestro país. Desde 1986 han participado en este Galardón más de 25.000 artistas y el certamen se ha consolidado como la iniciativa privada con mayor dotación económica.

Ganadora 35º Premio BMW de Pintura

Victoria Iranzo (Utiel, Valencia). Partiendo de la metáfora del vestido como protección, siendo éste un elemento sujeto al cambio y a la necesidad de adaptación al medio, en “Rue Africaine” Victoria relaciona directamente dicho proceso de evolución con la actividad pictórica llevada a cabo dentro del estudio, dentro de un lugar sujeto a normas temporales no convencionales. Aquí el tiempo se divide en etapas, en la canalización de experiencias y el desarrollo de imágenes, la creación de maquetas y la disposición de las mismas en un tablero de juego, para finalmente establecer relaciones y asentar ideas.

Premio BMW a la Innovación

Carolina Ferrer (Valencia). Para la artista, su “Lugar de la espera”, que también da nombre a su obra, es un momento de pausa, de reflexión, de análisis… Es un momento de transformación, de cambio, de mudanza. Es un lugar dicotómico, ambivalente. Puede ser postludio y preludio a la vez. Es el lugar de la calma, de la quietud, del sosiego, pero también de la impaciencia, de la intranquilidad. El lugar de la serenidad, pero también del desasosiego, de la inquietud. El lugar del desconcierto, pero también el del anhelo ilusionante, prometedor… El lugar de la espera es el lugar de la extrañeza, pero también de la expectativa. Es un lugar indeterminado, simbólico y metafórico, es el lugar de la incertidumbre, pero también el paisaje de la posibilidad… Es también un momento crítico –si atendemos a la etimología del término griego crisis–, un momento crucial y decisivo. Es un interludio, un entreacto, un espacio de prórroga, de suspensión, un lugar fronterizo, esa línea que separa la palabra perdida y la palabra prometida de la que hablaba Derrida. Su lugar de la espera es una escenografía muda, es –a la manera beckettiana– un acto sin palabras, un silencio que grita. La obra debe su título al libro homónimo de Sònia Hernández

Premio BMW al Talento más Joven

Helena Serrano Louro (Madrid). Desde siempre me han gustado los gatos. Cuando tenía 6 años, mis abuelos Jacinta y Homero tuvieron cinco gatos, mis favoritos eran Blanca y Oreo, desde entonces me gusta dibujar gatos. Oreo se parece mucho al gato de mi dibujo, ”El baño del gato”: blanco con manchas negras, le gusta mucho dormir y jugar y lo que más me gusta de él es que se deja coger. He querido dibujar a Oreo de una forma divertida, jugando en el agua con peces de colores. La técnica que he utilizado es acuarela para poder pintar el agua transparente y que se vieran los peces.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo