Utrera lidera la pérdida de autónomos en Sevilla

Recurso. Mujer haciendo cuentas

El número de trabajadores autónomos en España ha descendido durante 2009 un -4,6%, pasando de los 3.309.590 autónomos registrados a 31 de diciembre de 2008 a los 3.157.046 el 31 de diciembre de 2009; 152.544 trabajadores autónomos por cuenta propia menos, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos – ATA. 
 
La crisis ha pasado factura a los autónomos andaluces, que han descendido en 20.387 trabajadores durante el pasado ejercicio. A pesar de ello, Andalucía (-4,1%) ha experimentado un decrecimiento  ligeramente inferior a la medida nacional (-4,6%), pasando de los 494.608 a los 474.221 el número de trabajadores en 2009.
 
La provincia de Sevilla tuvo un mejor comportamiento que la media de la comunidad durante el pasado ejercicio, con un decrecimiento en el número de autónomos del -3%, hasta alcanzar el Régimen de Autónomos, a 31 de diciembre de 2009, su número de cotizantes en 99.539, abandonando la barrera de los 100.000 autónomos con los que contaba en diciembre de 2008.
 
Utrera fue el municipio sevillano de más de 40.000 habitantes que se situó a la cabeza en el decrecimiento de autónomos de toda la provincia, con un  descenso del -6,7% con respecto a diciembre de 2008; lo que se tradujo en 160 emprendedores menos, alcanzando en diciembre de 2009 los 2.231 trabajadores autónomos. Le sigue, en cuanto a la pérdida de autónomos en 2009, Alcalá de Guadaira, localidad que vio descender el número de trabajadores por cuenta propia en 2009 un -3,1%. Por debajo de la media provincial se situaron el Dos Hermanas (-2,5%) y el propio municipio de Sevilla (-2,2), con 153 y 764 trabajadores autónomos menos, respectivamente.  
 
“Los datos ponen de manifiesto – apunta Rafael Amor, vicepresidente de ATA Andalucía – cómo es necesario hacer  un esfuerzo en estas zonas y buscar formulas para potenciar el trabajo por cuenta propia como una alternativa real y efectiva para salir del desempleo y reincorporarse al mercado laboral. Hay que tener presente que una comunidad que pierde actividad económica es una comunidad abocada a la destrucción de empleo”.
 
“Las restricciones crediticias, el encarecimiento de los préstamos, la morosidad, el descenso del consumo, con caídas de actividad superiores al 30%, y el agravamiento del aumento del paro – concluye el Vicepresidente de ATA Andalucía –  hacen que el cierre del ejercicio 2.009 sea valorado como uno de los peores años para el colectivo. Esperamos que con el esfuerzo de los autónomos  y la receptividad y buen hacer  de los políticos a nuestras demandas y necesidades nos ayuden a cambiar, en este 2010, la perspectiva”.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo
Constructivo